¿Por qué tu tablet va más lenta ?: las causas más comunes

Escrito por
Tablets

Sin duda entre los problemas comunes con las tablets, y de los más molestos, está el del ralentizamiento: hacemos repaso de las causas por las que los dispositivos móviles van lentos (más allá de las limitaciones que siempre vamos a tener con los más modestos, claro) para ayudaros a determinar cuál es la que puede estar afectando al vuestro y cuáles son vuestras opciones.

Operaciones en segundo plano

Ya hemos comentado en muchas ocasiones que ir cerrando todas las aplicaciones según las dejamos de utilizar no es realmente un hábito recomendable, porque no ahorramos batería y, si todo funciona correctamente, tampoco vamos a mejorar el rendimiento de nuestros dispositivos. La cuestión es que no todo funciona siempre correctamente y en ocasiones las operaciones en segundo plano pueden realmente saturar nuestra tablet, algo que se nota más en unos sistemas operativos que en otros, de todas maneras. En todo caso, es una de las primeras comprobaciones que tenemos que hacer y en ocasiones puede ser recomendable eliminar determinadas apps.

Capacidad de almacenamiento

Una de las causas más comunes por las que nuestros dispositivos móviles empiezan a ralentizarse es sencillamente que estamos aproximándonos demasiado al límite de su capacidad de almacenamiento, así que echar un vistazo al espacio libre que tenemos es otra de las primeras comprobaciones que tenemos que hacer, porque los problemas surgen a menudo mucho antes de que salte el aviso de que lo estamos agotando. Si esto es lo que está perjudicando el rendimiento de nuestro dispositivo, en todo caso, estamos de suerte porque es uno de los que tiene una solución más sencilla: hacer limpieza.

apple ipad 9.7

Sobrecalentamiento

El calor es uno de los peores enemigos de nuestros dispositivos móviles y algo especialmente a tener en cuenta ahora en verano, cuando la temperatura ambiente sube y el riesgo de que nos los olvidemos expuestos a pleno sol es tan alto: no sólo es malo para mantenerlos en buen estado de salud sino que va a afectar de manera inmediata a su rendimiento, pudiendo hacer en ocasiones que directamente se apaguen. Y ojo, porque a menudo cuando estamos de vacaciones le ponemos una funda a nuestra tablet, y hacemos bien, pero este es otro factor que puede influir. Igualmente hay que tener en cuenta que la carga (sobre todo las cargas rápidas) hace que se calienten también.

Actualizaciones

El tener el software al día puede afectar de dos maneras a la velocidad de nuestros dispositivos: una positiva y otra negativa. Por un lado, y sobre todo cuando hablamos de tablets más o menos recientes, nos va a interesar instalar siempre todas las actualizaciones disponibles, porque suelen incluir mejoras de rendimiento. Y no sólo conviene actualizar el sistema operativo, sino también las aplicaciones, porque a veces los problemas vienen de los fallos de alguna de ellas. Por otro lado, cuando estamos ante tablets con unos cuantos años de vida, es cierto que actualizar a las últimas versiones (cuando las tenemos disponibles, lo que rara vez sucede en Android) pueden hacernos más daño que otra cosa, porque a menudo son demasiado pesadas para su hardware (parece que al menos el rendimiento con iOS 12 sí que mejora incluso en los iPad antiguos, eso sí).

tablets más caras surface convertible

Degradación de los componentes

Desafortunadamente, una causa muy común por la que nuestras tablets empiezan a ir más lentas es, sencillamente, el paso del tiempo, y no nos referimos sólo a que los procesadores se van quedando obsoletos, sino a que hay otros componentes que se van a degradar inevitablemente y que afectan notable al rendimiento general del dispositivo, como es el caso de la batería y de la memoria RAM. Teniendo en cuenta que los ciclos de vida de las tablets son bastante más largos que los de los de los smartphones, es normal que nos acabemos encontrando en esta situación y, aunque siempre hay trucos de los que echar mano, al final lo que hay que hacer es empezar a pensar en renovar.

Qué podemos hacer

Según el resultado que nos hayan dado las distintas comprobaciones que hay que hacer y según cuál hayamos detectado que es el problema, solucionarlo puede ser bastante sencillo. Ya hemos dicho que a veces podemos conseguir una mejoría bastante notable simplemente haciendo un poco de limpieza incluso. En otros casos el proceso puede ser algo más complejo (detectar una app que está fallando, por ejemplo) y en otros todo lo más que podemos hacer es echar mano de algunos trucos a modo de parche (cuando realmente el problema es que nuestra tablet no da ya mucho más de sí). Para ver exactamente qué es lo que podemos hacer en cada caso, tenemos guías a vuestra disposición específicas para cada sistema operativo:

Compártelo. ¡Gracias!