Surface Go vs Surface Pro: comparativa

Escrito por
Comparativas

Hay que empezar esta comparativa dejando claro que realmente estamos ante dispositivos que juegan en dos ligas diferentes, de modo que está lejos de ser un duelo justo. Sigue siendo interesante, sin embargo, echar un vistazo a las características de cada una de las tablets de Microsoft para valorar hasta qué punto nos puede merecer o no la pena la inversión extra: Surface Go vs Surface Pro.

Diseño

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, esperábamos que la Surface Go fuera un concepto de tablet un poco diferente, pero finalmente se ha comprobado que sí que sigue siendo, como lo fue en su momento la Surface 3, una Surface Pro en pequeño: las dos tienen las líneas más clásicas que suelen predominar entre los 2 en 1 y dejan claro que están diseñadas pensando en que sean utilizadas sobre todo con el teclado, aunque tengamos la opción de hacerlo sin él. Hay una diferencia interesante a tener en cuenta, no obstante, que son los puertos que nos ofrece cada una, porque con la Surface Go tenemos sólo un USB tipo C y con la Surface Pro sólo dos USB convencionales.

Dimensiones

Aunque el diseño sea tan similar, sí que es cierto que la Surface Go se va a prestar más a ser utilizada sin teclado, sosteniéndola en las manos como solemos hacer con un iPad o una tablet Android, simplemente porque es mucho más manejable (24,5 x 17,5 cm frente a 29,2 x 20,1 cm) y ligera (522 gramos frente a 768 gramos). Es curioso, sin embargo, que si nos fijamos en el grosor la más pequeña lleva algo de ventaja, pero es prácticamente inapreciable (8,3 mm frente a 8,5 mm).

mejores tablets de 12 pulgadas de 2017

Pantalla

Evidentemente, la diferencia más notable a tener en cuenta en el apartado de pantalla es el tamaño (10 pulgadas frente a 12.3 pulgadas), pero no es la única, porque hay que tener en cuenta que Microsoft ha tenido que hacer algunos sacrificios también en resolución para bajar el precio (1800 x 1200 frente a 2736 x 1824). Al ser la pantalla de la Surface Go más pequeña, no obstante, su densidad de píxeles no disminuye demasiado (216 PPI frente a 267 PPI). Lo que sí tienen en común es la relación de aspecto 3:2, aunque es algo que ya se deducía de la semejanza que hay entre ambas en diseño.

Rendimiento

Junto con la del tamaño de la pantalla la diferencia entre los procesadores que montan una y otra va a ser una de las claves a la hora de elegir, porque la ventaja que lleva la Surface Pro, incluso con su modelo más económico, es importante: mientras que la Surface Go llega con un Intel Pentium Gold 4415Y, con ella podemos elegir desde un Intel Core m3 a un Intel Core i7. En memoria RAM, sin embargo, la diferencia no es tan grande: en las configuraciones más básicas vamos a encontrarnos igualmente con 4 GB, y con las dos tenemos la posibilidad de llegar hasta 8 GB. No hay ningún modelo con 16 GB para la tablet de 10 pulgadas, no obstante, pero tampoco tendría mucho sentido hacer esa inversión extra sin la posibilidad de acompañarla con un procesador de nivel.

Capacidad de almacenamiento

No es una diferencia tan grande como la de rendimiento, pero hay que tener en cuenta también que, aunque habrá modelos de 128 GB y 256 GB, lo que encontramos en las configuraciones más asequibles de la Surface Pro, la Surface Go llega en su modelo estándar con sólo 64 GB de memoria interna. Por supuesto, tenemos la opción de usar tarjeta micro-SD y es cierto que es lo habitual en las tablets Windows de gama media, pero no deja de ser algo limitado. Con su hermana mayor, por otro lado, podemos optar hasta por 1 TB.

Cámaras

Decíamos ayer que nos había sorprendido que Microsoft no hubiera sacrificado más en el apartado de cámaras para bajar el precio de la Surface Go que, de hecho, empata aquí con la Surface Pro, con 8 MP para la principal y 5 MP para la frontal. Es cierto, eso sí, que probablemente tenga más sentido tener cámaras de cierto nivel en una tablet de 10 pulgadas que en una de más de 12 pulgadas.

Autonomía

En el apartado de autonomía lo único que tenemos por el momento son las propias estimaciones de Microsoft, que ya sabéis que son siempre una referencia menos interesante que las de los tests independientes, pero en este caso puede que sean de cierta utilidad, ya que al menos tienen la misma fuente y suponemos que se habrán seguido criterios semejantes. Según éstas, la victoria sería clara para la Surface Pro, con más de 13 horas de autonomía, frente a las 9 horas que le atribuyen a la Surface Go.

Surface Go vs Surface Pro: balance final de la comparativa y precio

Como hemos dicho, hay dos diferencias clave y muy evidentes a la hora de elegir entre ambas y son el tamaño y el procesador, aunque hay unos cuantos detalles más que muestran la superioridad de la Surface Pro, como es la resolución de la pantalla o la autonomía. Por lo que respecta a la memoria RAM y a la capacidad de almacenamiento, salvo para los más exigentes, será una cuestión simplemente de elegir la configuración que más nos convenga, ya que la Surface Go cubre los rangos básicos.

La cuestión es que si apostamos por modelos de la Surface Go con más RAM o capacidad de almacenamiento, el precio se empieza a acercar bastante al de la Surface Pro, por una tablet bastante más pequeña y menos potente: el modelo con 128 GB de memoria interna nos cuesta ya 600 euros, mientras que la otra se vende a partir de 950 euros y hay que tener presente que en el último año nos hemos encontrado con muchas ofertas que nos la han dejado por entre 800 y 900 euros, a veces hasta con el teclado incluido. Si para nuestras necesidades el modelo base es suficiente, no obstante, la diferencia es notable, ya que nos costaría menos de la mitad (450 euros).

Compártelo. ¡Gracias!