Surface Go vs iPad Pro 10.5: comparativa

Escrito por
Comparativas

Aunque está bastante claro que la nueva tablet de Microsoft tiene como objetivo más competir con el iPad 2018 en la gama media, realmente la tablet en la que Apple confía más para competir con las tablets Windows es la Pro, que se queda a caballo entre esta y la Surface Pro y que para muchos puede que la opción más equilibrada. Analizamos esta posibilidad con esta comparativa: Surface Go vs iPad Pro 10.5.

Diseño

Si la Surface Go resulta algo tosca comparada con la mayoría de las tablets de gama media-alta por el grosor de sus marcos, el contraste, evidentemente, es aún mucho más notable cuando la enfrentamos con el iPad Pro 10.5, que se distingue precisamente por unas líneas especialmente estilizadas y es algo que se agradece si lo sostenemos en las manos. No es la única ventaja que tiene, sino que hay poner a su favor también el contar con Touch ID y no sólo con dos altavoces estéreo, sino con cuatro de ellos, para una gran experiencia multimedia. Gracias al smart connector el  uso de teclado es también muy cómodo, aunque aún vamos a notar algunas lagunas comparado con el Touch Cover de las tablets de Microsoft. La mayoría preferirán también disponer de un puerto USB tipo-C en lugar de depender del lightning.

Dimensiones

La diferencia de grosor de los marcos que hemos destacado que existe se refleja, lógicamente, en el apartado de dimensiones, donde vemos que es cierto que la Surface Go se planta como un dispositivo más compacto (24,5 x 17,5 cm frente a 25,06 x 17,41 cm) pero la diferencia se hace bastante pequeña cuando pensamos que la pantalla del iPad Pro 10.5 es media pulgada más grande. Lo que más vamos a agradecer, no obstante, es seguramente su menor peso (522 gramos frente a 469 gramos) y también es notable la diferencia de grosor (8,3 mm frente a 6,1 mm).

Pantalla

Como acabamos de señalar, la pantalla del iPad Pro 10.5 es media pulgada más grande (10 pulgadas frente 10.5 pulgadas), pero no es lo único que hay que tener en cuenta, ya que también tiene una mayor resolución (1800 x 1200 frente a 2224 x 1668) y no hay que olvidar que tiene una característica única incluso entre las tablets de gama alta que es una tasa de refresco de 120 Hz. Es importante no perder de vista que tampoco usan la misma relación de aspecto, ya que en la Surface Go tenemos la intermedia 3:2, mientras que en su rival estamos en uno de los extremos con la más cuadrada 4:3, optimizada para la lectura.

Rendimiento

Es difícil negar que iOS está en algunos aspecto y para determinadas tareas más limitado que Windows, pero hay que reconocer igualmente que nos sorprendería que la Surface Go mostrara la misma agilidad que el iPad Pro 10.5, precisamente por la ligereza de su sistema operativo y porque con su A10X y sus 4 GB de memoria RAM ha demostrado ya en benchmarks que es capaz de igualar a tablets Windows con procesadores Intel Core i3 e incluso superiores, mientras que éste llega con un Intel Pentium Gold 4415Y de dos núcleos con frecuencia 1,6 GHz y 4 GB de memoria RAM. Para salir de dudas, de todos modos, lo mejor será verlas frente a frente en pruebas de uso real.

Capacidad de almacenamiento

El iPad Pro 10.5 llega con un mínimo de 64 GB de memoria interna, que para un iPad es una cifra más que respetable, pero sí que es cierto que tiene el inconveniente de que no cuenta con ranura para tarjeta micro-SD, mientras que los mismos 64 GB de la Surface Go  pueden quedársenos cortos en una tablet Windows relativamente pronto, pero sí que vamos a tener con ella la opción de tirar de almacenamiento externo.

ipad pro 10.5 teclado

Cámaras

Teniendo en cuenta que en el iPad Pro 10.5 tenemos las cámaras del iPhone 7 (12 y 7 MP, estabilizador óptico de imagen, flash quad LED…) pocas tablets pueden competir con ella en este apartado, pero es cierto que para la mayoría de los usuarios, las cámaras de 8 y 5 MP, respectivamente, de la Surface Go van a ser más que suficientes, por lo que nos encontramos con una victoria muy clara, pero en última instancia, no demasiado relevante.

Autonomía

La autonomía es otra de las grandes virtudes del iPad Pro 10.5, pero no podemos decir nada todavía realmente sobre la Surface Go, ya que de momento el único dato que tenemos en este apartado son las estimaciones de Microsoft (es cierto que la capacidad de la batería tampoco ayuda mucho cuando estamos ante tablets con características tan distintas como estas, por otro lado). Habrá que esperar a tener datos comparables de tests independientes.

Surface Go vs iPad Pro 10.5: balance final de la comparativa y precio

La principal baza que puede tener la Surface Go en este duelo es, en primer lugar, lo que dependamos nosotros de Windows para trabajar, y en segundo lugar y en menor medida, porque el iPad Pro 10.5 cumple bastante bien en este sentido, lo que dependamos del teclado. La tablet de Apple es, para prácticamente cualquier otra cosa, una opción superior, y no sólo hablamos aquí de la pantalla, el audio o las cámaras, sino incluso en rendimiento siempre que las apps de iOS cubran nuestras necesidades (juegos, edición de vídeo…).

Hay que decir, eso sí, que la diferencia de precio es bastante importante, porque podemos comprar el iPad Pro 10.5 ya por unos 650 euros en Amazon, pero siguen siendo unos 200 euros más que lo que nos va a costar la Surface Go (450 euros). Realmente, lo que interesa es tenerlo en cuenta como opción intermedia, si sentimos que ésta se nos queda corta en algún apartado, pero no podemos llegar a los precios de la Surface Pro. La cosa puede cambiar, en todo caso, cuando llegue el iPad Pro 2018 y este modelo baje aún más de precio.

Compártelo. ¡Gracias!