6 tablets que quisieron ser originales y murieron sin éxito

Escrito por
Tablets

El mundo de los tablets se podría resumir en una simple lista de características que definirían a la mayoría de modelos del mercado. Pero entre la extensa jungla de las pulgadas, las resoluciones y la conectividad, existieron algunos modelos que quisieron dar un soplo de aire fresco entre la monotonía tablet. Lamentablemente, no lo consiguieron. ¿Cómo sería tu tablet perfecto?

Sony Xperia Tablet P

Sony Xperia Tablet P

Sony es un fabricante que suele diferenciarse en el plano estético. Es cierto que en su rama de smartphones se han llevado estancados bastante tiempo con un mismo diseño, pero esta monotonía visual se deba posiblemente a uno de sus mayores fracasos en el mercado de los tablets: el Xperia Tablet P.

Como seguro recordarás, este modelo presentado en el 2012 se caracterizaba por incluir dos pantallas en un chasis plegable a modo de Nintendo DS. Plásticos brillantes al estilo PlayStation dejaban ver su perfil jugón, trágicamente limitado por una librería escasa de títulos en la PlayStation Store. La separación física entre ambas pantalla rompía la magia de su transformismo, que sumado a su elevado precio, asustaba al consumidor más entusiasmado del momento.

Acer Iconia 6120

Acer Iconia 6120

En un intento por ofrecer lo más de lo más sin repetir ideas, Acer se sacó de la manga el Iconia 6120, un convertible de doble pantalla cuya idea era demasiado grande para desarrollar en un producto comercial. Al menos esa fue la sensación que tuvimos con el producto, y no por hardware, que lucía francamente bien, sino por la manera en la que el fabricante dio vida a sus ideas. El problema estaba en el software, una interfaz personalizada que corría sobre Windows 7 y que hacía aguas en la manera en la que el usuario interactuaba con ella, especialmente en el modo táctil el sistema operativo de Windows no estaba pensado para ello).

Aptitudes no le faltaban, ya que contaba con un potente procesador Core i5 y doble pantalla de 14 pulgadas, pero sus dos horas de batería y su extremado peso hacían sufrir a cualquiera.

Sony Xperia Tablet S

Sony Xperia Tablet S

Otro de los fallidos de Sony fue el Xperia Tablet S, que curiosamente fue pareja del Tablet P. Para desgracia de Sony, ambos modelos se presentaron al mismo tiempo, por lo que el batacazo fue aún peor. En este caso, el Tablet S proponía un diseño similar al de una revista plegada, algo que se nos antojaba cómodo e incluso natural, pero que más tarde pudimos comprobar que no era suficiente para llevarlo al éxito.

Por alguna extraña razón, Sony incluyó un panel de escasa resolución (comparado al de la competencia), y para colmo el precio del producto se acercaba más al de un modelo conceptual de limitadas unidades que al de un producto comercial. El software, al igual que en el Tablet P, tampoco ayudaba, así que los usuarios decidieron pasar la página de esta bonita revista digital.

ZTE SPro Plus

ZTE Spro Plus

Hace un par de años ZTE nos sorprendió con un producto que resultaba de mezclar otros dos: tablet y proyector. Así nacía el ZTE Spro Plus, un producto que buscaba contentar a aquellos usuarios ansiosos de montar un cine en casa en segundos sin importar el momento ni el lugar. La idea quedó ahí, ya que el fabricante no llegó a lanzarlo en las tiendas, y aunque no hay razones oficiales (sí presentaron una segunda versión con menos alma de tablet), se nos ocurren algunas que podrían haber interferido en la decisión.

Físicamente el dispositivo no se reconocía como un tablet, ya que era bastante grueso, aunque no necesariamente muy pesado. Las posibilidades de Android con un proyector integrado eran bastante grandes, pero la calidad de los componentes y la falta de confianza en la idea podrían haber pesado en la decisión de la compañía.

Blackberry Playbook

Blackberry Playbook

El estreno de Blackberry en el mundo de los tablets no fue para tirar cohetes. La marca trajo al mundo un dispositivo fácilmente reconocible por su diseño sobrio y una interfaz inconfundible, unas características que terminaron siendo los problemas que llevaron la tablet a lo más profundo del cajón. El sistema operativo de la Blackberry Playbook escaseaba en todos los aspectos, y para colmo, la tienda de aplicaciones no tenía soluciones de ningún tipo (ni siquera de los servicios más usados en internet como Twitter, Instagram, etc).

Acer Predator 8

Acer Predator 8

Potencia a raudales y un diseño al más puro estilo gamer. La Acer Predator 8 fue un representante más de la gama Predator de Acer, la primera en formato tablet. Al igual que los equipos de sobremesa, este tablet se caracterizaba por ofrecer una lista de especificaciones completísima, con un procesador Intel Atom x7, 2 GB de RAM, un panel de 8 pulgadas con resolución de 1.900 x 1.200 píxeles y batería de 4.420 mAh, pero llegar a un mercado con una versión de Android “anticuada” no suele gustar a los usuarios, mucho menos cuando tienes una opción similar llamada NVIDIA Shield.

Compártelo. ¡Gracias!