Cómo formatear un tablet Android sin morir en el intento

Escrito por
Android

Si el rendimiento de tu tablet ha ido disminuyendo con el paso del tiempo, puede que una limpieza a fondo le venga de perlas para volver a recuperar toda su energía. Es un proceso muy sencillo, pero tendrás que tener en cuenta una serie de aspectos para que todo marche correctamente y no pierdas ninguno de tus datos personales. En la siguiente guía te vamos a mostrar cómo formatear tu tablet Android al mismo tiempo que recomendaremos algunas prácticas a tener en cuenta para mantener todos nuestros datos a buen recaudo.

Salvar todos los datos del tablet

Formatear tablet Xiaomi

Es muy importante que a la hora de formatear un dispositivo tengamos la certeza de que hemos salvado todos los datos personales y documentos que nos puedan hacer falta más adelante, ya que el proceso de reiniciar con los valores de fábrica arrasará con toda la memoria del dispositivo y no podremos recuperar nada. Normalmente los datos a salvar pasan por los contactos, las descargas, las fotos y el correo electrónico, aunque siempre deberás de hacer un repaso mental sobre qué aplicaciones y qué opciones son imprescindibles en tu día a día.

Bendita nube

La clave de realizar un formateo sin riesgos y sin preocupaciones está en la nube. Si a día de hoy no usas servicios basados en la nube deberías de ir probando algunos, ya que no tendrás ningún tipo de preocupación a la hora de perder el dispositivo, sufrir una avería o realizar una restauración del sistema.

La opción práctica y fácil está en la copia de seguridad que ofrece Android, un backup que se guarda en tu cuenta de Google Drive y que podrá ser restaurada en ese u otro dispositivo. Así podrás llevar contigo el correo, el calendario, los ajustes de las aplicaciones, todas las aplicaciones instaladas y todos los ajustes personalizados que has realizado en el dispositivo. Para activarla sólo tendrás que ir a la sección Copia seguridad dentro de Ajustes del sistema. Es la opción más fácil y rápida, aunque también puedes ir paso por paso para controlar todo.

  • El correo electrónico: Lo más normal es que estés usando un servicio de correo basado en la nube con configuración IMAP (como hace Google con Gmail, por ejemplo), pero si a estas alturas todavía tienes una cuenta que no deja copia en el servidor, será mejor que vayas activando esta opción para no perderlos de vista. El caso más común es que en un tablet con Android estés usando una cuenta de Google, así que comprueba que la sincronización esté activada y todo estará controlado. Ve a Ajustes, Cuentas, y revisa que tu cuenta de Gmail esté sincronizada.

 

  • Los contactos: La lista de contactos es más propia de un teléfono, pero si también la tienes en tu tablet, recuerda guardarla antes de formatear. Puedes exportar todos los contactos desde el menú Contactos y guardarlos en la tarjeta microSD, aunque una vez más podrías sincronizarlos con tu cuenta de Google y mantener una copia actualizada en la nube. Así, cuando reinicies el dispositivo, podrás recuperar todos los contactos inmediatamente. Al igual que con el correo, deberás de entrar en Ajustes, Cuentas, para configurar la sincronización.

 

  • Las fotos: El método más directo pasa por copiar todas las fotos a la tarjeta microSD o conectar el tablet a un ordenador y salvar la carpeta DCIM, que es la carpeta donde se almacenan todas las fotos realizadas por la cámara (no olvides revisar el resto de carpetas). Pero una vez más la nube tiene una solución magnífica, y en esta ocasión nos gusta utilizar la aplicación Google Fotos. El gestor de fotos de google suele llegar instalado en las últimas versiones de Android, pero si no es tu caso, siempre podrás descargarlo de la Play Store. El servicio te ofrece almacenamiento ilimitado de fotos siempre y cuando aceptes no subirlas a más de 16 megapíxeles y confíes en su algoritmo de compresión, un método que reducirá el tamaño de la foto sin afectar a la calidad de la misma de manera apreciable. Si das el permiso necesario, Google Fotos se encargará de hacer una copia en la nube con tu cuenta de Google de todas tus fotos (pudiendo también seleccionar las carpetas de imágenes de otras aplicaciones instaladas). De esta forma, para recuperar tus imágenes sólo tendrás que volver a instalar Google Fotos.

 

  • Descargas, música y archivos varios: Para todo lo demás tendrás que revisar manualmente. No somos muy fan de instalar aplicaciones de terceros para realizar copias de seguridad, ya que al final guardarás más archivos de los necesarios. Céntrate en lo esencial y revisa las carpetas desde el propio explorador de archivos que tengas instalado en tu tablet. Desde ahí, copia los archivos que te interesen a la microSD, o sálvalos temporalmente a una nueva carpeta que posteriormente vayas a extraer conectando el tablet al PC.

Borrar todos los datos de la tablet

Es la hora de pulsar el botón. No hay marcha atrás. Si ya has repasado todas tus pertenencias personales y estás listo para empezar desde cero, es hora de que pulses el botón de restaurar el dispositivo. Este comando se encuentra normalmente en Ajustes, Sistema, Opciones de recuperación. El menú dependerá de cada fabricante, pero siempre estará relacionado con el concepto “restaurar con los valores de fábrica”. Recuerda no seleccionar la opción “formatear tarjeta microSD” ya que perderemos todos los datos que tengamos ahí almacenados.

Como habrás podido comprobar, formatear un tablet es peligrosamente sencillo, y lo único que dificulta el proceso es el poder mantener la tranquilidad de que no has perdido nada importante. El truco está en confiar en los servicios en la nube, ya que facilitan todo el proceso y nos ayuda a despreocuparnos sobre sí nuestros datos están seguros o no en el tablet. Lo de confiar en la compañía que guarda nuestros datos en la nube mejor lo hablamos otro día.

Compártelo. ¡Gracias!