La Unión Europea sigue obsesionada con el cargador universal

Escrito por
iPad

La Unión Europea está empeñada en facilitar la vida de los usuarios (y bien que hace), así que en 2009 consiguió que 14 grandes compañías entre las que se encontraban Apple, Samsung, Huawei y Nokia, firmaran un acuerdo con el que se comprometían a diseñar sus cargadores hacia una estandarización que permitieran dar vida al cargador universal. Dicho memorándum de entendimiento finalizó en 2012, y sólo algunos fabricantes se ofrecieron voluntarios para renovar su compromiso, algo que no gustó para nada a la Unión Europea, especialmente a Margrethe Vestager, comisaria de la Competencia.

El cargador común no quiere adaptadores

El mercado en general ha optado por utilizar el USB-C como el conector estándar para cargar los dispositivos, sin embargo, todavía existen muchos en el mercado que siguen utilizando micro USB como opción de conexión, por no hablar de Apple, que se desmarcó con su propio diseño: Lightning. Una de las soluciones que propuso Apple para evitar problemas con la UE fue la de ofrecer un adaptador (que se vende por separado), pero parece que no ha sido suficiente para calmar la obsesión de la UE.

En breve conoceremos las nuevas medidas

Conectores USB
Foto de MiNe/Flickr

La Comisión ha decidido iniciar una investigación para conocer el impacto que producen sobre los costos y beneficios de tener diferentes opciones en el mercado. Dada la negatividad de las empresas por participar en el proceso de voluntariado, la Comisión Europea decidirá si impone o no las condiciones según los resultados del estudio.

Si los resultados son negativos, la Unión Europea se verá obligada a imponer un nuevo diseño que nos llevará al definitivo cargador universal, algo que inevitablemente obligará a Apple a deshacerse de su famoso Lightning para adoptar el nuevo conector común. Todo sea para evitar multas, que de eso seguro que saben ya suficiente.

 

Foto de portada: Laineema/Flickr
Compártelo. ¡Gracias!