Samsung Galaxy Note 9 vs Note 8: ¿qué ha cambiado?

Escrito por
Samsung

El nuevo Galaxy Note 9 por fin ha hecho acto de presencia de manera oficial entre nosotros, por lo que toca el turno de echar la vista un poco atrás y revisar qué ha cambiado, a nivel técnico, respecto a su antecesor, el Galaxy Note 8. ¿Te interesa conocer sus principales diferencias? Pues continúa leyendo.

Pantalla

El Galaxy Note 8 apostaba por una pantalla de 6,4 pulgadas de tipo Super AMOLED mientras que su hermano mayor, el Note 9, ha decidido mantener la misma naturaleza pero estirándose hasta las 6,4 pulgadas -se trata, como ya te hemos contado, de la más grande que ha llevado un Note hasta ahora.

Galaxy Note 9 y su pantalla

La resolución sigue siendo la misma (2960 x 1440 píxeles) por lo que la densidad del panel cae ligeramente de los 521 ppp a los 516 píxeles por pulgada. Corning Gorilla Glass 5 vuelve a ser de nuevo el encargado de proteger el frontal del smartphone al igual que en la edición del año pasado.

Dimensiones

Dado que la pantalla del Galaxy Note 9 es algo más grande, eso también se traduce en un cambio de medidas aunque no creas que siempre a favor de su antecesor. Y es que el nuevo galáctico de Samsung es más bajito que el Note 8 con 161,9 mm frente a los 162,5 mm que medía antes. Es, eso sí, algo más ancho, con 76,4 mm frente a los 74,8 mm del Note 8 y un poco más gordito (8,8 milímetros frente a 8,6 milímetros). En cuanto al peso, ahora marca en la báscula 201 gramos frente a los 195 gramos del Note 8.

Diseño

Ya habrás visto en las imágenes que se mantiene un diseño muy continuista en el que hay pocas sorpresas estéticas. Se ha empleado ahora un nuevo corte de diamante del cristal de la pantalla y del marco de metal para conseguir que se note menos y conferir al mismo tiempo mayor sensación de unificación y comodidad en la mano.

Galaxy Note 9 junto a S-Pen

Procesador y rendimeinto

El Note 8 venía con un corazón Samsung Exynos 8895 (10 nm, 64 bits) junto a 6 GB de RAM mientras que el Note 9 apuesta ya por el Exynos 9810 (10 nm, 64 bits), también de ocho núcleos, que podrás combinar con 6 u 8 GB de RAM.

El almacenamiento salta desde los 64 GB ofertados el año pasado a 128 o 256 GB (egún configuración), pudiendo ampliar con tarjetas microSD (de hasta 512 GB ahora).

El Galaxy Note 9 viene además dotado de un nuevo sistema de refrigeración clave para el rendimiento del equipo. Se trata del “Water Carbon Cooling System”, una solución de refrigeración líquida con disipador térmico tres veces más grande que en anteriores generaciones.

Cámaras

El Galaxy Note 9 viene con dos cámaras traseras de 12 (wide angle) y 12 megapíxeles (teleobjetivo) cada una, de forma que se mantiene la misma resolución, aunque la primera disfruta ahora de mayor luminosidad (su apertura es f/1.5 frente al f/1.7 del Note 8). El vídeo sigue ofreciendo grabación en 4K con hasta 60 fps. En cuanto a la frontal, volvemos también a encontrarnos con un sensor de 8 MP con una apertura f/1.7.

Cámaras de los nuevos galaxy Note 9

Como curiosidad estética, cabe señalar también que el módulo de los sensores deja se ser siempre negro y pasa a adoptar el color de la carcasa del teléfono -en la imagen superior puedes apreciar este detalle.

Batería

Aquí nos encontramos un salto notable a favor de la nueva generación. Mientras el Note 8 contaba con un módulo de 3.300 mAh, Samsun ha decidido apretar las tuercas añadiendo al Note 9 uno de 4.000 mAh -halamos de un 21% más. Ni qué decir tiene que la carga rápida está presente así como la carga inalámbrica. El Galaxy Note 9 puede disfrutar además de la combinación de ambas, es decir carga rápida inalámbrica.

Sensor de huellas

Sensor de huellas en Galaxy Note 9

Aquí tenemos otro movimiento importante. El lector de huellas que estaba al lado de la cámara, pasa a situarse debajo. Este cambio responde a una queja generalizada de los usuarios y Samsung por fin ha respondido reubicándolo a una posición más cómoda.

S-Pen y DeX

El S-Pen es sin duda el elemento más característico de la familia Note y el más especial. Como novedad este año, está la particularidad de ofrecerse en un color diferente al del dispositivo (solo ocurre con el Note 9 en versión azul, donde el stylus es amarillo). Incluye, cómo no, nuevas funciones de interacción con el teléfono para que sea más inteligente y ejecute más tareas aunque sigue manteniendo los 4096 niveles de presión presentes en el Note 8.

S-Pen del Galaxy Note 9

En cuanto a DeX, el Note 9 es también compatible con este sistema de Samsung, aportando como novedad principal el hecho de que no necesita el propio accesorio DeX (aunque es compatible con él) para conectarse a una pantalla a través de un HDMI.

Compártelo. ¡Gracias!