Algunos Pixel 2 XL podrían necesitar reemplazos de hardware

Escrito por
Phablet

Es cierto que todos tenemos ya la cabeza en el Pixel 3 XL (y las numerosas filtraciones que lo rodean), pero el Pixel 2 XL sigue más vivo que nunca tras 10 meses desde su lanzamiento. Bueno, eso de “vivo” quizás sea algo relativo ya que parece ser que algunos usuarios están sufriendo ciertos problemas con sus unidades que podrían requerir incluso reemplazo de hardware.

Todo arranca tras la publicación de un vídeo por parte de Artem Russakovskii, conocido periodista especializado en Android que mostró en su cuenta de Twitter cómo su Pixel 2 XL había empezar a ralentizarse en exceso, incluso con versiones más ligeras del sistema. Russakovskii se quejaba que llevaba tiempo sufriendo algunos lags y que si seguía con el terminal era únicamente por la cámara. Puedes ver uno de los vídeos que grabó para demostrar lo desesperante del asunto en la cadena de tweet si que tienes a continuación:

 

Dada su visibilidad, la propia Google no tardó en contactar con el periodista para interesarse por su caso. Le cedió un terminal de reemplazo y le prometió que revisaría el equipo para encontrar el origen del problema. Dicho y hecho, un ingeniero de Google Android y un encargado de prensa de la firma se encargaron de revisar el teléfono en presencia de Russakovskii, “durante unas 2 horas”, mostrándose muy sorprendidos por la problemática del teléfono.

Stephen Hall, editor de 9to5Google, también ha estado metido en el ajo. Según contaba en su cuenta de Twitter, un informante anónimo le ha asegurado que Google estaba barajando tres posibles causas para este escandaloso lag, una de las cuales requeríria como solución el “reemplazo de hardware”, aunque no se han dado más detalles al respecto.

No es la primera vez

A pesar de ser un smartphone tremendamente popular -su cámara es sin duda de las mejores del mercado actual- el teléfono no se ha librado de problemas desde el principio. Al poco de salir fueron muy sonados los fallos de su pantalla, que tuvieron que ser solventados con parches mediante actualizaciones de software por parte de Google.

Su hermano Pixel 2 tampoco ha estado exento de problemas, aunque en este caso estaban relacionados con la batería y las altas temperaturas que llegaba a alcanzar el dispositivo.

Habrá que ver si Google decide finalmente comenzar algún programa de reemplazo y sobre todo… si el Pixel 3 no le da tantos dolores de cabeza.

Fuente > Slashgear

Compártelo. ¡Gracias!