El despiece del Galaxy Note 9 nos recuerda el precio de la elegancia

Escrito por
Phablet

En los laboratorios de iFixit no hay dispositivo que se escape, y el último en pasar por el examen de los cirujanos del destornillador ha sido el Galaxy Note 9. El teléfono más importante del catálogo de Samsung a día de hoy ha tenido que sufrir el clásico despiece, o lo que es peor, la puntuación final del proceso. ¿Cómo de fácil es desmontar un Galaxy Note 9?

Como seguro que te estarás imaginando ya, la cosa no es nada sencilla, y culpa de ello la tiene el diseño tan minimalista y preciso que nos ofrece. La mayoría de terminales del mercado ofrecen cuerpos muy compactos con materiales casi fusionados con el chasis, y esto al final se traduce en problemas a la hora de acceder al interior.

 

Un diseño irreparable

Espalda del Note 9

Que el Galaxy Note 9 tenga una tapa trasera de vidrio casi fusionada con el chasis de aluminio, es bonito para la vista, pero no para el bolsillo. Cualquier tipo de reparación supone un problema para el usuario, ya sea por rotura del cristal o por intento de sustituir un componente interno. Esto no es nada nuevo, ya que lo hemos visto en muchísimos terminales más del mercado, pero es algo que todavía muchos usuarios deben de entender.

Un despiece sólo para manitas

Tal y como explican en iFixit, para acceder al interior del dispositivo habrá que aplicar calor, usar las herramientas adecuadas y rezar para que ni el cristal trasero ni la pantalla quiebren a la hora de despegarlos del cuerpo. A día de hoy no existe ninguna otra solución para sujetar los componentes que no sea el pegamento de los adhesivos utilizados. Es una solución perfecta para mantener todos los componentes móviles en su sitio y, además, para sellar las aperturas del dispositivo, ayudando así a mantener la estanqueidad.

No todo son malas noticias

Galaxy Note 9 despiece

Dejando a un lado lo difícil de llegar hasta el interior, si contamos con ayuda profesional, al menos sabremos que cambiar el conector de carga será fácil y económico. Los puertos de carga suelen ser uno de los componentes que más acaban fallando a lo largo de la vida de un terminal, así que una simple sustitución solucionará todos los problemas.

La buena noticia es que en el caso del Galaxy Note 9 el conector USB-C llega como una pieza independiente que podrás ser sustituida fácilmente sin necesidad de tener que adquirir una placa de mayor coste.

Una nota esperada

Que iFixit califique la reparabilidad del Note 9 en un 4 sobre 10 no es algo que nos deba de sorprender a día de hoy. Cualquier teléfono de gama alta de los actuales ronda las mismas cifras por el simple hecho de ofrecer una tecnología de diseño minimalista, perfeccionista y especial. Y ese es el precio que nos toca pagar a día de hoy.

Fuente > iFixit

Compártelo. ¡Gracias!