Acer Iconia B1

valoracion Iconia b1 Esta tableta de Acer fue presentada durante el pasado CES de Las Vegas y aspira a ser un rival para el Nexus 7, ofreciendo un precio significativamente menor al de la tableta de Google fabricada por Asus. Lo cierto es que la diferencia de prestaciones es bastante evidente, sobre todo en los materiales y el hardware pero, aún así, este equipo puede satisfacer a un usuario que sólo pida una tablet barata con la que poder hacer de todo.

La Iconia B1 llegó al mercado, curiosamente, junto con la otra tableta de características y filosofía similar, la Asus MeMo Pad, ambos representan un nuevo tipo de dispositivo. Se trata de ofrecer una gama de entrada, pero con el valor añadido de ser parte del catálogo de una marca importante, para así resultar una opción más fiable para el consumidor que la mayoría de tabletas low cost. En este sentido Acer lo ha hecho bien, y desde nuestro punto de vista su propuesta le lleva cierta ventaja a la MeMo Pad de Asus, ofreciéndose por un precio más competitivo.

Iconia B1 Unboxing

Su punto fuerte, dejando a un lado lo evidente, es el sistema operativo, y es que la Iconia B1 nos da acceso a Jelly Bean, con lo que podremos hacer funcionar casi cualquier aplicación de cuantas hay en Google Play. Como decimos, aunque el rendimiento se vea un poco limitado a veces, el equipo nos ofrece una experiencia Android bastante pura y eso es de agradecer.

Vamos por partes.

Aspecto exterior

La Iconia B1 está fabricada con plástico liso, sin ningún tipo de complejo, ni intento de disimularlo. Ciertamente, el aparato se encuentra muy lejos de ofrecer una fabricación ‘premium’ y lo decimos porque hay otros dispositivos que a pesar de estar hechos con el mismo material, se notan mucho más sólidos y ofrecen mejor tacto o agarre. Digamos que en una escala de diferentes tipos de plástico, la tableta estaría bastante por debajo de los mejores, que quizá podrían ser los dispositivos de Samsung o el Nexus 7 o 10.

Tablet Zona Iconia b1 analisis

Dicho esto, debemos mencionar que hay una parte positiva y es que la Iconia B1 puede ser un buen compañero de batallas, una tableta para llevar a cualquier lado, utilizarla sin miedo y sacarle un buen partido. De hecho, también puede servir como equipo de repuesto para utilizar fuera de casa, y darle más trote, sincronizando los contenidos con otra tablet Android.

El modelo está disponible en un solo tono, el negro, aunque tiene algunos adornos azules. La combinación de colores resulta agradable a la vista y está mejor que si fuera sólo negra. Con el fondo de pantalla que trae por defecto, también en negro y azul, o alguno que elijamos y que mantenga el equilibrio cromático, podremos hacerla lucir bien.

La colocación del logo de Acer nos indica que la Iconia está diseñada para utilizarse, principalmente, en modo retrato, aunque también podemos trabajar perfectamente con ella en posición horizontal.

Dimensiones

Esta tableta de Acer presenta las siguientes dimensiones: 19,7 cm x 12,8 cm x 11,3 mm y pesa 320 gramos. Está bien proporcionada, y aunque sus marcos laterales resulten más anchos que los del Nexus 7, también son bastante más estrechos que los del Kindle Fire HD. No es un aparato especialmente fino, aunque sí ligero. En sus medidas, abarcables con una mano, resulta cómodo de sostener y utilizar.

Controles y componentes externos

Tomando la tableta en modo retrato, y respetando la orientación del logo de Acer, a la derecha queda el botón de encendido y justo debajo el control para regular el volumen. Éstos también se pueden utilizar para hacer capturas de la pantalla pulsando el primero y el segundo hacia abajo al mismo tiempo.

20130422_111835

En la parte de arriba está sólo la conexión para los auriculares. En la de abajo tenemos el puerto micro USB y justo a su derecha una ranura para tarjetas micro SD cubierta por una pequeña pestaña que deberemos abrir para insertar nuestra memoria externa.

Iconia b1 ranura sd

Iconia B1 SD memoria

La carcasa trasera de la Iconia tiene un relieve en su parte central e inscripciones con los diferentes certificados. Justo al lado de los certificados está el único altavoz de la tableta. El sonido, sin llegar a impresionar, resulta razonablemente bueno y podremos escuchar música o una película perfectamente.

B1 altavoz

Pantalla

Digamos que el de su panel es uno de los puntos más débiles de la tableta. La resolución de la Iconia es de 1024×600 lo que supone, en sus 7 pulgadas, una densidad de píxeles de 170, superior (por poco) a la del iPad mini. Lo peor es que los ángulos de visión son bastante pobres y en cuando dejamos de mirar la pantalla totalmente de frente empezamos a notar alteraciones en el color. Otro aspecto negativo es el de los reflejos: es un equipo complicado de utilizar con luz natural e incluso en interiores con determinado tipo de iluminación artificial. Es importante poner el brillo lo más alto posible para no ver nuestra cara como en un espejo todo el tiempo.

Iconia b1 pantalla

Por otro lado, la pantalla es una TFT capacitiva, reconoce 5 puntos de presión y tiene una relación de aspecto de 16:10, como la mayoría de las tabletas Android.

Interfaz / Sistema operativo

La Iconia B1 viene con Jelly Bean 4.1.2 de serie en una interfaz ‘stock Android’, o casi. Es decir, la apariencia de sistema es prácticamente igual a la que tenemos en el Nexus 7, salvando determinados detalles, principalmente en lo que respecta al área de notificaciones, en el que sí hay cierta personalización. Faltan algunos controles clásicos como el de ‘sincronización’, cosa que tendremos que definir en cada una de nuestras cuentas. Tampoco tenemos el menú de ajustes rápidos.

Notificaciones Iconia B1

Por lo demás, como decimos, es una versión de Android tal y como la libera Google, aunque tras una actualización que hay disponible (saltará nada más conectar el equipo a una red WiFi), podremos descargar algunas aplicaciones y widgets específicos de la tableta.

Iconia B1 Stock Android

Movie Studio es una app de edición de vídeo con ella podremos hacer montajes de manera sencilla, aunque un poca básica.

AcerCloud un servicio de almacenamiento en la nube que permite trabajar con fotos, vídeos, música, documentos y archivos y sincronizarlos entre varios dispositivos, entre ellos el PC y la tableta.

Top HD Games, es simplemente un icono que, al pulsarlo, nos lleva, vía navegador, a la web de Gameloft desde la que podremos descargar juegos y leer noticias del popular desarrollador.

Widget Vida Reloj Digital, es un widget de Accuweather para la pantalla de inicio con un reloj, a partir del cual podemos acceder al calendario de Google, así como al tiempo y la predicción meteorológica de nuestra zona.

widget vida digital

Aparte, la Iconia trae todas las aplicaciones preinstaladas que suelen tener los Nexus, la mayoría de ellas de Google: Calendario, Chrome, Maps Play Books, Play Movies, Play Music y Google+ entre otras.

Sin duda, la versión Android que corre la Iconia es uno de los aspectos que más nos han gustado de la tableta. En Acer no se han complicado la vida con capas de personalización que puedan ralentizar un equipo con un hardware limitado, y lo cierto es que la navegación a través de sus diferentes menús es bastante fluida.

Además, cuenta con una de las novedades que introdujo Jelly Bean en su día, Google Now, cuyas funcionalidades se pueden potenciar activando el GPS de la tableta y la localización vía WiFi. Para lanzar la aplicación y así poder empezar a configurar nuestras tarjetas, basta con ir a la pantalla de inicio, pulsar el botón home y llevar el dedo hasta el icono de Google. En definitiva, se hace de la misma forma que se haría en un Nexus.

Rendimiento

Debemos confesar que, en términos de rendimiento, la Iconia B1 nos ha sorprendido gratamente. Si bien, a priori, sus especificaciones se quedan un poco cortas, al montar un procesador MediaTek 8317T de 2 núcleos corriendo a 1,2 GHz y contar con sólo 512 MB de memoria RAM, sin llegar a tener una responsividad fuera de serie, como es lógico, el equipo da la talla bastante bien. Como decimos, la navegación dentro de los menús de la tableta es rápida. Aunque con algunas aplicaciones algo más pesadas puede costar un poco más arrancar, no es nada demasiado grave.

De hecho, quisimos someter al equipo a una prueba de rendimiento instalando el GTA III, un juego exigente, y la experiencia fue francamente buena. La compañía Mediatek está haciendo un buen trabajo a la hora de producir chips baratos, pero potentes. Es muy posible que empecemos a escuchar noticias ellos con cierta asiduidad, puesto que se perfilan para surtir de procesadores a varios fabricantes durante este 2013.

Benchmarks

Hemos puesto a prueba a la Iconia B1 también con los test más populares del ecosistema Android, Quadrant y AnTuTu, y ha conseguido una marca de 3.068 puntos en el primero, sólo unos 500 puntos por debajo del Nexus 7, y de 6.553 en el segundo; aquí la diferencia con respecto a la tableta de Google es mucho más acusada, pues está consiguió un registro de 15.123 puntos, no obstante, sí podría estar a la altura del Kindle Fire HD, o incluso un poco por encima.

Iconia B1 Quadrant benchmark

Iconia B1 Antutu benchmark

Capacidad de Almacenamiento

Esta tableta en su modelo inicial más básico ofrece una capacidad de 8 GB. En el pasado MWC de Barcelona, no obstante, también se presentó una versión de la misma con 16 GB de disco duro que sólo cuesta 20 euros más. El dispositivo tiene, como dijimos al principio, una ranura para tarjetas tarjetas micro SD que soporta una capacidad extra de hasta 32 GB. En este aspecto sí que destaca sobre el Nexus 7, puesto que Google no ofrece la posibilidad de ampliar la memoria de su tableta compacta.

Obviamente también podemos acudir a los servicios de almacenamiento en la nube. Como hemos comentado, Acer tiene una nube propia AcerCloud, aunque el acceso a Google Play siempre nos da la posibilidad de instalar cualquier otra alternativa como Dropbox, SkyDrive o Google Drive.

Conectividad

La Iconia B1 sólo se puede conectar a internet vía WiFi, es decir, no tiene modelos con 3G. La antena parece bastante buena, no hemos sufrido ningún tipo de problemas o esperas a la hora de cargar vídeos en streaming. Además, cuenta con Bluetooth 4.0 y el puerto USB 2.0 que, por otro lado, no ofrece compatibilidad de con cables OTG.

Batería

La batería del equipo es algo escasa, de 2.710 mAh. Como la pantalla tiene tantos reflejos lo mejor es subir al máximo el brillo y eso hace que el consumo también sea mayor. Dándole un uso esporádico podemos contar con varios días de autonomía, pero si utilizamos el equipo de seguido en tareas diversas, calculamos que la autonomía puede ser, a grosso modo,  de unas 6 horas.

Iconia B1 Bateria

La carcasa trasera está “sellada” con lo cual la batería no se puede extraer.

Cámara

En esta tableta sólo tenemos una cámara frontal, algo muy lógico, puesto que la premisa principal de su diseño es la de ahorrar costes para ofrecer al consumidor un precio competitivo. Dicha cámara frontal presenta una resolución de 0,3 Megapíxeles y, al contrario de lo que ocurre en el Nexus 7, la Iconia B1 sí trae una aplicación preinstalada para manejarla.

camara Iconia b1

El software que viene por defecto en la tableta para hacer funcionar la cámara es bastante básico y deja visibles varios controles: un zoom, iconos para seleccionar modo foto o modo vídeo, y una sección de ajustes que nos permiten manejar la ubicación, elegir en qué memoria (interna o externa) queremos guardar las imágenes, fijar diferentes intervalos de tiempo antes del disparo, efectos, fondos y tipos de luz.

Valoración final

Como hemos ido viendo a lo largo del análisis, la Iconia B1 es una tableta limitada en cuanto a especificaciones y con una construcción barata. Lo bueno es que aún así nos permite hacer, prácticamente, las mismas cosas que las demás y puede ser un equipo de entrada al universo Android para quienes quieran vivir su primera experiencia con una tableta, pero no estén dispuestos a hacer un desembolso excesivo. También puede ser útil como herramienta “de batalla”, para llevarla todo el día encima sin preocuparnos demasiado por estar exponiéndola. Además, merece la pena mencionar la seguridad que aporta Acer como fabricante.

Lo que menos nos gusta de la Iconia B1 es su pantalla. Como decimos, tiene muchos reflejos y los ángulos de visión resultan ciertamente problemáticos. Casi son estos aspectos los que más nos preocupan, incluso por encima de la resolución, que tampoco llega al estándar de los paneles HD. No obstante, la calidad de la imagen que transmite la pantalla es razonablemente buena. Eso sí, no sería, por ejemplo, un aparato idóneo para leer libros de manera prolongada.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es su precio, 109 euros, casi la mitad de lo que cuesta un Nexus 7, y el hecho de que, a un nivel básico, sea capaz de ofrecernos una experiencia Android bastante similar. La versión limpia de Jelly Bean, sin capas que hagan innecesariamente pesado su funcionamiento es otra ventaja indudable que le permite a la Iconia B1 tener un rendimiento más que decente. Aunque al lado de la tableta de Google su construcción parezca la de un juguete, este dispositivo nos va a aportar todo aquello que le podamos pedir a una tableta: reproducción de vídeos y películas, navegación, juegos, música, etc.