iPad mini

iPad mini valoracionEl iPad mini ha sido una de las tabletas más anticipadas por los medios especializados en tecnología, lo que sin duda da una idea de su relevancia. A pesar de que en su día Steve Jobs se mostrara reacio a lanzar un dispositivo con una pantalla más pequeña que la del iPad de 9,7 pulgadas, la enorme popularidad que ha alcanzado este tipo de dispositivos ha obligado a Apple a dar el paso, aunque siempre tratando de mantener la esencia de su sello.

La mística de la manzana ha conseguido hacer de una tableta, que fue acogida por los analistas con cierto escepticismo, uno de los equipos más populares del mercado, incluso capaz de devorar las ventas del iPad estándar gracias a su precio, no tan asequible como en un principio se pensó que podría ser, pero sí bastante por debajo de lo que es habitual en esta compañía.

El iPad mini en Tablet Zona

El resultado es una dispositivo extremadamente cómodo de utilizar, que permite el acceso a todas las aplicaciones existentes optimizadas para tablets dentro de la App Store y con un hardware limitado, si lo comparamos con los dispositivos Android, pero que gracias suavidad de iOS permite una experiencia de uso excelente.

A continuación pasamos a analizar cada uno de sus apartados.

Aspecto exterior

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que es en este ámbito donde Apple ha encontrado la excelencia. El iPad mini es un dispositivo extremadamente fino y sólido (ha obtenido grandes resultados en los “drop test”), con una carcasa de aluminio muy agradable al tacto. Sus marcos laterales son mínimos y el superior e inferior, lo suficientemente amplios para incorporar el botón home y una cámara y, sobre todo, para permitir disfrutar de los juegos en posición horizontal dejando suficiente espacio para agarrar el equipo con total comodidad.

iPad mini parte trasera

Es prácticamente seguro que Apple va a seguir apostando por el mismo formato en las sucesivas versiones de su tableta, incluso en el modelo de 9,7 pulgadas. El problema será adaptarlo a la retroiluminación LED que precisa una pantalla Retina, no obstante, hay indicios de que las pantallas IGZO facilitarán dicha tarea.

También resulta difícil adivinar cómo un aparato tan fino puede ofrecer una autonomía tan prolongada, sensiblemente mejor que la de rivales como el Nexus 7 o el Kindle Fire HD. Lo que ha conseguido Apple en este sentido es digno de ser destacado.

En cuanto al color tenemos dos opciones, blanco y plata o negro y grafito, al gusto del consumidor.

Medidas

La pantalla del iPad mini, con una relación de aspecto 4:3 hace que el dispositivo sea necesariamente más ancho que otras tabletas “mini”. No obstante, hemos de decir que las dimensiones del aparato son muy reducidas, sobre todo teniendo un panel que, en el uso, se nota mucho más grande que el del Nexus 7, por ejemplo.

Las medidas de la tableta son de 19,9 cm x 13,4 cm x 7,2 mm y pesa 308 gramos. Para hacernos una idea relativa de sus proporciones, es un 23% más fino que el iPad Retina y un 53% más ligero. Es cómodo de utilizar y fácil de transportar y ese es otro aspecto (no sólo el precio cuenta) por el que muchos usuarios lo preferirán al modelo de 7,9 pulgadas.

Controles y componentes externos

El diseño de la tableta nos invita a utilizarla en posición retrato principalmente, sin embargo, queda a nuestra elección utilizarla también en modo horizontal. En el perfil derecho, junto al botones para regular el sonido tenemos un pequeño interruptor con el que podemos fijar una posición u otra, si nos apetece, para que no rote la pantalla aunque movamos el dispositivo. En el perfil superior encontramos el conector para los cascos y el botón para apagar, encender y bloquear el dispositivo. En la parte de abajo están los altavoces con mucho mejor sonido estéreo si utilizamos el iPad mini en modo retrato y la conexión para el cable lightning.

iPad mini perfil lateral

iPad mini parte inferior

En el marco superior, como ya hemos comentado, encontramos la cámara frontal y el en el inferior, el clásico ‘botón home’.

En la parte trasera, además de la cámara principal en la zona superior izquierda, tenemos el emblema de la manzana en el centro y, bajo éste, los sellos con las acreditaciones y certificados.

Pantalla

Muchos dirán que la pantalla es, con diferencia, uno de los puntos débiles del dispositivo. Nosotros también lo pensamos, pero hasta determinado punto. La resolución del iPad mini es de 1024×768, idéntica a la que en su día tuvo el iPad 2, aunque al tener un panel menor la densidad de píxeles se amplía hasta los 162 puntos por pulgada.

A diferencia de los smartphones o de las tablets de 10 pulgadas, las tabletas compactas, hasta el momento, no tienen pantallas superlativas como la del Nexus 10 o la Retina del iPad. Pero incluso si lo medimos por la densidad de píxeles, este equipo se queda por detrás de sus competidores directos, el Kindle Fire HD y el Nexus 7.

Pantalla del iPad mini

Dejando todos estos datos a un lado y basándonos en la experiencia directa que el iPad mini nos ha ofrecido, debemos reconocer que en el apartado visual es un equipo mejor de lo que en un principio cabría pensar. La amplitud de la pantalla es perfecta y hay mucha diferencia en este sentido con las tabletas de 7 pulgadas convencionales. Más aún con el Nexus que, a cambio de no instalar botones físicos, destina la parte inferior del panel a los controladores Android básicos de la tableta, quedándose un trozo de pantalla en el camino.

La resolución es también muy buena. Obviamente, si lo comparamos de manera directa con una pantalla Retina, las diferencias son evidentes, pero es que uno nunca utiliza su tableta comparándola con otra. En este sentido, tanto la visualización como las calidades del panel resultan perfectas: pocos reflejos, muy buen brillo, ángulos de visión excelentes y una visualización a la altura de las circunstancias.

Sistema Operativo

En cuanto cojamos una red, el iPad mini nos ofrecerá actualizar iOS a la versión 6.1.3. A pesar de que el sistema operativo móvil de Apple presenta determinadas desventajas con respecto a Android (sobre todo la inmovibilidad, lleva años teniendo una interfaz similar), hay en algunos apartados en los que iOS destaca con suficiencia, sobre todo en lo que respecta a la responsividad. El control táctil es extremadamente fluido y muy sensible a nuestras ordenes, incluso en una tableta que, por hardware, debería tener más problemas al respecto.

iPad mini interfaz

Como todo iDevice, el iPad mini lleva un pack de aplicaciones de serie que será bien conocido por todos los usuarios de Apple:

Mensajes: Un sistema de mensajería / chat para usar con otros usuarios de iOS.

FaceTime: Para realizar vídeo-conferencias también con otros usuarios del iPad o el iPhone.

Photo Booth: para capturar imágenes con efectos especiales: compresión, caleidoscopio, cámara térmica, Rayos X, etc.

Calendario: Una agenda para ir marcando nuestros eventos del día.

Notas: Una libreta para tomar anotaciones al estilo Evernote o Google Keep aunque un poco más limitada, sobre todo comparándola con la primera de ellas.

Recordatorios: Es un poco redundante con las otras dos. La diferencia es que podemos activar una alarma para que nos recuerde la diferentes tareas concretas.

iTunes y App Store: para comprar todo tipo de contenidos, música, películas, series, libros aplicaciones, juegos, etc. Aquello que compremos lo podemos sincronizar con nuestros otros dispositivos de Apple a través de nuestra cuenta en iCloud.

Quiosco: para publicaciones periódicas: diarios, revistas, etc.

Game Center: Esta aplicación nos sirve para ir registrando el progreso en los juegos a los que nos dediquemos. Si agregamos contactos con iOS podemos comparar logros y trofeos. Una buena forma de desarrollar la dimensión social de los juegos.

Mapas: Una polémica aplicación con la que Apple sustituyó los mapas de Google en iOS 6. Debemos reconocer que el servicio ha mejorado mucho desde sus primeros avatares.

Además, contamos con Siri en el equipo. el popular asistente personal de iOS que se activa dejando pulsado el botón home.

Para aquellos que prefieran las aplicaciones de Google debemos recordar que todas las importantes están optimizadas para el iPad. Incluso Google Now (Search) aterrizó recientemente en la App Store.

La parte negativa es que Apple da pocas opciones de personalización, si lo comparamos su entorno con el de las tabletas Android, a no ser que queramos hacer jailbreak, cosa que, por otro lado, no podremos realizar en la última versión del sistema operativo, iOS 6.1.3. No obstante, el nombramiento de Jony Ive como máximo responsable de la interfaz de iOS promete cambios sensibles en la próxima versión del software. Estamos ansiosos por verlos y por comprobar si, como se dice, su apariencia es cercana a la del mosaico de Windows 8.

Ecosistema

Es sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes del iPad mini: dar acceso a las más de 350.000 aplicaciones optimizadas para tablets (y creciendo) que hay en la App Store. Teniendo esto en cuenta, las posibilidades del equipo son enormes. Podemos encontrar apps gratuitas y de pago conforme a todos los gustos y necesidades. Si estamos un poco atentos a las ofertas especiales, además, la cosa mejora y está al alcance de nuestra mano construir una biblioteca potente gastando muy poco o nada en absoluto.

App Store

Rendimiento

El procesador del iPad mini está lejos de ser el más puntero del mercado. Es un A5, de arquitectura Cortex A9, trabajando a una frecuencia de 1GHz. El modelo se estrenó con la segunda generación de la tableta de Apple hace ya dos años, con lo cual, podría decirse que en este aspecto el equipo está algo desfasado. La memoria RAM del dispositivo tampoco es nada sobresaliente, 512 MB, cuando ya hay tabletas compactas en el mercado, como la Galaxy Note 8.0, que ofrecen 2GB.

Una vez más, dejando los datos a un lado, la experiencia de uso es muy buena. El equipo funciona de manera fluida, bastante más que otras tabletas Android mucho más potentes, y la culpa de ello la tiene iOS, un sistema que va como la seda.

Pantalla y botón home del iPad mini

La GPU es una PowerVR SGX543MP2. Hemos probado en el dispositivo varios juegos exigentes (FIFA 13, Lego Batman: DC Super heroes o Injustice) y funcionan con total fluidez. Así que por esa parte, ningún problema.

Obviamente, el rendimiento estará lejos del de su hermano mayor, el iPad de cuarta generación que monta un A6X, capaz de mover los gráficos con todo lujo de detalles y efectos al máximo nivel posible. Pero, aún así, el equipo ha respondido perfectamente en todas las pruebas que hemos realizado con él.

Capacidad de almacenamiento

El iPad mini tiene modelos de 16GB, 32GB y 64GB que uno puede elegir en función de lo que esté dispuesto a gastar de acuerdo con su presupuesto y sus necesidades.

La mala noticia es que, como resulta ya habitual en la manzana, la tableta no soporta tarjetas de memoria, por lo que no podremos ampliar la capacidad inicial de esta forma. La parte positiva, sin embargo, es que Apple nos regala 5GB de espacio virtual en iCloud al hacernos una cuenta, capacidad que podemos aumentar previo pago anual de 16 euros para 10GB, 32 euros para 20GB u 80 euros para 50GB.

Conectividad

El iPad mini tiene modelos con conexión sólo WiFi y WiFi más 3G. También cuenta con Bluetooth 4.0, pero no dispone de NFC ni USB estándar. Para conectar con el PC y cargar la batería en el equipo utilizamos un cable lightning (propietario) de Apple.

Batería

En este apartado el iPad mini es francamente impresionante. La delgadez del equipo no es en absoluto algo que penalice su autonomía, y hemos podido disfrutar del él, sin necesidad de cargarlo, y usándolo de manera intensiva (con juegos y navegación) durante más de 10 horas seguidas sin ningún tipo de problema. Los test realizados por técnicos ya habían demostrado que es una de las tabletas con mejor autonomía del mercado y no podemos sino confirmarlo.

Utilizándolo de manera esporádica la batería puede llegar a durarnos hasta un semana o más, ayudado también por el bajo consumo del equipo en modo en stand-by.

Cámaras

El dispositivo tiene dos cámaras a diferencia de muchos de sus rivales directos. Siempre nos hemos mostrado un poco escépticos acerca de la necesidad de hacer fotografías con una tableta, sin embargo, en un equipo de 8 pulgadas es tal vez más algo aceptable que uno de 10. El sensor de la cámara trasera (y principal) es de 5MPx, y su calidad a la hora de captar imágenes resulta bastante convincente. Además tiene autoenfoque, una utilidad que quienes no estamos especialmente dotados o educados para la fotografía agradecemos. Eso sí, carece de flash, lo que también es un punto negativo a destacar.

iPad mini camara

La cámara delantera posee 1,2 MPx y está pensada para utilizarse con la aplicación FaceTime o con cualquiera que descarguemos de la App Store y permita video-chats.

En lo referente al software, el iPad mini ofrece buenas posibilidades. Ya comentamos los diferentes efectos y filtros que podemos aplicar con la aplicación Photo Booth y que se recogen en la imagen de arriba. La cámara tiene detección facial, geo-etiquetado, etc.

Valoración final

El iPad mini es interesante, por una lado, para aquellos que prefieren el ecosistema iOS y quieran un dispositivo que les dé acceso a la App Store, en toda su amplitud y variedad de aplicaciones, por el menor precio posible y, por el otro, para quienes ya inmersos en el “universo Apple” quieran un dispositivo de tamaño intermedio entre el iPad y el iPhone para poder transportarlo con facilidad y correr en él las aplicaciones y contenidos de su bblioteca.

Lo que menos nos gusta del iPad mini, en principio, son los aspectos a los que normalmente más se suelen criticar: La pantalla y el procesador se quedan un poco cortos. Aún así, permiten una experiencia muy buena. También debemos señalar que la tableta es algo cara, 320 euros en su modelo más básico, si la comparamos con el Nexus 7 o el Kindle Fire HD (200 euros ambos), pero al mismo tiempo, no lo resulta tanto ahora que conocemos el precio del Galaxy Note 8.0 (419 euros).

Lo que más nos gusta, una vez más, es su tremendo diseño: sólido, compacto, fino, magníficamente construido con materiales premium, capaz de ofrecer una pantalla de casi 8 pulgadas que al uso no parece la de una tableta mini. El otro gran punto fuerte es la App Store, donde podemos encontrar casi 400.000 aplicaciones optimizadas para tablet destinas a las tareas más comunes, pero también a las más impensables, con enormes posibilidades sea cual sea nuestro perfil de usuario.

Revisado por Javier GM el 10 mayo 2013

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. Bascom 15 Dic, 14 19:00

    Buenas tardes, merece la pena comprar el ipad mini 1° generación actualmente? es que los he visto a buen precio, pero no se si habrá alguna otra que merezca más la pena

    0
  2. Anónimo 07 Ago, 16 12:11

    Hot damn, looknig pretty useful buddy.

    0

Análisis a fondo