HiBook

Valoración: 7,5 de 10

valoracion 7En TabletZona llevamos tiempo hablando de la Chuwi HiBook y de otros convertibles de esta interesante marca china. Lo cierto es que, atendiendo a su hoja de especificaciones estamos ante un equipo del que cuesta creer que pueda venderse, con su teclado, por poco más de 200 euros. Hemos tenido oportunidad de pasar unos días con un ejemplar y exprimirlo a fondo para detectar flaquezas y potencialidades. Os contamos todo lo que hemos aprendido.

Marcas como Huawei, Xiaomi, Lenovo, ZTE, Meizu o OnePlus, algunas emergentes, otras consolidadas, dejan muy claro que, en el panorama tecnológico actual, China es también una gran potencia, y no sólo en lo que al segmento low cost se refiere. De lo que no cabe duda es de que en el país de la gran muralla hay muchísimo talento y un caldo de cultivo ideal para la ejecución de dispositivos que no dejan de sorprender. Chuwi, por ahora, no es una firma tan conocida, pero dentro el público interesado en el formato híbrido, este nombre empieza a sonar con fuerza, y la HiBook es una de las principales razones.

Diseño

A pesar de que hay aspectos mejorables, estamos muy satisfechos por la calidad de la que hace gala esta Chuwi HiBook en el apartado del diseño. Toda la cubierta se fabrica en metal, con una superficie pulida. Tiene líneas realmente bonitas y rebordes con un estilo propio y llamativo. En definitiva, la tablet parece un dispositivo premium, y eso no es algo común en su rango de precios.

HiBook 10.1 modo portatil

Quizá la parcela menos destacable del aparato la encontramos en el frontal de la tableta, con una pantalla algo hundida en relación al marco, cuestión que siempre es delicada; y es que unos píxeles más pegados a la display suelen ofrecer una mejor impresión. De cualquiera de la maneras, esto no implica nada, es sólo algo estético y ni siquiera podemos descartar que haya usuarios que prefieran una solución así.

HiBook 10.1 trackpad

El teclado que hemos recibido junto a la Chuwi HiBook ofrece también excelentes sensaciones. Mantiene consonancia con los acabados metálicos de la tablet y las teclas lucen en negro. El trackpack tiene una pulsación sólida y precisa. De nuevo, bordes pulidos y excelentes detalles de gama alta. En esta ocasión hemos recibido el accesorio en inglés pero a través de varias tiendas de AliExpress podemos conseguirlo con la configuración española.

Dimensiones

Las medidas de la Chuwi HiBook son de 26,2 cm x 16,75 cm x 8,5 mm. Su peso alcanza los 553 gramos. No es especialmente ligera, pero debemos tener en cuenta que está construida íntegramente en metal y que mueve no sólo Android, sino también un sistema operativo de escritorio como es Windows 10 en 64-bits.

HiBook 10.1 espoesor

En general es un dispositivo compacto y muy manejable, aunque como tablet pura sea un poco más “aparatosa” de lo que estamos acostumbrados a probar. Aún así, es perfectamente portable y sus dimensiones, si sumamos el teclado la pantalla, son las apropiadas para un ultrabook. En definitiva, Chuwi ha hecho un buen trabajo pero no podemos comparar la HiBook con un iPad Pro o una Galaxy Tab S2, sino que estaría más en la estela de la Surface 3.

Conectividad y otros elementos externos

En cuanto a opciones de conectividad, estamos al nivel de los equipos con Windows, e incluso por encima de muchos de ellos.

En la parte frontal de la Chuwi Hibook tenemos la cámara delantera, el botón de inicio de Windows (lateral derecho) y un LED que se ilumina cuando la batería está cargando.

HiBook 10.1 boton de Windows

En el perfil izquierdo encontramos una ranura para tarjetas TF de memoria, un USB Tipo C, un micro USB, micrófono, mini HDMI y el jack de 3,5 mm para auriculares. Además hay un altavoz en la zona inferior, situado de forma simétrica con respecto al del otro perfil lateral que, por lo demás, queda completamente limpio.

HiBook 10.1 conectividad

En el superior se ubican los botones para encender el equipo y regular el volumen.

HiBook 10.1 boton encendido

En el inferior vemos la conexión dock para el teclado y un par de enganches magnéticos.

HiBook 10.1 dock de la tablet

La zona trasera queda marcada con el logo de Chuwi e Intel Inside, así como otra serie de sellos de menor tamaño, con diferentes certificaciones. Un pequeño saliente enmarca la cámara principal de esta HiBook en la parte superior, centrada.

HiBook 10.1 camara

El teclado cuenta con un par de puertos USB tamaño estándar.

HiBook 10.1 altavoz

En lo que respecta a las conexiones inalámbricas, tenemos WiFi y Bluetooth.

Pantalla y multimedia

La pantalla, aún manteniendo un nivel más a o menos aceptable, es una de las claras debilidades del equipo. Estamos seguros de que en Chuwi lo saben y por eso acaban de lanzar (mientras escribo estas líneas) una HiBook Pro con pantalla 2K. El modelo que estamos probado cuenta con una display de 10,1 pulgadas en formato 16:10, de resolución 1920 x 1200 píxeles, consiguiendo una densidad de unos 124 ppp.

HiBook 10.1 analisis tabletzona

El problema fundamental, como dijimos anteriormente, es que la zona táctil queda lejos de la display. La pantalla, además tiene fugas de luz en la zona pegada al marco, muy visibles al arrancar el sistema, y también notamos que los reflejos se pegan al cristal de forma acusada al utilizar el equipo en exteriores.

HiBook 10.1 pantalla pixeles

La emisión de audio en estéreo es buena en líneas generales. Alcanza altos niveles de volumen pero puede sonar un poco metálico en algunos casos. En definitiva, ni audio ni imagen se encuentran entre lo mejor de la Chuwi HiBook, a pesar de lo cual es capaz de convencer en el siempre complicado apartado multimedia y podríamos incluso concluir que es mejor que un portátil de su precio.

Sistema operativo e Interfaz

El modelo que nos ha llegado tiene arranque dual. Nada más encenderlo se nos da a elegir entre Windows 10 o Android 5.1. En el escritorio del primero, tenemos un acceso directo para pasar al segundo sistema operativo. Si queremos hacer lo contrario, debemos dejar pulsado la tecla de encendido como si fuésemos a apagar la tablet y pulsar en Switch to Windows.

Debemos avisar que la versión del sistema operativo de Google es un tanto atípica. Por un lado, teóricamente, es Lollipop pero su estética parece Holo, no Material. Este aspecto es el único que puede decepcionar un poco, ya que esperábamos algo más actualizado. De todas maneras, nos encontramos con una interfaz rápida y limpia de personalización, sin ningún tipo de bloatware. Esto también es aplicable a Windows 10, que viene sin apenas programas preinstalados, lo cual agradecemos enormemente.

Lo interesante de tener dos plataformas diferentes en el mismo equipo es que el modo tablet le va muy bien a Android, mientras que si le podemos el teclado (y un ratón, o incluso nos manejamos con el trackpad) a la HiBook, vamos a obtener grandes prestaciones en Windows para crear y editar contenidos de oficina. En este apartado, estamos ante un verdadero 2 en 1, y no sólo en que respecta al hardware, sino también al software. Por mi parte, es la primera vez que utilizaba un dispositivo dual boot y me ha gustado mucho la experiencia. No es como tener dos tablets específicas, pero ahorramos espacio y dinero.

Rendimiento y memoria

El procesador de esta HiBook es un Intel Cherry Trail x5 Z8300 de cuatro núcleos a una frecuencia de 1,44 GHz (pudiendo llegar hasta los 1,84 GHz), con una Intel HD Graphics de octava generación de 12 núcleos. Además, disponemos de 4GB de RAM. Con este chipset, la tablet que manejamos es perfectamente capaz de rendir a las mil maravillas en Android. En los test de AnTuTu, por ejemplo, hemos alcanzado una puntuación de 57.000 puntos.

HiBook 10.1 datos del procesador

En Windows 10 también nos hemos podido manejar sin ningún tipo de problema, el equipo es rápido y responsivo. Ahora bien, estamos hablando de un procesador Intel ATOM, con lo cual, no podemos esperar que la Chuwi HiBook corra juegos de PS4 como The Witcher 3 Quantum Break. Aún así, un buen número de títulos de menor exigencia, sí que harán las delicias de los gamers en Windows, mientras que en Android no habrá nada que se nos resista.

De los 64GB de memoria eMMc iniciales nos restan unos 30,6 gigas. Se trata de algo lógico si tenemos en cuenta que almacena las librerías de Android 5.1 y Windows 10. También tenemos la posibilidad de utilizar tarjetas TF, ampliando en otros 64 gigas su capacidad original.

Autonomía

La Chuwi HiBook monta una batería de 6.600 mAh y una duración estimada por el fabricante de entre 6 y 8 horas. Además tenemos carga rápida y el cable USB Tipo C va a acortar todavía más los tiempos. En este sentido, podemos confirmar los datos Chuwi con nuestra experiencia: hemos alcanzado más de 7 horas de uso sin aplicar ninguna configuración específica para disminuir el consumo.

HiBook 10.1 teste de bateria

De hecho, el test de autonomía de PCMark muestra muy buenos resultados también para la Chuwi HiBook, al conseguir ésta mantenerse reproduciendo diferentes tareas con la pantalla encendida durante 7 horas y 42 minutos, y conservando aún así un 20% de su carga total. En definitiva, el híbrido de Chuwi es sobresaliente en esta parcela.

Cámara

Las cámaras del dispositivo cumplen su función, sin deslumbrar con un rendimiento demasiado espectacular. En la principal, trasera, tenemos un sensor de 5 mpx, con algo de dificultades para gestionar el exceso de luz y un enfoque bastante lento. La delantera, de 2 megapíxeles, nos servirá para tomar selfies o realizar videochats de manera un tanto básica.

Nuestra reflexión al respecto: da absolutamente igual. Se trata de una tablet que es capaz de funcionar como ultrabook y es probable que utilicemos su cámara (especialmente la trasera) en muy contadas ocasiones.

Galería

Precio y conclusiones

El precio de esta Chuwi HiBook va a depender en muy buena medida del distribuidor donde la compremos. Lo importante aquí es contrastar unas tiendas con otras y tratar de buscar la mejor oferta teniendo en cuenta qué es exactamente lo que buscamos. Por ejemplo, si queremos sólo la tablet, en Aliexpress podemos encontrarla por poco más de 160 euros con una sencilla búsqueda, aunque si necesitamos incluir el teclado, lo importante será buscar un vendedor que tenga la configuración española de las teclas y a lo mejor el mejor precio inicial de la tablet no coincide siempre con la mejor oferta para el pack. En este caso, encontramos un modelo fácilmente por 215 euros, lo cual puede ser una buena referencia.

HiBook 10.1 ultrabook

Si tenemos que buscarle las cosquillas al dispositivo, nos encontramos con una pantalla y un audio un poco flojos en relación a otros dispositivos más caros. En cuestión de imagen, quizá no sea tanto cuestión de píxeles como de otros factores, aún así, la variante Pro pronto estará en el mercado y puede venir a solucionar algunos de los problemas de este dispositivo. Por otro lado, se nota que Windows es la opción principal de la Chuwi HiBook y que su SO Android a lo mejor está un poco más descuidado.

Entre los aspectos positivos tenemos una larga lista para enumerar. Principalmente, si por algo destaca la Chuwi HiBook es por sus acabados, algo que llama poderosamente la atención desde el primer momento. El hecho de contar con dos sistemas operativos es también una ventaja y, además, muestra un rendimiento muy convincente en ambos, apoyado por una autonomía notable. Por último, las opciones de conectividad son enormes, desde el USB Tipo C a los de de tamaño estándar, pasado por el mini HDMI.

HiBook 10.1 cafe

Por un precio de 200 euros (si no tenemos reparos en importar), podemos sacar un enorme provecho a este dispositivo. Absolutamente recomendable.

Revisado por Javier GM el 27 mayo 2016

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios