ThinkPad Yoga

Valoracion 8Durante el último mes hemos tenido acceso al ultrabook convertible en tablet Lenovo ThinkPad Yoga y debido a la experiencia obtenida, hemos decidido incluirlo en nuestros análisis de tablets. Este formato habitualmente no suele dar un uso parecido al de la tablet tradicional por la aparatosidad de sus propuestas. Sin embargo, la compañía china ha estado muy acertada en el tamaño y en la calidad de la pantalla, que tiene amplios ángulos de visión.

La tablet pareció durante un tiempo una categoría pura y diferenciada por el influjo del iPad. Sus orígenes, más próximos al PC y a la PDA no reflejaban necesariamente esto y el resto de fabricantes ha vuelto a reflexionar sobre las posibles aplicaciones de una pantalla táctil manejable en los últimos años.

La flexibilidad y variedad de modos usos de las ThinkPad Yoga está realmente conseguida con una herramienta tan simple como una bisagra de 360 grados.

Hay muchas variaciones de esta misma tablet y su disponibilidad varía según en el país en el que estemos. Los modelos más avanzados cambian su nombre en España levemente y llamarse ThinkPad Yoga S1 Edge, distinguiéndose por venir con una pantalla Full HD y un stylus.

Nosotros hemos probado uno de los modelos más básicos, con pantalla HD y sin stylus.

Lenovo ThinkPad Yoga analisis

A continuación entraremos en un análisis más exhaustivo pero, primero, queremos dejaros con sus especificaciones técnicas, para que tengamos un punto de partida compartido.

Especificaciones técnicas

Tableta Lenovo ThinkPad Yoga
Tamaño 274,6 x 173 x 13,5 mm
Pantalla 12,5 pulgadas, antirreflejos,  Gorilla Glass
Resolución 1366 x 768 (125 ppi) / 1920 x 1080 (176 ppi)
Grosor 19 mm
Peso 1,57 Kg
Sistema Operativo Windows 8.1 o Windows 8.1 Pro
Procesador CPU: Intel Core Cuarta generación (i3, i5, i7)GPU: Intel HD Graphics 4400
RAM 4GB / 8 GB
Memoria Hasta 1 TB HDD y hasta 256 GB SSD
Ampliación Micro SD, SD
Conectividad WiFi n / ac, Dual Antena MIMO,  Bluetooth 4.0
Puertos 2 x USB 3.0, mini HDMI, Lector de tarjetas 4 en 1, Lenovo OneLink Jack 3.5 mm,
Sonido  Altavoces estéreo Dolby Home Theatr
Cámara Frontal 720p
Sensores Acelerómetro, sensor de gravedad, giroscopio, sensor de luz, sensor de movimiento
Batería 45 W (7-8 horas)
Accesorios Stylus (opcional)
Teclado QWERTY retroiluminado de LED
Precio Desde 739 euros

 

Diseño y aspecto exterior

Cuando nos acercamos a ThinkPad Yoga vemos un ultrabook de gama alta. Su estética es sobria, adecuada al mundo empresarial al que siempre perteneció esta gama. En las manos se siente un equipo robusto que sin requerir al metal. Su característico plástico duro y mate no es el más elegante pero es muy serio.

Lenovo ThinkPad Yoga analisis

Tanto en la tapa exterior como en la esquina inferior derecha de la zona de teclado está el logo de ThinkPad. El punto de la i es un LED rojo que nos ayuda a saber si el equipo está encendido.

La pantalla tiene un marco bien amplio alrededor y en la parte baja tenemos el botón físico de Windows.

Lenovo ThinkPad Yoga teclado

El teclado QWERTY, que analizaremos con detenimiento más adelante, ocupa un poco más del panel inferior, reservándose la otra mitad para un amplio trackpad con botones integrados.

Lenovo ThinkPad Yoga puertos

En los laterales de este panel encontramos todos los puertos de conexión. En el lado izquierdo tenemos la entrada del adaptador de corriente, un puerto USB 3.0 y la entrada para Jack 3.5 mm. En el lado derecho tenemos una salida miniHDMI, otro puerto USB 3.0, un lector de tarjetas 4 en 1, un bloqueo del volteo automático de la orientación de la pantalla, el control de volumen y el botón de encendido.

Lenovo ThinkPad Yoga puertos

Dimensiones y peso

Notamos claramente que es un ultrabook sin complejos. Su peso es muy superior al de la mayoría de tablets con éxito comercial. Lo mismo pasa con su grosor que duplica o casi triplica al de los modelos más finos Android e iOS.

Uso y modos

Como decimos, es un ultrabook a las claras. Sin embargo, la magnífica bisagra que abate su pantalla es capaz de girar 360 grados. Este recurso nos proporciona cuatro modos distintos de usos.

Portátil: podemos usar el equipo como un portátil normal, con la particularidad de tener una pantalla táctil, algo cada vez más habitual, y un botón físico para volver a la pantalla de inicio de la Modern UI de Windows 8. Así, podemos disfrutar de su magnífico teclado y su trackpad, en los que ya entraremos más adelante.

Soporte: si echamos la pantalla hacia atrás 270 grados, el teclado se retrotraerá y quedará inutilizado. De esta forma, podemos apoyar el equipo sobre él sin miedo alguno y facilita el tener acceso a la pantalla táctil mientras el resto del equipo nos hace de soporte. Este modo es ideal para presentaciones, para ver películas o para videojuegos de control táctil sobre el regazo.

ThinkPad Yoga modo soporte

Tienda: si pasamos un poco más de los 270 grados, podemos poner la tablet de pie como si fuese una tienda de campaña. En cuanto a funcionalidad es similar al modo Soporte, aunque parece más adecuado para interactuar con la pantalla sobre una mesa. El perfil gomoso de los paneles hace que no resbale y pueda mantener esa posición con seguridad.

ThinkPad Yoga modo tienda

Tablet: si plegamos la pantalla sobre el teclado completamente tras abatirla hacia atrás, nos quedará una tablet de 12,5 pulgadas de pantalla con un cierto grosor y peso. No es la tablet más ideal, pero sí que es perfectamente válida para un entorno doméstico y de oficina. Nos podemos centrar en una experiencia táctil sobre nuestro regazo o sobre una mesa y aprovecharnos de una pantalla más grande. Igualmente las teclas del teclado se retrotraen y quedan inoperantes.

ThinkPad Yoga modo tablet

 Teclado

Solamente en el modo portátil podemos hacer uso de este maravilloso teclado retroiluminado con LED. Es un tanto pequeño, pero más grande que el de algunos notebook y en la línea de cualquier ultrabook pequeño. Como todo, hay que acostumbrarse si venimos de teclados de sobremesa o de portátiles grandes.

ThinkPad Yoga teclado

Las teclas tienen un tanto genial, más cerca del tipo chicle que de lo mecánico. En el medio del teclado hay una bola roja de goma que nos sirve para dirigir el cursor de ratón. Es ideal dado que nos evita tener que levantar las manos de la posición de mecanografiar. El botón para hacer clic sería el intro.

El amplio trackpad que encontramos en su parte inferior es muy responsivo y no falla. No tiene botones pero a la cede a la presión en sus dos esquinas superiores para simular el botón derecho e izquierdo de un ratón.

Pantalla

Podemos elegir entre dos tipos de pantalla: HD o Full HD con soporte para stylus.

Nosotros hemos probado la opción más básica que tiene una resolución de 1366 x 768 píxeles, la más habitual en portátiles y no tiene soporte para stylus. Su respuesta táctil, por el contrario, es fiel y adecuada. En cuanto a la calidad de imagen, vemos los colores vivos, el brillo suficiente y los ángulos de visión amplios. La pega está en un leve exceso de brillo.

Si quisiéramos ir un paso más allá en calidad, podríamos elegir una pantalla Full HD de 1920 x 1080 píxeles y con soporte para stylus.

Rendimiento

Nosotros hemos probado una configuración con Intel Core-i3 4200 U con 4 GB de RAM. Después de probar muchos equipos Windows 8.1, debemos partir una lanza a favor de Microsoft y decir que la diferencia en la experiencia de la interfaz táctil no varía mucho de modelos con modestos chips Atom hasta los más potentes Core Haswell i5 o i7. Sí notamos la diferencia en la interfaz clásica y en algunos momentos si estamos cebando la multitarea.

Este equipo funciona de manera muy fluida con su configuración más básica. Hemos notado algo de lag al tener un buen número de aplicaciones abiertas, especialmente si alguna conlleva streaming.

En un juego exigente como Asphalt 8 todo funciona perfectamente, aunque en la carga de fases se aprecia algún tirón que, por ejemplo, no notamos en la Surface Pro 2 con un Core-i5 Haswell.

Lo bueno es que podemos comprar este equipo en configuraciones con Core-i5 o Core-i7 y hasta 8 GB de RAM. En estas latitudes, nada nos dará guerra.

Sofware

La experiencia Windows 8.1 es universal, si bien Lenovo nos proporciona software en modo de aplicaciones propias, alguna de pago preinstalada y un antivirus de prueba.

Aplicaciones Lenovo Windows 8.1

Una de estas aplicaciones, Companion, nos proporciona información para conocer nuestro equipo con diferentes guías y tutoriales. Quickcast nos sirve para conectar nuestro ultrabook a nuestra tablet o teléfono y transmitir datos por la red local de WiFi. Lenovo Settings nos da un control más directo sobre los ajustes del equipo. Lenovo Support nos da acceso directo a la atención al cliente.

Lenovo Settings Windows 8.1

Todas estas aplicaciones pueden ser útiles aunque son aburridas. Donde sí que podemos tener cierta diversión edificante es en el lector de subscripciones Zinio o en Kindle que viene preinstalada. Como utilidad nos aportan AccuWeather, que en mi opinión no mejora la aplicación del tiempo nativa de Windows, y el antivirus Norton.

Nitro Pro 8

Por último, tenemos el servicio para compartir archivos por la nube de Hightail, que los profesionales encontrarán muy adecuado, y el gestor de PDF Nitro Pro 8, de la propia Lenovo como una alternativa a Adobe Acrobat, con periodo gratuito de prueba.

HightTail Windows 8

Almacenamiento

Tenemos muchas opciones de almacenamiento en función de la versión que escojamos y del dinero que nos queramos gastar, desde clásicos HDD a los veloces SSD. De cualquier forma, siempre podremos conectarnos a discos duros externos por USB o utilizar los diferentes formatos de tarjetas de almacenamiento que lee su lector 4 en 1.

Conectividad

ThinkPad Yoga es un equipo completo en este apartado. Algunos podrán echar de menos el puerto Ethernet, pero esto es algo que los nuevos ultrabooks han desterrado. El puerto miniHDMI puede dar un poco más de guerra, al estar en el camino intermedio entre el microHDMI, habitual en dispositivos móviles, y el HDMI completo, el que traen las pantallas grandes. Queremos decir que no es el más habitual.

Por lo demás, tenemos todo lo necesario.

También varía la antena WiFi de los modelos más caros a los más básicos. Podemos escoger entre una clásica de WiFi n o pasar a una ac.

Cámaras

Sólo tenemos una cámara frontal HD para videollamadas. Esta nos sirve como un sensor de movimiento en algunas aplicaciones como la de Recetas.

Sonido

A pesar de llevar altavoces estéreo controlados por tecnología Dolby Home Theatre, uno de sus puntos más flojos. Poco portátiles suenan bien, pero tenemos que calificar el sonido de la ThinkPad Yoga como bastante enlatado, especialmente si subimos el volumen, que tampoco llega a ser muy alto.

Batería

Tenemos una batería que nos da sus buenas 7 u 8 horas de uso sin necesidad de cargador. Además, en modo stand by tiene gran autonomía. Las situaríamos sólo un peldaño por debajo de la nueva Surface Pro 2.

Precio y conclusiones

ThinkPad Yoga

Como decíamos al inicio, ThinkPad Yoga tiene muchas configuraciones posibles. La más básica parte de 739 euros, aunque ahora mismo es difícil conseguir en tiendas españolas, por lo que tendríamos que recurrir a su importación.

En España partimos de los modelos con pantalla Full HD y soporte para stylus, llamados ThinkPad Yoga S1 Edge que parten de 1230 euros.

Estamos hablando de equipos que suponen un coste enorme pero que tienen una ventaja y es que pueden ahorrarte el comprarte una tablet al uso. Su pantalla de 12,5 pulgadas no está muy lejos de las de 10 pulgadas e incluso ya estamos viendo modelos de 12,2 pulgadas firmados por Samsung que no resultan nada económicos y que cuentan con procesadores bastante más flojos y con un software muy inferior para la productividad.

En definitiva, este equipo puede ser ideal para aquellas personas que buscan una solución para todo, mientras conservan un poco de portabilidad. Su versatilidad y su maravilloso teclado son los puntos más fuertes, mientras que su peso y su precio son la contrapartida.

Revisado por Redacción el 21 febrero 2014

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios

Análisis a fondo