WT310

Nota 6La popular firma japonesa Toshiba anunció su WT310 el pasado mayo buscando ofrecer con ella una alternativa a la Surface Pro y otros equipos del estilo, aunque haciendo fuertes algunos rasgos concretos (la pantalla sobre todo). Evidentemente, es una tableta de gama muy alta, preparada para correr Windows 8.1 en su versión completa gracias a un procesador Intel Celeron 847. Os ofrecemos todos los detalles de este equipo capaz de hacer, indistintamente, de tablet o de PC.

Toshiba es actualmente una de las compañías que más diversifica en el mercado de las tabletas con un catálogo que contiene tanto equipos de gama económica, por ejemplo, la Excite 7, como dispositivo tremendamente poderosos, entre los cuales podríamos destacar, en Android, la Excite Pro, una tablet a la altura de la Asus Transformer Infinity TF701T, o esta que hoy probamos con su versión completa de Windows 8 (actualizable a 8.1) y una pantalla de resolución Full HD.

Diseño y aspecto exterior

La WT310 es una tableta sólida, pero también pesada (aún así, más ligera que la Surface Pro). Se nota en buena medida que el diseño del equipo está condicionado por su arquitectura interna y es que no debe resultar fácil meter los componentes de un PC en una tablet de 11,6 pulgadas. Hemos de tener en cuenta siempre que estamos hablando de un equipo capaz de correr cualquier programa de escritorio, así pues, su volumen no nos resulta desproporcionado.

Toshiba WT301 de frente

Eso sí, la parte negativa, al compararla con la tablet de Microsoft, la encontramos en los materiales. La carcasa trasera se reviste casi exclusivamente de plástico y, aunque ofrece un buen agarre, no es excesivamente elegante, ni da una sensación de gran calidad. Éste es probablemente de los puntos más débiles del que, por otro lado, es un gran equipo.

Dimensiones

Sus dimensiones son generosas, qué duda cabe. Mide 29,9 cm x 18,9 cm x 12,4 mm y pesa 825 gramos. Aunque cuenta con una superficie más amplia que la de la Surface Pro 2, es más fina y consigue rebajar el peso de la más potente de las tabletas de Microsoft, lo que supone un punto a favor de Toshiba.

Toshiba WT301 grosor

De cualquier forma, como decimos, es un aparato pesado pero no comparable de ninguna manera a los Android o al iPad, con procesadores ARM. Se trata de un concepto totalmente diferente y busca atraer a un perfil de usuario muy distinto.

Controles y componentes externos

A esta WT310, en cuestión de puertos y conexiones, no le falta de nada. Como buena tablet de Windows “Full Size”, está diseñada para utilizarse en posición apaisada. Toda la parte delantera aparece rematada con un reborde que se superpone al marco. Tiene un botón físico de Windows en la zona inferior, para regresar al escritorio con la interfaz de usuario moderna, y una cámara delantera arriba.

Toshiba WT301 logo frontal

El perfil izquierdo está completamente limpio, mientras que en el perfil derecho encontramos, de arriba a abajo, la conexión para cargar la tableta, una ranura para tarjetas SD, un puerto mini HDMI, otro puerto USB 3.0, conexión para los auriculares, el botón del volumen, otro botón para bloquear la rotación de la pantalla y otro botón más para encender y apagar el sistema.

Toshiba WT301 lateral

En el perfil superior vemos una abertura para ventilar los componentes internos (de hecho, hay un par más de éstas en la tablet).

Toshiba WT301 ventilacion cubierta

En el perfil inferior tenemos dos salidas de audio en los extremos, la conexión dock para el teclado y enganches para facilitar su acoplamiento.

Toshiba WT301 dock

En la zona posterior de la cubierta trasera encontramos el nombre del fabricante, la cámara principal y más canales de ventilación.

Toshiba WT301 lateral atras

Pantalla y multimedia

La pantalla es uno de los puntos fuertes de la WT310. Su resolución es Full HD, 1920 x1080, tiene 11,6 pulgadas y la relación de aspecto de un teléfono, 16:9. Como hemos indicado anteriormente, el dispositivo está diseñado para utilizarse en posición horizontal, pero la pantalla puede rotar y ofrecernos un modo retrato (incluso puede bloquearse en dicha orientación), aunque vista así es demasiado alargada. Tanto que se hace casi impracticable.

Toshiba WT301 pixeles

En otro aspectos, la pantalla también da la talla. Los colores son vivos y realistas, los ángulos de visión bastante completos, el brillo alcanza altos niveles y el tema de los reflejos sobre el cristal está bien controlado.

El inconveniente más significativo lo encontramos, tal vez, a la hora de utilizar el escritorio clásico de Windows, donde la gran resolución de la tablet hace que, por defecto, los controles y los iconos luzcan algo pequeños y perdamos un poco de precisión al manejar el dispositivo con los dedos. Es el típico problema que surge al portar la interfaz antigua a las pantalla táctiles. De cualquier manera, con un ratón o un stylus podremos trabajar de forma más confortable.

Toshiba WT301 altavoz

El audio, no obstante, está un nivel por debajo de la imagen. A pesar de tener dos altavoces y ser un equipo estéreo, el sonido es tal vez un poco enlatado y no alcanza demasiado volumen. Aún así, es aceptable.

Sistema operativo

Este aspecto puede resultar controvertido, pero volvemos a encontrarnos con dos escritorios relativamente aislados cuya integración no resulta del todo fluida. La Modern IU (Interfaz de Usuario Moderna) ha ganado muchos enteros con Windows 8.1, de hecho, en la Surface 2 que probamos hace unos días vimos bastantes luces. Sin embargo, el entorno clásico de Windows es complicado de utilizar en una tableta “pura”.

La Toshiba WT310 tiene una clara vocación de híbrido, a pesar de lo cual el equipo no viene con un teclado de serie, ni un puntero, ni siquiera con una base dock. Al comprarlo lo único que estamos adquiriendo, en un principio, es una tableta que se puede completar con otros accesorios. Android también utiliza un sistema de carpetas y hay apps que nos sirven para navegar por ellas y están optimizadas, en tamaño y distribución, para móviles y tabletas, sin embargo, Windows 8 se sigue nutriendo de una interfaz que tiene mucho más sentido si estamos utilizando un ratón o alguna otra herramienta que nos permita una mayor precisión.

Toshiba WT310 escritorio

Salvando esto, debemos reconocer que Microsoft cada vez va ganando más enteros en su interfaz para tablets. El mosaico de la pantalla de inicio tiene una estética potente y los tiles con información actualizada nos resultan un concepto muy interesante, original y con infinidad de posibilidades.

Además, tenemos la opción de trabajar con Word, Excel, PowerPoint, Outlook, etc. algo que en el plano productivo supone un valor incalculable. Por lo demás, Toshiba no ofrece nada exclusivo, el sistema operativo es que lo Windows trae en la mayoría de los casos, que no es poco.

Toshiba WT310 Tienda

La tienda de apps de Microsoft sigue creciendo, aunque todavía tiene mucho camino por recorrer antes de llegar al catálogo de aplicaciones que ofrece Android o iOS. De cualquier manera, en la Toshiba WT310 podemos suplir esa “carencia” instalando cualquier programa de Windows. Es la ventaja de contar con la versión completa del sistema operativo.

Rendimiento

El procesador de esta tablet de Toshiba es una magnífica máquina, capaz de soportar todo el peso de Windows con solvencia. No puede compararse con un Tegra 4 o con un Snapdragon 800, porque son tecnologías completamente diferentes. Así pues, los benchmarks que utilizamos habitualmente a la hora de medir el rendimiento de otras tablets no tienen demasiado sentido en este caso.

Es un Intel Celeron 847 de dos núcleos que trabaja a un frecuencia de 1,1 GHz y se acompaña de una RAM de 4GB. El rendimiento y la respuesta del equipo, como no podía ser de otra manera, resulta excelente en tareas de tablet, es muy fluido y sensible a nuestras órdenes: arranca rápido y las aplicaciones vuelan.

Sin embargo, para juegos de PC más pesados no es una tablet que vaya a ofrecernos una respuesta del todo óptima. Este mismo modelo tiene una variante con el Intel Core i5, más cara, que sí sería una opción potente de verdad para mover ese tipo de software de máxima exigencia.

Memoria y almacenamiento

El equipo cuenta inicialmente con una capacidad de almacenamiento de 128 GB, pero el espacio no parece que vaya a ser problema en ningún caso. Además de la ranura para tarjetas SD, el puerto USB nos permite conectar discos duros externos. Por si fuera poco, siempre podemos echar mano del almacenamiento virtual con SkyDrive.

Toshiba WT301 memoria SD

Como es lógico, la versión completa de Windows se come buena parte de la memoria interna de la tableta. En este equipo, concretamente, nos quedamos con 78,6GB útiles.

Autonomía

Digamos que éste no es su punto fuerte. El procesador del equipo es muy potente y consume muchos recursos y mucha energía. El dato que ofrece Toshiba es de aproximadamente 5 horas, aunque a nosotros apenas nos ha llegado a las 4.

Si lo comparamos con un portátil, la autonomía está bastante bien, pero al medirlo con un tablet Android de, por ejemplo 8.000 o 9.000 mAh, o con un iPad, su duración, lógicamente, se nos hará escasa.

Cámara

La WT310 viene equipada con dos cámaras, frontal y trasera, que sirven a la perfección para el uso que podemos hacer ellas. Para video-chats, que en realidad es tal vez su función más importante, tenemos una lente con 1Mpx de resolución. Mientras que la cámara principal tiene 3Mpx y funciona relativamente bien, aquí tenéis una prueba:

Toshiba WT310 Foto con la cámara

El sensor tiene autoenfoque y la imagen que os mostramos se llevó a cabo en interiores sin demasiada luz, aunque de día (la tablet no cuenta con flash). Como veis el resultado, a pesar de lo poco propicio de la situación, no es malo en absoluto.

Precio y valoración final

Echando un vistazo por Internet en los sitios más habituales de compra online, vemos que esta tablet de Toshiba cuesta unos 530 euros. No es un mal precio si pensamos que en ella podemos instalar cualquier programa de escritorio y disfrutar de Microsoft Office.

Si tenemos en cuenta las calidades globales del equipo, nuestras impresiones son en general positivas. Por destacar un elemento negativo, quizá debemos decir que nos hubiera gustado un teclado, un pen o, al menos, una base dock, puesto que es difícil imaginar a la WT310 como una tablet pura, y aún encareciendo su precio, habría merecido la pena contar con algún complemento que facilitara un uso más orientado al escritorio.

Toshiba WT301 panel

Lo mejor del equipo es su magnífica pantalla full HD, y la suficiencia con la que el procesador de Intel mueve el sistema (así como las aplicaciones) en su vertiente metro. Los avances que está realizando Microsoft en Windows 8.1 también merecen una mención especial. Por fin el software se va acercado a la idea de lo que debería ser una herramienta puramente funcional orientada a la productividad.

Revisado por Javier GM el 16 diciembre 2013

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

5 comentarios
  1. Sebas Ayala Valderrama 30 Dic, 13 17:54

    intel celeron??????? mmm prefiero un haswell

    0
    1. sepsigirl 19 Jul, 14 22:08

      cómete una mierda

      0
  2. sagan 14 Abr, 14 12:43

    381 euros en pccomponentes,

    0
  3. Ruben 20 Abr, 14 14:45

    He estado buscando un tablet-portatil, y me gustó mucho la surface pro 2. Pero esta parece una buena alternativa que buenas especificaciones y el precio. Pero tengo una pregunta, imagino que programas que tiene se podrán desinstalar para rebajar el espacio en disco, ¿no?, luego ¿se pueden instalar programas tipo dreamweaver / photoshop? Gracias.

    0
    1. Anónimo 29 May, 16 17:21

      photoshop e illustrador pueden descargarse y funcionan bien pero son programas bastante pesados que corren mejor en una computadora

      0

Análisis a fondo