iPad

Estas son las diferencias entre una tablet y un iPad

Publicado por
Eder Ferreno

El mercado de las tablets ha ido creciendo con el paso de los años. Aunque no tenemos tantas opciones como en los teléfonos, hay una buena variedad de modelos en este segmento. Por un lado tenemos tablets con Android, además de encontrarnos también con los iPad de Apple. Muchos consideran que son lo mismo, pero hay alguna diferencia entre una tablet y un iPad.

A continuación os hablamos más sobre este tema. Vais a poder saber de este modo sobre estas diferencias, porque si bien tienen muchos elementos en común, hay alguna diferencia entre la tablet y el iPad. Esto os ayudará a saber más sobre los dos dispositivos, lo que tienen que ofrecer y saber cuál puede ser la mejor opción para vosotros a la hora de comprar uno. Ya que habrá uno que se ajusta mejor a vosotros.

Tablet vs iPad

Las tablets son dispositivos similares a un teléfono móvil, aunque con un tamaño más grande. Muchos consideran tanto las tablets como los iPad una especie de ordenador portátil. El término ordenador tablet es algo que se usa también en muchos mercados, sobre todo para definir a los iPad de Apple. Estas son diversas formas en las que estos dispositivos van a ser descritos en el mercado. Si os encontráis con alguno de estos términos, ya sabéis a qué se refieren.

Tanto la tablet como el iPad son dispositivos con solo una pantalla, no hay un teclado presente. Algunos modelos cuentan con algunos botones físicos, como un botón de Home. Ambos pueden ser usados para muchos fines, ya sea para estudiar, trabajar, navegar, jugar, ver contenidos en plataformas de streaming o ver fotos. Además, se pueden descargar apps en los dispositivos desde sus respectivas tiendas, muchas de las mismas apps que ya se usan en teléfonos móviles.

Hay una gran cantidad de accesorios disponibles para las tablets, también para los iPad. Desde stylus a teclados, lo que permite un uso más variado o mejor de los dispositivos. Si se busca usar para trabajar, el poder añadir un teclado hace que sea casi como un ordenador, por lo que se puede usar de una forma más productiva en todo momento. Los accesorios son algo que se compra por separado en la mayoría de los casos.

Sistema operativo

Una diferencia entre la tablet y el iPad es el sistema operativo que usan. Los iPad son dispositivos que Apple lanza al mercado y que usan por tanto un sistema operativo propio de la firma. Durante muchos han hecho uso de iOS como su sistema operativo, el mismo que se usa en los iPhone. Aunque hace un par de años Apple lanzaba iPadOS de forma oficial. Este es el sistema operativo nuevo, que es una versión de iOS que se adapta de forma más específica a estos iPad. Se incorporan nuevas funciones y apps en este caso, que permitirán sacarle el máximo partido al dispositivo.

En el caso de las tablets, Android es el sistema operativo que nos encontramos en las mismas. La versión concreta de Android es algo que va variar entre modelos, ya que cada marca lanza diversas tablets al mercado y no siempre hacen uso de la versión más reciente. Al menos no en la misma velocidad en la que los teléfonos hacen. Los modelos de gama alta en Android usan las versiones más recientes, mientras que otros pueden usar versiones anteriores, pero esto ayuda a que tengan un precio mucho más bajo, por ejemplo.

Además, cada marca aplica su propia capa de personalización a cada tablet. Esto supone que en función del modelo podemos tener algunas funciones o apps diferentes presentes en la misma, como ocurre en los teléfonos. Este es otro aspecto a tener en cuenta al comprar una. Ya que hay marcas que presentan tablets que se orientan más a trabajar, por ejemplo, y cuentan con funciones, apps o accesorios que buscan dar un mejor rendimiento en dicho aspecto.

Precios

Una gran diferencia entre la tablet y el iPad es el precio. Las tablets Android nos dejan con una enorme variedad de marcas y modelos, con opciones en todos los segmentos de mercado. Así que nos encontramos con modelos que pueden costar menos de 100 euros en algunos casos en la gama más modesta y las tablets más avanzadas se sitúan en precios que superan con facilidad los 800 e incluso 900 euros. El rango de precios que nos encontramos es muy amplio, por tanto. Usuarios con todo tipo de presupuestos podrán comprar o encontrar una tablet con Android. Esta es una de las principales diferencias o ventajas en las tablets con Android.

Los iPad son modelos que en general se sitúan en un segmento más alto en el mercado. En función del modelo que se elija, el precio supera con facilidad los 600 euros y el iPad Pro, el más avanzado de la gama de Apple, tiene un precio que supera los 1.000 euros, por ejemplo. Son dispositivos que se centran en un segmento de mercado más alto, para usuarios que pagan más dinero por tener este sistema operativo o sus funciones, en muchos casos profesionales, por ejemplo.

Apple nos deja con un iPad normal, el iPad Pro y el iPad Air (el más barato normalmente). Estos son dispositivos que en muchos casos se orientan a un usuario que los quiere usar tanto para trabajar como para ocio. Mientras que en muchas de las tablets en Android, los usuarios buscan una tablet para pasar el rato, para llevar de vacaciones o ver contenidos en la misma. Hay modelos que se orientan a su uso profesional, pero son los más caros dentro de la selección de tablets en Android.

Actualizaciones

Esta es una diferencia principal entre la tablet y el iPad, si bien depende mucho del modelo. Apple es una marca que garantiza varios años de actualizaciones a sus dispositivos, normalmente hasta cinco años de soporte. Esto te permite tener tanto actualizaciones del sistema operativo como de seguridad durante este período de tiempo. Gracias a esto, se permite que ese modelo se vaya a poder usar durante un período de tiempo más amplio, algo que podría justificar su precio elevado para muchos.

Las tablets Android tienen soporte en la mayoría de los casos, si bien esto es algo que va a depender en gran medida de la marca de dicha tablet y también del segmento al que pertenece. Es decir, marcas como Samsung dan hasta tres años de soporte a muchas de sus tablets, sobre todo a los modelos más avanzados dentro de su catálogo. Aunque aquellas tablets dentro de la gama baja, sobre todo esas tablets baratas de marcas poco conocidas, no suelen obtener actualizaciones o llegan mucho más tarde de lo esperado o deseado por los usuarios.

Así que el soporte no es una garantía para todos los usuarios con una tablet Android. Esas diferencias entre marcas y modelos son algo notable y que puede tener influencia en el modelo elegido. Hay usuarios que van a tener muchas actualizaciones, tanto del sistema, de su capa de personalización o de seguridad, mientras que otros apenas tendrán actualizaciones o incluso no van a tener ninguna. Así que es algo a tener en cuenta a la hora de comprar una tablet con Android como su sistema operativo.

Rendimiento

Algo que hemos dicho ya es que hay una gran diferencia de rendimiento entre una tablet y un iPad, si bien depende del segmento de mercado al que pertenezca tu tablet. Los iPad son modelos que se sitúan en la gama alta, así que nos dejan en todo momento con un buen rendimiento. Usan procesadores avanzados (Apple suele lanzar uno nuevo cada año para estos modelos), además de tener un sistema operativo diseñado para sacarle el máximo partido a sus características.

En el caso de las tablets en Android hay de todo, como hemos mencionado. Si queremos una tablet que compita con el iPad en cuanto a rendimiento, nos tenemos que ir a la gama alta de este mercado. Marcas como Samsung lanzan de forma habitual modelos tope de gama, que nos dan un gran rendimiento y que no tienen nada que envidiarle a un iPad en este sentido. Si bien este tipo de tablets son una minoría en el mercado.

La mayoría de las tablets en Android se sitúan en la gama media o gama baja. Esto supone que no van a dar el mismo rendimiento que tenemos en un iPad, sino que en muchos casos son dispositivos que se orientan más al ocio. Es decir, están pensadas para que vayamos a poder ver contenidos multimedia, contenidos en streaming, jugar o navegar. En muchos casos son dispositivos que los usuarios compran cuando se quieren ir de viaje, ya que así pueden realizar este tipo de acciones, sin tener que usar o llevar su portátil para ello.

Estas diferencias en rendimiento son algo que tiene una clara influencia en los precios. Las tablets Android de gama baja o gama media van a tener un rendimiento menor, son menos potentes, pero son notablemente más baratas también. Si se busca una tablet potente, porque se quiere usar para trabajar, entonces se tiene que acudir a un segmento de mercado más alto, por lo que el precio será más elevado.

Publicado por
Eder Ferreno