Internet va lento: causas y soluciones

Internet va lento

Los dispositivos móviles han logrado ser tan populares en parte por la conectividad y el acceso a la red. Gracias a ello podemos tener todo lo necesario en la palma de la mano. Es la conexión a Internet la que te permite navegar por la red, descargar datos y aplicaciones, subir lo que necesites a la nube, gestionar tu correo electrónico, o divertirte jugando online. Pero cuando esta conexión se corta o Internet va lento, toda esta funcionalidad se va al traste.

Si estás teniendo problemas con Internet en tu dispositivo móvil Android, aquí tienes algunas de las posibles causas y también las soluciones explicadas paso a paso.

Internet va lento en Android: causas y soluciones

Internet va lento

Existen muchas causas por las que Internet va lento en tu dispositivo móvil Android, y puede que sea cualquiera de ellas en tu caso. Para comprender cuáles son los principales problemas más comunes que podrían estar ralentizando la conexión, deberías conocer los siguientes puntos y sus respectivas soluciones:

Datos móviles

Aquí se engloban todos los problemas referentes  a la lentitud causada por la conexión LTE (3G, 4G, 5G,…), y que pueden dividirse principalmente en:

  • Mala cobertura: cuando la señal que llega a tu dispositivo móvil no es buena, puede causar que Internet vaya lento. Los motivos más frecuentes son:
    • Zona con mala cobertura.
      • Solución → Muévete y busca otra zona donde la señal mejore.
    • Paredes demasiado gruesas u obstáculos como depósitos de agua, y otros materiales densos.
      • Solución → Intenta buscar una zona más despejada.
    • Estructuras metálicas de algunos edificios (jaula de Faraday).
      • Solución → Sal del edificio o estructura metálica.
    • Antena del dispositivo de mala calidad o de insuficiente potencia.
      • Solución → Cambia a otro dispositivo con mejor antena.
    • Ruido o posibles interferencias con otros aparatos que generen campos electromagnéticos.
      • Solución → Aléjate de inhibidores o aparatos que puedan estar interfiriendo.
  • Problemas con la línea: también puede haber mala cobertura, o inestabilidad en la conexión, debido a problemas puntuales de la línea:
    • Averías en las antenas de telefonía móvil de la zona.
      • Solución → Contacta con tu proveedor de telefonía para confirmar que se trata de eso y espera a que lo solucionen.
    • Problemas técnicos en el proveedor de datos.
      • Solución → Contacta con tu proveedor de telefonía para confirmar que se trata de eso y espera a que lo solucionen.
    • Tormentas eléctricas o climatología adversa.
      • Solución → Espera a que el tiempo mejore.
  • Has agotado la tarifa: otra cosa que suele ocurrir con frecuencia es cuando tienes una tarifa de X gigas o megas y has consumido todos los que tenías para el mes. Algunos proveedores simplemente comienzan a cobrar más a partir de ese momento, otros siguen dando un servicio mínimo gratuito, pero que tan solo te permitirá navegar a unos cuantos Kbps.
    • Solución → Comprueba si es eso y espera a que llegue el día de la renovación. También puedes ampliar o usar bonos de los que ofrecen los proveedores de tarifas de datos.
  • Configuración: también puede deberse a un problema en la configuración. Por ejemplo, si has usado alguna app para restringir el uso, o tal vez estás compartiendo la conexión con otro equipo o haciendo tethering.
    • Solución → Revisa que no tengas la red compartida o algún tipo de app que esté limitando el uso, como las de Tethering, u opciones en Ajustes de Android como Compartir conexión o Punto de acceso portátil. Si están, desactiva para acelerar la red.

WiFi

Es probable que Internet vaya lento cuando no estás conectado a los datos, sino cuando te encuentras conectado a una red WiFi cercana. En estos casos, los motivos de la lentitud podrían ser:

  • Señal pobre: cuando la señal del WiFi no llega demasiado bien, se pueden producir cortes e incluso que vaya lento. Es probable que esto sea a consecuencia de:
    • Estás demasiado alejado del router.
      • Solución → Acércate al router.
    • Hay obstáculos o paredes entre el dispositivo Android y el router.
      • Solución → Ponte en un punto donde no tengas tantos obstáculos entre tu dispositivo móvil y el router.
    • Antenas del router mal colocadas o de poco alcance.
      • Solución → Puedes usar extensores, PLCs, o simplemente orientar mejor las antenas. Ten en cuenta que la señal no viaja de forma concéntrica, sino más bien como si imaginases un anillo introducido en la antena, expandiéndose para los lados.
  • Congestión WiFi: también puede ocurrir que el problema sea que hay demasiados dispositivos conectados a una misma WiFi, algo que ocurre en algunos puntos de conexión públicos, o en casa donde se tiene varios móviles, PCs, consolas, smart TV, y otros dispositivos conectados a la vez.
    • Solución → Si tienes demasiados dispositivos conectados, haz uso de los datos o desconecta algunos que no estés usando.
  • Red lenta: al igual que ocurre con los servicios de datos, es probable que la red vaya lenta de forma puntual.
    • Averías en repetidores cercanos, cableado de red, sobrecarga, etc.
      • Solución → Contacta con el ISP para asegurarte de que es eso y espera a que lo solucionen.
    • Problemas técnicos en el proveedor de datos.
      • Solución → Contacta con el ISP para asegurarte de que es eso y espera a que lo solucionen.
    • Tormentas eléctricas o climatología adversa.
      • Solución → Espera a que el tiempo amaine.
    • Tarifa insuficiente (baja velocidad/ancho de banda).
      • Solución → Puede que la tarifa sea insuficiente para el uso que le das. Intenta contratar mayor velocidad/ancho de banda, como las conexiones de fibra óptica, 5G, o StarLink.
  • Limites del ISP: en algunas conexiones por satélite o LTE doméstico, es muy probable que también tengas una tarifa limitada en gigas mensuales, y cuando se agotan, la línea baja la velocidad de forma radical.
    • Solución → Solo te queda esperar a que se renueve y el contador vuelva a cero al siguiente mes o contratar más datos.
  • Throttling: algunos servicios, especialmente los que no son cableados, es posible que para evitar problemas en la red se ralentice de forma puntual la velocidad en algunas franjas horarias donde hay mayor colapso de conexiones. Es un método para un uso más equitativo y evitar que algunos clientes abusen del servicio.
    • Solución → Lo único que puedes hacer es esperar a que la línea esté menos saturada. Generalmente eso ocurre en horario nocturno. De 00:00 a 7:00.

Uso de red excesivo

Si nada de lo anterior es, lo siguiente que hay que pensar es que en nuestro dispositivo móvil Internet va lento porque se está haciendo un uso intensivo de la red.

  • Uso de red en segundo plano: puede que no te estés percatando, y tal vez solo estás usando una app en el momento, pero puede que haya otros procesos en segundo plano que también están consumiendo recursos de red. Por ejemplo:
    • El actualizador de apps o del sistema está descargando una nueva versión de forma automática.
      • Solución → Comprueba que el sistema no está descargando una actualización o que en la Google Play tampoco se está descargando nada. Si está descargando, puedes pausarlo o esperar a que termine para disponer de todo el ancho de banda para el uso que deseas.
    • Tienes algunas apps en segundo plano que están haciendo uso de Internet.
      • Solución → Cierra las apps que tengas en segundo plano y no estés usando.
  • Malware/nuisanceware: otro problema que también puede suceder es que haya algún tipo de infección en tu sistema y que esté usando los recursos de tu red para minar criptomonedas, para propagar la infección, o para reportar datos robados. Estos códigos maliciosos pueden provenir de infecciones por archivos que llegan desde webs dudosas, por correo electrónico, mensajería, etc., o también mediante aparentes apps inofensivas que están en la Google Play y que podrían haber pasado el filtro de seguridad sin percatarse de que son maliciosas.
    • Solución → Pasa un buen escáner antivirus o antimalware en tu Android. Elimina las infecciones detectadas, si las hay. En caso de ser más persistentes o no detectarlas, puedes recurrir a un hard reset en casos extremos, pero se borrarán todos tus datos, apps y configuraciones.

Firmware

Es muy importante mantener las apps y el sistema operativo actualizado, así como el firmware. Esto es debido a que algunas actualizaciones no solo son para corregir ciertos bugs, agregar funciones nuevas, o para parchear vulnerabilidades. También pueden servir para optimizar y mejorar el rendimiento. Incluso se pueden mejorar los controladores del modem interno para acelerar la conexión.

  • Solución → Comprueba de forma periódica si hay actualizaciones de apps o del sistema operativo e instala para estar al día.

Incompatibilidades

Como sabrás, las conexiones de datos pueden ser 3G, 4G, 4G+, 5G, etc. Y en el caso de las WiFi pueden serlo IEEE 802.11n/ac/ax, y trabajar a 2.4Ghz o a 5Ghz. En el caso de las tecnologías LTE, mientras mayor sea el número que acompaña a la G, más velocidad tiene. Mientras que en el lado del WiFi, la más rápida actualmente sería la ax y frecuencia 5Ghz. Pero claro, puede haber incompatibilidades, ya que para que un dispositivo pueda aprovechar esas tecnologías, se deben cumplir 2 requisitos fundamentales:

  • Que el proveedor de datos móviles o ISP soporte conexiones rápidas. Por ejemplo, puedes tener un móvil 5G, pero si tu proveedor no te da una línea 5G o no hay cobertura en tu zona, sabes que el móvil se conectará a una inferior.
    • Solución → Adquiere una tarifa compatible con la mejor de las tecnologías soportadas por tu móvil.
  • Que el propio dispositivo móvil tenga un modem que soporte esas conexiones. Este sería el caso contrario, por muy veloz que sea la línea de tu proveedor de red, si tu dispositivo no tolera dicha velocidad, también estará generando un cuello de botella.
    • Solución → Compra un nuevo dispositivo móvil compatible con la conexión que dispones para aprovecharla al máximo.

VPN activa

Para mejorar la seguridad, el anonimato, la privacidad, e incluso saltar algunas restricciones geográficas, muchos están haciendo uso de una VPN. Por tanto, hay que tener en cuenta que para ofrecer todas esas ventajas, el servicio VPN canaliza el tráfico de red hacia sus servidores, lo cifra, y el entrante hace algo parecido, teniéndose que descifrar. Es decir, si no usas una VPN rápida, la red podría ralentizarse bastante.

  • Solución → Si tienes una VPN activa, es casi seguro que Internet vaya lento por eso. Desactiva la VPN o consigue una suscripción a una suficientemente rápida.

HW/SW

A veces no es Internet va lento, sino mi sistema va lento. Es decir, puede que por falta de recursos de hardware, o por algún problema del software, todo vaya lento, y eso de la sensación de que la conexión también va.

  • Solución → Reinicia Android y vigila que no hay otros problemas, incluso si el dispositivo se está calentando demasiado.

Otros conflictos

Por último, es importante también descartar que pueda haber conflictos de recursos o entre controladores que estén generando un mal funcionamiento puntual en la red.

  • Solución → Reinicia el sistema y limpia la caché o la configuración de la app o del navegador web que estés usando.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)