Cómo ocultar la IP de mi móvil al navegar por internet

ocultar ip

Tras los diferentes escándalos de espionaje revelados por Edward Snowden y Wikileaks, sumados a los escándalos de las filtraciones de Facebook, ahora Meta, con Cambryde Analytics, muchos son los usuarios que han comenzado a tomarse la privacidad en serio, tan en serio que muchos se plantean cerrar todas sus redes sociales.

Para mantener nuestra privacidad a buen recaudo en la época en la que vivimos, no hace falta aislarse del mundo, sino tener dos dedos de frente y pensar que tipo de información compartimos y como la compartimos. Si queremos ir un paso más allá, también podemos comenzar ocultando nuestra IP cuando navegamos por internet.

Qué es la IP

Antes de nada, debemos saber exactamente qué es la IP cómo funciona. La IP es la matrícula o identificativo que utilizamos para navegar por internet, un identificativo que es único y que nadie más puede estar utilizando a la vez y que está formado por cuatro números separados por puntos.

La IP que utilizamos para navegar, dependiendo de nuestro proveedor de internet, puede ser dinámica o estática, es decir, que puede cambiar cada que nos conectamos a internet o ser siempre la misma.

Para conectarnos a internet, nuestro dispositivo se conecta a nuestro proveedor de internet (valga la redundancia) y este nos asignará una IP para navegar, una IP que quedará registrada en nuestra cuenta, al igual que todo el tráfico que realicemos.

Es decir, que nuestro proveedor de internet sabe en todo momento, que páginas web visitamos, que descargamos, a que plataformas de streaming nos conectamos… lo saben todo.

Eso sí, no pueden tener acceso a la información que enviemos o recibimos siempre y cuando visitemos páginas que utilizan el protocolo https, protocolo que cifra todo el contenido que enviamos y recibimos de un servidor.

Qué se puede saber con la IP

Siempre que navegamos por internet, dejamos un rastro en forma IP, un rastro que únicamente las autoridades pueden seguir solicitando a los proveedores de internet a quien pertenece y todo el registro de navegación asociado.

Esa IP también nos permite localizar el país y región donde se encuentra. Este método lo utilizan muchas plataformas de vídeo en streaming para bloquear contenido en ciertos países.

Además, también se utiliza habitualmente por gobiernos totalitarios, véase China, para impedir que sus ciudadanos puedan acceder a contenido vulnerable para la sensibilidad de la población disponible fuera del país al bloquear todas las IPs del país a través de un firewall.

No confundir con el modo incógnito

modo incógonito navegador

Prácticamente todos los navegadores incluyen un modo incógnito, un modo destinado a no dejar rastro en el navegador de las páginas web que visitamos, no guarda un historial de todas las páginas que visitamos. Nada más.

Nuestro proveedor de internet seguirá registrando toda nuestra actividad a través de la conexión a internet que nos ofrece, por lo que si quieres ocultar tu IP, utilizando el modo incógnito no tiene esa función.

Cómo ocultar la IP al navegar

Ya sea desde un dispositivo móvil, tablet u ordenador, existen 3 métodos para ocultar nuestra IP cuando navegamos por internet: utilizar una VPN, utilizar la red Tor o utilizar un proxy.

Ocultar la IP con una VPN

vpn

Utilizar una VPN es el método más seguro y rápido para ocultar la IP cuando navegamos por internet.

Seguro, porque cifra todo el tráfico que realizamos desde cualquier aplicación además del navegador entre el dispositivo y los servidores de la compañía que nos ofrece este servicio, por lo tanto, nuestro proveedor de internet nunca podrá saber para que utilizamos la conexión a internet.

Rápido, porque tan solo tenemos que pulsar un botón para navegar a través de una VPN y cifrar todo el contenido de nuestra navegación por internet.

Cuando nos conectamos a una plataforma VPN, esta reemplazará nuestra IP real por alguna de los servidores que tiene repartidos por todo el mundo, servidores que no almacenan ningún registro, por lo que las autoridades no tendrán ningún dato que recopilar.

Las VPNs tiene repartidas servidores por todo el mundo, lo que nos permite saltarnos las limitaciones geográficas de algunas plataformas de vídeo o de países como China, aunque este tipo de plataformas, está prohibido para el gran público y únicamente está disponible para un número muy reducido de empresas.

Las VPNs que realmente no almacenan un registro de nuestra actividad por internet, son todas de pago, y utilizan unidades de almacenamiento RAM. De modo que cuando el cliente se desconecta, el contenido almacenado se borra automáticamente en un instante sin dejar rastro.

Esto no sucede con las VPN gratuitas. Estas VPNs no son ONG, por lo que necesitan de una fuente de ingresos para poder seguir manteniendo los servidores. La fuente de ingresos la obtienen generando registros de la navegación que hacen los usuarios, registro que venden a empresas de publicidad pricipalmente.

Ocultar la IP con la red Tor

tor

La red Tor, conocida por ser la única vía para poder acceder a la Dark Web, funciona de una forma similar a las VPNs, ya que cuando nos conectamos, reemplaza nuestra IP por otra de sus servidores.

Con esa IP, no solo podemos navegar por internet de forma totalmente anónima, sino que, además, también podemos acceder tanto a la Dark Web como a cualquier otra web.

Eso sí, la velocidad de conexión deja mucho que desear, pero claro, si tenemos en cuenta que su principal finalidad es acceder a la Dark Web, la velocidad no es un aspecto muy a tener en cuenta.

La Dark Web no solo se utiliza para comerciar con productos y/o servicios ilegales, sino que, además, también se utiliza habitualmente por disidentes políticos que quieren evitar que las autoridades de su país puedan localizarle.

Para navegar por la red Tor, tan solo es necesario descargar el navegador en nuestro dispositivo. El uso de Tor es completamente gratuito y se mantiene gracias a las donaciones de los usuarios.

El navegador Tor está disponible para Windows, macOS, Linux y Android, pero no para iOS. Si tienes un iPhone o iPad utilizar el navegador Tor no es una solución que puedas utilizar.

Ocultar la IP con un proxy

Utilizar un proxy no es sinónimo de ocultar nuestra IP cuando navegamos por internet. Un proxy se encarga de gestionar las conexiones a internet de un grupo de equipos y se encarga de enviar las solicitudes y de recibir las respuestas de los servidores.

En internet tenemos diversas páginas web que nos permiten utilizar servidores proxy anónimos de forma gratuita, proxys que ocultan nuestra IP cuando estamos navegando por internet, sin embargo, no cifran la información como si hacen los servicios VPN.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.