Por qué no carga mi tablet

tablet no carga

Las baterías de los dispositivos móviles apenas han evolucionado en los últimos años y sigue siendo su principal problema. Afortunadamente, los fabricantes de procesadores al igual que Google y Apple con sus sistemas operativos, han optimizado a lo largo de los años el consumo de batería de este tipo de dispositivos.

De esta forma, podemos prolongar las horas de funcionamiento de nuestro dispositivo móvil. Pero ¿Qué pasa si nuestra tablet no carga? Antes de ponernos nerviosos y comenzar a pensar en cuanto nos puede costar solucionar este problema, debemos comprobar el motivo y buscar la solución correspondiente.

Limpiar el puerto de carga

Limpiar el puerto de carga

El puerto de carga de cualquier dispositivo móvil o tablet es un excelente sumidero donde se puede acumular la suciedad del entorno en el que transportemos nuestro dispositivo, siendo la pelusa su principal enemigo.

Lo primero que debemos hacer si nuestra tablet no carga, pasa por limpiar el puerto de carga. Para hacerlo, lo primero que debemos hacer es soplar fuertemente en el puerto.

Si eso no funciona, podemos utilizar un bastoncillo de las orejas y pasarlo concienzudamente por todo el puerto de carga para así eliminar cualquier tipo de suciedad que pueta estar pegada a los conectores.

Si no conseguimos retirarla, podemos utilizar un palillo, especialmente cuando se trata de pelusa que se encuentra al fondo del puerto de carga. Eso sí, debemos realizar este proceso con mucho cuidado para no dañar los conectores durante el proceso.

Cambia de cargador

cargador

Tanto el iPad como cualquier tablet Android, incluye batería de mayor capacidad que cualquier smartphone, por lo que, si utilizamos el mismo cargador que el de nuestro smartphone, el tiempo de carga puede durar varias horas.

Cuando nuestra tablet no carga, lo primero que debes hacer es comprobar si el cargador funciona correctamente con otros dispositivos. Que un cargador deje de funcionar es bastante poco habitual, pero entra dentro de las posibilidades.

Si el cargador que utilizamos con para cargar nuestro iPad, tampoco funciona conectado a otros dispositivos, ya sabemos cuál es el motivo. La solución más sencilla, si no queremos gastarnos dinero en un cargador nuevo, pasa por utilizar el mismo cargador que utilizamos con nuestro smartphone.

El único inconveniente, es el tiempo de carga. Si tenemos en cuenta que un cargador de tablet tiene una potencia de 10W mientras que el de un smartphone es de 5W, podemos llegar fácilmente a la conclusión de que el tiempo de carga será del doble.

Cambiar el cable de carga

tipos de cable USB

Apple siempre ha sido muy quisquilloso con sus cables lighting, cable que deben ser certificados por compañía (MFI) para que se puedan utilizar con cualquier dispositivo de Apple. Si utilizas un cable no oficial o certificado, lo más probable es que tu dispositivo no cargue o a los pocos minutos de comenzar la carga, se detenga el proceso.

Esto no sucede con los iPads que tienen conexión USB-C, ya que este tipo de carga no es propietario de Apple, como si lo es el cable lightning. Sin embargo, no es recomendable utilizar cualquier cable de carga USB-C que compremos en una tienda de los chinos.

Los cables USB-C, no solo permiten cargar el dispositivo de una forma mucho más rápida, sino que, además, también se utilizan para transferir contenido multimedia a otras pantallas, transferir archivos…

Si el cable es de baja calidad, lo más probable es que el proceso de carga sea muy lento, no permita transferir datos de altas velocidades o que directamente no nos permita cargar el dispositivo. En Amazon tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de cables USB-C de todos los precios.

Si nuestra tablet se carga mediante una conexión microUSB, debemos tener en cuenta que no todos los cables de este tipo permiten cargar el dispositivo. Si no tiene un concentrador, lo más probable es que únicamente podamos utilizarlo para transferir datos y no para cargar el dispositivo.

El puerto de carga está suelto

lipiar puerto de carga del iPad

Al puerto de carga lightning del iPad y el puerto USB-C tanto del iPad como de otras tablets Android, es reversible, de forma que da igual como tratemos de introducirlo en el puerto de carga: siempre entrará.

Sin embargo, no sucede lo mismo con el puerto de cargar microUSB. Este tipo de cable, únicamente se puede introducir de una forma en el puerto de carga.

Si cuando tratamos de introducirlo no nos fijamos en la forma, el conector del puerto de carga va viendo afectado su anclaje a la placa y con el tiempo, puede coger holgura y no hacer buen contacto con la placa.

Samsung Tab S3 con Android Puertos USB C

Si al introducir el cable microUSB en el puerto de carga, nuestra tablet no carga, debemos mover ligeramente el cable para comprobar si hace contacto correctamente y carga. La única solución a este problema pasa por reemplazar el puerto de carga en un servicio técnico.

Aunque este problema afecta principalmente a los dispositivos con un puerto de carga microUSB, también lo podemos encontrar en las conexiones lightning y USB-C, pero no por el mismo motivo, sino porque podemos darle algún golpe al cable mientras está conectado al dispositivo o lo utilizamos mientras se carga apoyado sobre el cable.

La batería ha dejado de funcionar

Cuando la batería de nuestra tablet ha dejado de funcionar al conectar el cable de carga, si tanto el cable, como el cargador y el conector funcionan correctamente, la pantalla debería encenderse para confirmar que se ha iniciado el proceso de carga (en el caso del iPad)

Algunas tablets nos informan del éxito del proceso a través de un led de notificaciones. Si no se enciende la pantalla o no se muestra un led encendido, significa que el proceso de carga no se puede realizar porque la batería ha muerto definitivamente.

La única solución a este problema pasa por reemplazar la batería. Si somos unos manitas y tenemos paciencia, podemos realizar este proceso nosotros mismos comprando la batería en Amazon.

Si no es así, debemos acudir al servicio técnico de nuestro barrio o si queremos garantía de reparación, acudir al servicio técnico oficial, aunque el precio será muy superior.

Utilizar la conexión inalámbrica

cargador inalámbrico

Lamentablemente, en las tablets, los fabricantes no han introducido soporte para carga inalámbrica, ya que no tiene el mismo sentido ni la misma funcionalidad que en un teléfono móvil.

Además, el tiempo de carga de una tablet, de por si ya es mucho más elevado que en un smartphone y utilizando carga inalámbrica, el proceso puede llegar a ser eterno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.