¿Merece la pena o no comprar una tablet para niños, diseñada específicamente para ellos? ¿Qué necesita una tablet para que la puedan utilizar de forma segura? ¿Cuáles son las mejores opciones que tenemos y cuánto nos cuesta cada una? Vamos a intentar responderos a todas estas preguntas para que toméis la mejor decisión para vuestros hijos.

¿Cómo tiene que ser una tablet para niños?

Para elegir una tablet para niños hay que empezar pensando en sus necesidades: es preferible una tablet más bien pequeña, más ligera y manejable; tiene que ser resistente y si es posible algún tipo de agarre que sea cómodo para ellos; y, por último, debe de contar con un sistema de control parental que los proteja de contenidos inapropiados y a nosotros de sorpresas desagradables con las facturas.

Hay que pensar que nos podemos sentir tentados de decir que, sin embargo, no tienen grandes necesidades en lo que a especificaciones técnicas se refiere, pero como decimos también al hablar de tablets baratas, hay un mínimo que sí es conveniente que cumplan y que muchas tablets para niños no alcanzan: resolución 1024 x600 al menos, un procesador con una cierta  potencia, 1 GB de memoria RAM y al menos 8 GB de almacenamiento. Es muy aconsejable también que, independientemente de la versión de Android que corran, al menos cuenten con Google Play.

Puede que no vayan nada más que a usarla con juegos sencillos y vídeos, pero necesitamos espacio para guardarlos y asegurarnos de que el dispositivo los corre con fluidez o realmente no le servirá para nada a nadie, ni siquiera a un niño. Y si estamos limitados, por otra parte, a los contenidos que viene pre-instalados o a los que nos ofrece la tienda del fabricante, nos vamos a perder muchas cosas.

Las tablets diseñadas específicamente para niños más recomendables

Clan Tablet 2

clan tablet pantalla

Fabricada por Kurio, la tablet de Clan aún va un poco justita de hardware, pero es de las mejores opciones. Tiene la ventaja de que no sólo viene ya con una funda apropiada para los niños, sino que el software está completamente adaptado para ellos: por supuesto, tenemos todos los juegos, vídeos y apps educativas de Clan TV, pero se incluyen muchas de las versiones premium de los más populares (Angry Birds y similares) y, por supuesto, todos los ajustes de control parental. Su precio es de 150 euros.

Paquito Mini

La segunda tablet que os recomendamos es otro clásico de las tablets para niños, y en hardware es un poco superior a la anterior, pero en este caso la funda no viene incluida y tampoco tenemos una selección de apps y contenidos infantiles pre-instalados tan amplio, aunque viene bastante bien surtida de entrada igualmente. Por supuesto, tampoco falta el sistema de control parental, que en este caso llega en la forma directamente de una personalización propia de Android llamada Magic OS. Su precio habitualmente es también de 150 euros, aunque ahora mismo se encuentra agotado.

¿Es una tablet diseñada específicamente para niños la mejor opción?

Ya sea porque les falta Google Play o porque se quedan cortas en hardware, es bastante difícil encontrar una tablet para niños perfecta y las que se acercan más, como podéis comprobar, no son especialmente baratas. Es por esto que lo que se recomienda más a menudo, nosotros desde luego lo hacemos, es adaptar una tablet convencional, algo que nos puede llevar un poco más de tiempo, pero que puede acabar saliéndonos incluso más barato y dar mejor resultado.

Tablets perfectas para niños

Fire 7

amazon fire

La Fire 7 es una tablet perfecta para un niño: es adecuada por su tamaño, su construcción es sólida y cumple con todos los requisitos mínimos de hardware. Tampoco está de más tener en cuenta su precio, que es prácticamente imposible de mejorar (70 euros o 55 euros si somos clientes premium). La única pega que tiene es que no viene instalado Google Play por defecto, pero es posible ponerlo y, en todo caso, la tienda de apps de Amazon está bastante bien surtida.

Galaxy Tab A 7.0

tablet samsung

Si queremos y podemos invertir un poco más (120 euros ahora mismo en El Corte Inglés), podemos hacernos con la tablet compacta de Samsung, con unas dimensiones similares pero con especificaciones técnicas ya un poco mejores (incluyendo una pantalla HD) y con una versión de Android mucho menos alterada que la de las tablets de Amazon (y que sí incluye Google Play).

Aquaris M8

aquaris m8

También por debajo aún de los 150 euros tenemos la Aquaris M8, que mejora en algunos puntos a la tablet de Samsung (tiene un poco más de memoria RAM y de capacidad de almacenamiento) y que llega con un extra como dispositivo multimedia, que son los altavoces estéreo frontales. La pantalla es de 8 pulgadas, lo que puede ser una ventaja, aunque también supone que el dispositivo es algo más grande.

Un iPad viejo

iPad mini retina lanzamiento

Lógicamente no vamos a recomendaros que os gastéis un mínimo de 400 euros en comprarle una tablet de gama alta a vuestros hijos, pero si váis a renovar vuestro iPad, dejarle a ellos el anterior puede ser una fantástica opción, ya que su calidad como dispositivos está fuera de duda (incluso los modelos antiguos siguen siendo fluidos y la construcción es immpecable) y tienen un sinfín de accesorios para niños disponibles, buenos controles parentales y todas las apps infantiles que podamos desear.

Primer paso: poner una funda

Por supuesto, si vamos a poner una tablet en manos de un niño conviene que nos aseguremos de darle un extra de protección frente a golpes y caídas y, de hecho, una de las razones por las que hemos destacado estas tres tablets, es porque todas ellas cuentan con un repertorio bastante amplio de fundas a medida. Si hemos optado por otro modelo, en cualquier caso, no hay que olvidar que también las hay universales, como las de Wise Pet o COLJOY. Con los iPad hay menos problema porque al haber tan pocos modelos y con medidas tan similares, hay mucha variedad para elegir.

fundas tablets

A la hora de escoger funda para niños lo principal es asegurarnos de que la tablet no vaya a morir demasiado rápido, por supuesto, algo para lo que no necesitamos recurrir a modelos específicos para niños. Apostar por estos, no obstante, tiene la ventaja de que normalmente van a añadir a la protección no sólo un toque divertido, con figuras de animales y demás, sino soportes y sistemas de agarre y transporte (asas y similares) que les van a hacer más cómodo usar y llevar la tablet de un lado a otro.

Segundo paso: poner controles parentales

Si tenemos un iPad, activar los controles parentales es extremadamente sencillo: no tenemos nada más que ir al menú de ajustes, entrar en el apartado “general” y ahí seleccionar “restricciones”, de manera que nos aparecerá la opción para “activar restricciones”, elegimos la contraseña que queremos poner y luego marcamos todas aplicaciones y funciones cuyo uso queremos restringir.

juegos para niños gratis

Podemos introducir limitaciones aún más específicas si en lugar de a restricciones vamos en el menú de ajustes a “accesibilidad” y ahí escogemos “acceso guiado”. Una vez hayamos metido en “ajustes del código” la clave que queramos utilizar, podemos elegir una aplicación para que sea la única que se pueda utilizar (pulsando tres veces el botón home), y poner un máximo de tiempo de uso, deshabilitar el control táctil de un parte la pantalla (o toda) o de los botones de volumen o cualquier otro.

En el caso de las tablets Android, por el contrario, la mejor opción es recurrir a un launcher específico o emplear alguna de las muchas apps de control parental que tenemos a nuestra disposición en Google Play. No hay dificultades, ademas, para encontrar opciones gratuitas, aunque desbloquear determinadas funciones puede requerir una compra in-app. La recomendación más habitual es Kids Place.

Último paso: darle contenido

Con estas primeras precauciones ya en marcha, lo único que nos queda es elegir de entre el mundo de juegos para niños y apps educativas que tenemos en la App Store y Google Play las opciones que nos parezcan más interesante, o que tengan más éxito con nuestros hijos. Si no sabéis por donde empezar tenemos unas cuantas selecciones que os pueden ayudar, además de las novedades de las que os vamos informando regularmente). Una últia recomendación es pensar que nos puede merecer la pena apostar por apps premium, que nos liberan de exponer a los niños a anuncios y a nosotros del peligro de las compras in-app (aunque lo suyo es que las tengamos ya desactivadas de antemano).

Compártelo. ¡Gracias!

Los comentarios están cerrados.

Análisis a fondo