Compártelo. ¡Gracias!

Aunque la mayoría de operadores en España ofrece la posibilidad de hacerse con un duplicado de sus tarjetas en formato microSIM, no ya sólo para los productos Apple sino para los de otras marcas, aún quedan algunas como Yoigo y las OMV que no dan esa opción. Paradójicamente, son éstas las que ofrecen algunas de las tarifas de navegación móvil más económicas y es un verdadero fastidio no poder acceder a ellas por un simple problema de tamaño de, al fin y al cabo, un plástico.

Pues bien, es posible transformar una SIM tradicional en formato microSIM en nuestra propia casa. Para ello tenemos dos opciones. Al igual que muchas tiendas de telefonía móvil de marcas que no tiene microSIM, y que en ellas es posible que os hagan gratis o por un precio muy reducido el proceso, la mejor y más precisa opción es hacernos con un “SIMcutter”, una máquina troqueladora a la que meteremos la tarjeta SIM y la cortará exactamente en el formato microSIM.

troqueladora SIM

Tienen un coste de alrededor de 20€ y son relativamente fáciles de encontrar y adquirir por internet y, además, suelen traer adaptadores para poder usar la nueva microSIM, de nuevo, como SIM si nos hace falta. La segunda vía es armarnos de cuchillo, tijeras y reglas y hacer el corte, si nuestro pulso y paciencia nos lo permite, nosotros mismos.

Para obtener el patrón tenéis dos opciones, utilizar una microSIM como molde o bien descargaros un esquema como el que os mostramos aquí (descarga plantilla) y seguir sus líneas maestras.

Patrón MicroSIM

Cada línea identifica una línea de corte sobre la tarjeta SIM y lo único que debéis tener mucho cuidado es a la hora de recortar las partes que están cerca del chip. Con un poco de paciencia y maña, como demuestran en este vídeo, es posible hacerse uno mismo una microSIM.

Comentarios

Sin comentarios

Análisis a fondo