Kindle Fire HD, Microsoft Surface y Nexus 7 ¿se ha acabado el reinado de iPad?

Escrito por
iPad

El mercado de tabletas está poniéndose realmente interesante. En algunos momentos parece incluso un tanto caníbal. Vemos precios increíbles por dispositivos realmente buenos, este es el caso de Google, Amazon y Android, y además vemos modificaciones de la idea inicial de tablet que se adaptan mejor a entornos en los que la inversión en tecnología y en este tipo de dispositivos se antoja muy probable, este sería el caso de Windows 8. En este agresivo mercado las tabletas de Apple siguen siendo las reinas pero, sin duda alguna, su posición privilegiada está más que amenazada. De momento, los números no demuestran ese riesgo. De hecho, Apple aumentó su cuota de mercado en el segundo trimestre de 2012. Ahora más de dos terceras partes de tabletas en el mundo son iPad.

Fin del iPadSin embargo, estamos viendo en el mercado cosas realmente interesantes y que ponen en duda la utilidad de seguir presentando el iPad como la mejor tableta y la tableta para todo.

Las tabletas Android no habían hecho demasiado daño a Apple hasta hace bien poco. En el terreno de la telefonía móvil Android estaba haciendo grandes números pero no así en las tabletas. Kindle Fire empezó a cambiar las cosas. Consiguió unas ventas increíbles para una tableta tan sencilla gracias a su genial precio. Y ahora 1 de cada 5 tabletas en Estados Unidos es un Kindle Fire. Esto abrió un terreno que Nexus 7 quiso explotar al máximo y parece que lo está consiguiendo, es más, en varios países y en más de una ocasión Google ha tenido que paralizar las ventas en Google Play al no poder satisfacer la demanada. Amazon va a golpear de nuevo con el baratísimo nuevo Kindle Fire y sobre todo con Kindle Fire HD, el cual podría resultar ser un iPad killer, especialmente en su versión de 8,9 pulgadas con LTE.

La batalla que está presentando Android y los fabricantes que apuestan por Android, ya sea oficial o modificado, tiene que ver con el precio y con el acceso a los contenidos. Las tabletas no son un negocio en sí, sino la puerta a un negocio. En iTunes las aplicaciones son todavía más y mejores, consiguen más primicias en juegos. Sin embargo, esa ventaja se está recortando porque los desarrolladores no quieren acotar el éxito de sus aplicaciones a una sola plataforma. En cuanto a e-books, los principales vendedores, Amazon, Barnes & Noble y Kobo, apuestan por Androids modificados y personalizados con servicios de contenidos avanzados y con una gran experiencia de usuario. De aquí las tabletas Kindle Fire HD, Nook Tablet y Kobo Arc.

Apple al principio se mostraba indiferente a esta amenaza hasta que ha tenido que rectificar su postura inicial y parece que generará un dispositivo para pelear por contenidos como el iPad mini.

El otro flanco que parece que Apple no tiene del todo cubierto es el de las tabletas como herramienta de trabajo en oficinas. Aunque en el trabajo creativo Apple impere, en la ofimática Microsoft sigue siendo el rey por una sencilla razón, y es que Microsoft ya hace muchos años llevó a todo el mundo Windows y Office como la herramienta de trabajo para oficinas. Millones de trabajadores en todo el planeta siguen trabajando con Microsoft Office. Ahora que Microsoft ha encontrado la manera de combinar sus aplicaciones con el control táctil vuelven a estar en la carrera. Además, con Surface hace algo que siempre ha estado presente en Microsoft, la accesibilidad y el respeto a las costumbres del usuario. El usuario necesita el teclado para trabajar y Surface así lo reconoce. En la IFA de Berlín hemos visto como casi todas las tabletas con Windows 8 o Windows RT eran híbridas o convertibles.

Con los competidores cada vez más fuertes y con propuestas que tienen mucho sentido, Apple tiene cada vez menos terreno. Su diseño hasta ahora no ha sido superado así como la experiencia de usuario siempre que pensemos en la suavidad y el rendimiento, que no en la personalización o accesibilidad. Posiblemente seguirá reinando por un tiempo, pero se avecina un panorama menos monopolizado y más interesante de lo que estábamos acostumbrados.

Compártelo. ¡Gracias!