Android Ice Cream Sandwich para Kindle Fire HD a fondo

Escrito por
Kindle Fire HD

El sistema operativo de la nueva tableta de Amazon, Kindle Fire HD, es uno de los elementos que más dudas levantan acerca del dispositivo. Sabemos, en principio, que correrá una edición exclusiva de la versión 4.0 Ice Cream Sandwich de Android, pero en un aspecto y un funcionamiento tan modificado que no parece Android. Por ejemplo, se ha cambiado por completo el concepto de escritorio previo haciendo desaparecer los característicos widget que tan prácticos resultaban. Profundizaremos en sus rasgos para saber con qué nos vamos a encontrar.

Hace unos días publicábamos una lista de aplicaciones que no podremos instalar por los canales convencionales en nuestros Kindle Fire HD, y es que a pesar de que el sistema operativo de Amazon se haya construido a partir de la versión 4.0 ICS, su manejo es muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en el resto de dispositivos Android y esto puede confundir a los usuarios habituales. Gracias a los primeros análisis independientes del nuevo Kindle Fire, podemos presentar una revisión más completa del software que tendremos que manejar aquellos que optemos por el dispositivo de Amazon.

No nos engañemos, el sistema operativo es quizás el talón de Aquiles de una máquina extraordinaria, y de su integración con Android 4, un sistema operativo también de una magnífica calidad (el mejor para muchos usuarios), podría haber resultado una combinación prácticamente invencible. Sin embargo, Amazon ha limpiado el software de todas aquellas cosas que lo hacían tan atractivo y lo ha sustituido por un entorno también muy cómodo pero orientado a otros fines: principalmente, el acceso a los contenidos y los servicios de la tienda online.

Esto puede ser incluso bueno para algunos usuarios poco avanzados ya que la nueva presentación de Android que propone Amazon es mucho es más “transparente” y la navegación es mucho más guiada. Está más claro cómo se tienen que hacer las cosas, pero las posibilidades, obviamente, son menores. Además, existen dudas acerca del criterio de los desarrolladores de Amazon en cuestiones de funcionalidad, sobre todo a la hora de gestionar el flujo y la organización del trabajo cuando estamos usando Kindle Fire. Todo esto viene muy determinado y muchos piensan que no de la mejor manera posible.

Empecemos con lo básico, la navegación a través del dispositivo. El sistema operativo ofrece en casi todas las áreas botones para mostrar el menú y la pantalla de inicio (home). Sin embargo, dado que la mayoría de aplicaciones presentan estos controles en un modo oculto a veces se hace dificultoso llegar a ellos. Por otro lado, el botón para volver a la pantalla de inicio se ha colocado a la izquierda del todo en la barra de controles y en el centro queda el botón para volver a la página anterior. Esta disposición puede llegar a confundir, ya que el primero es, en teoría, más importante que el segundo y debería tener un acceso más fácil.

Kindle Fire HD no tiene ninguna funcionalidad multitarea, otro rasgo característico de Android del que no queda rastro, pero ofrece un cajón de favoritos que se puede desplegar desde la barra inferior. En la parte de arriba de la pantalla de inicio, el dispositivo también proporciona una herramienta rápida para llegar a las diferentes áreas: tienda, juegos, aplicaciones, etc. Estos mecanismos según los análisis, no parecen ser totalmente funcionales a la hora de navegar. Un botón de inicio simple a partir del cual poder redirigirte a los diferentes lugares habría sido mucho más práctico. Un ejemplo es que en la pantalla de inicio hay tres formas diferentes de llegar a una misma aplicación (cuatro, si contamos el buscador), esto es lógicamente algo innecesario.

Todos estos aspectos no son totalmente concluyentes. Kindle Fire HD sigue siendo una magnífica opción dentro de los tablets de su rango. Pero si en cuanto a prestaciones técnicas el dispositivo está ligeramente por encima de Nexus 7, es necesario ser conscientes de que el sistema operativo no está a la altura, ni mucho menos, de Jelly Bean.

Compártelo. ¡Gracias!