Google y Apple no iniciarán un guerra de patentes

Escrito por
Android

Eric Schmidt, antiguo CEO de Google, ha concedido recientemente una entrevista al Wall Street Journal en la que se muestra bastante reacio ante la posibilidad de que Google y Apple inicien una guerra de patentes, tal y como la que los de Cupertino mantienen en la actualidad con Samsung, socio destacado de los de Mountain View. Schmidt ha destacado el respeto que se profesan los dos gigantes y asegura que sus relaciones se mantendrán en la vía diplomática.

No parece sencillo que Google y Apple vayan a llegar a una situación parecida a la que están viviendo la marca de la manzana y Samsung, al menos por el momento. Eric Schmidt ha destacado que los responsables de las dos plataformas más importantes de la actualidad en cuanto a dispositivos móviles se refiere, están consiguiendo encauzar sus relaciones como lo harían dos naciones, de manera “adulta”, y haciendo primar la diplomacia y el entendimiento. Aunque realmente, no sabemos si tal declaración es una auto alabanza o un dardo envenenado para Samsung.

Android contra Apple

Schmidt reconoce que les supuso una decepción que Apple borrara la aplicación de Google Maps del escritorio de iOS 6 y apostaran por su propio servicio. Del mismo modo que tampoco entendieron la “desaparición” de YouTube en esta última versión de su sistema operativo, máxime cuando no tenían con qué reemplazarla, y afirma no acabar de entender los motivos. No obstante, destaca las relaciones cordiales entre los CEOs de ambas compañías tanto ahora con Tim Cook y Larry Page a la cabeza, como anteriormente con Steve Jobs y él mismo.

Prueba del entendimiento entre Google y Apple es, además, el hecho de que la marca de la manzana no ataque directamente a Android, sino al uso que algunos de los dispositivos de otras compañías hacen de éste sistema operativo. Especialmente significativo en este caso son las denuncias sobre Jelly Bean en el Samsung Galaxy S III y, sobre todo, en el Galaxy Nexus, equipo sobre el cual tanto Google como Samsung tienen responsabilidad, y aún así, sólo los segundos fueron denunciados.

Esperemos que se mantengan las buenas formas entre las dos compañías, sobre todo si eso implica que ambos pueden llevar a cabo sus desarrollos libremente sin necesidad de atender a restricciones legales. La necesidad de diferenciarse ante sus usuarios, a pesar de que unos dispositivos tomen cosas “prestadas” de los otros, serán claves para que cada marca recorra su propio camino.

Compártelo. ¡Gracias!