Google Glass no llegaría a las tiendas hasta mediados de 2014

Escrito por
Android

Los amantes de la tecnología están fascinados con Google Glass y muchos de ellos se preguntan cuándo realmente existirá la posibilidad de acceder a una de ellas. La fecha de su salida comercial nunca ha estado del todo claro y desde Mountain View no se ha concretado en exceso. Sin embargo, recientemente el presidente de la compañía se ha atrevido a dar un plazo aproximado. En una entrevista con la BBC, adelantaba que están a más o menos un año de llegar a los consumidores. Es decir, las veríamos a mediados de 2014.

Esto es lo más concreto que hemos oído hasta ahora. Cuando el proyecto todavía estaba en una fase temprana, nadie podía decir con seguridad si quiera cuándo llegarían los primeros prototipos. Una vez se vieron estos y se supo que un grupo de 2.000 personas iban a servir de probadores oficiales de Glass, se especuló en que a finales de 2013 se empezarían a ver unidades finales en las tiendas.

Lo cierto es que todavía quedan muchos asuntos por resolver. La propia Google tiene que mejorar el hardware y el software Android específico del dispositivo. Los desarrolladores tienen que interiorizar la API de la aplicación de control y aprender a crear experiencias para las gafas. Este tipo de problemas están en el aspecto técnico y, aunque parezca mentira, seguramente más fáciles de salvar. Sin embargo, hay otra rama de problemas que podrían llegar a enquistarse que tienen que ver con el conflicto entre el uso de Glass y el derecho a la intimidad. Ya se han dado reacciones muy concretas en su contra a nivel individual y colectivo. También se ha llamado la atención sobre el hecho de su capacidad constante para grabar que podría entrar en conflicto con las normativas de seguridad de las naciones.

Google Glass tiendas

En este último sentido, en la API de Glass se puede ver un rechazo a la publicidad y también un acotamiento al uso de la geolocalización y el análisis de imágenes en situaciones que puedan poner en riesgo la vida del usuario citando expresamente recintos nucleares.

Schmidt en esa entrevista dejaba ver que de este periodo de prueba esperan también obtener información respecto a la respuesta social a esta tecnología y subraya la necesidad de establecer una etiqueta en torno a su uso dado que, admite, su uso es inapropiado en situaciones y lugares donde no se puede grabar. Más allá de un interés antropológico o de estudios sociales, la compañía buscaría acertar con la protección legal y ahorrarse largos juicios que retrasarían más la distribución del producto.

Fuente: BBC

Compártelo. ¡Gracias!