iOS y Android continúan devorando a las consolas portátiles

Escrito por
Tablets

Las tabletas y los smartphones continúan con su imparable ascenso en mercado de los juegos, mientras que las consolas portátiles empiezan a mostrar un importante declive. Los ingresos generados por la venta de juegos en iOS y Android triplicaron a los conseguidos por la PlayStation Vita y la Nintendo 3DS durante el mismo periodo, el primer cuarto de 2013. Os mostramos los datos de esta tendencia cada vez más consolidada.

El panorama ya era complicado para las consolas portátiles en el último periodo de 2012, un momento marcado por el consumo navideño en el que sus juegos, como posibles objeto de regalo, debían haberse impuesto con claridad a los de las plataformas móviles iOS y Android. Sin embargo, las cosas por entonces estuvieron muy niveladas y ahora, tras esas fechas concretas, el mercado ha dado un giro espectacular dejando a las portátiles muy por debajo de las tablets y smartphones en este apartado.

En el Q1 de 2013, como podemos apreciar en el gráfico de más abajo, iOS y Android incrementaron de manera masiva los ingresos por la venta de juegos, mientras que los títulos optimizados para las portátiles de Nintendo y Sony dejaron unas retribuciones muy inferiores a las del último periodo de 2012. El resultado es que los ingresos en las plataformas móviles de Google y Apple triplicaron a los de dichas consolas.

Tablets vs consolas

La cuestión es especialmente seria si tenemos en cuenta dos cosas. La primera es que los juegos para 3DS y Vita son más caros que en iOS y Android, con lo cual la diferencias entre los números de unidades vendidas debe ser brutal. La segunda es que los datos muestran solamente los ingresos y no los beneficios. Si tenemos en cuenta que parte del negocio de Sony y Nintendo proviene del formato físico que requiere un coste mayor en su producción, almacenamiento y distribución, mientras que en los móviles y tabletas todos esos aspectos giran en torno a Google Play y la App Store, podemos hacernos una idea de la magnitud del problema.

La cuestión parece simple. Los smartphones y las tablets son dispositivos multifuncionales, cada vez más potentes en prestaciones, ofrecen juegos baratos y de fácil acceso,  y (en el caso de los teléfonos sobre todo) siempre los llevamos encima y casi siempre conectados a internet. Teniendo en consideración todo esto, no es raro que la balanza caiga, como lo hace, del lado de iOS y Android.

Fuente: Cult of Android.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios