Samsung Galaxy S5: Una demo en vídeo de sus nuevos sensores

Escrito por
Samsung

Podríamos decir que Samsung ha optado por una solución continuista en la mayoría de las facetas de su nuevo Galaxy S5. Las especificaciones del terminal poco distan de los modelos de gama alta de finales de 2013, sin embargo, el nuevo buque insignia de la firma surcoreana sí ha conseguido marcar cierta distancia gracias a los nuevos sensores. Hemos recogido un par de vídeos que dan cuenta de tales novedades.

Las pantallas Quad HD o el procesador Snapdragon 805 deberán esperar todavía un poco más antes de ver la luz. Los dispositivos de gama top de principios de este 2014 han optado por mantener la resolución en los 1920×1080 píxeles y optimizar el funcionamiento del Snapdragon 800, o pasarse al 801. No obstante, el sensor de ritmo cardíaco o el lector de huellas dactilares sí representan cambios importantes, especialmente con respecto a la anterior generación del flagship de Samsung.

Escáner de huellas dactilares de Samsung: así funciona

Este vídeo nos trae una primera aproximación al funcionamiento del lector de huellas del Galaxy S5, ubicado en su botón home. Parece que la función principal de este sensor será la de trabajar como una cartera de claves y evitar así tener que teclear un contraseña cada vez que queramos permitir un acceso concreto. Uno los usos más útiles, tal vez, tiene que ver con su integración en PayPal.

Como veis, para registrar nuestra huella tendremos que pasarla hasta ocho veces por el botón físico, de modo que éste sea capaz de reconocerla en toda su complejidad.

Sensor de ritmo cardíaco de Samsung: así funciona

Samsung ha implementado una buena cantidad de funciones que tienen que ver con la monitorización de la actividad física y la salud, y las ha recogido en la app S Health; entre ellas, la estrella es este sensor que mide nuestras pulsaciones. Como vemos en el vídeo, está situado en la parte trasera, bajo la cámara.

Su funcionamiento es relativamente simple: sólo debemos poner el dedo encima y esperar a los resultados. Lo interesante, especialmente si hacemos ejercicio físico, es tener un registro de la actividad cardíaca a largo plazo, para ver cómo va evolucionando nuestro estado de forma.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios