Google modifica los términos de su servicio, dejando claro que lee nuestro correo

Escrito por
Aplicaciones Android

Para la mayoría, el hecho de que Google utilice herramientas automatizadas que escaneen nuestro correo electrónico, en busca de palabras clave, no será noticia; puesto que hace bastante tiempo que este dato era conocido. Sin embargo, la compañía del buscador ha tenido que enfrentarse a diferentes batallas legales por dichas prácticas en los últimos años, dado lo cual han decidido aclarar cómo operan para evitarse más problemas.

Google ha sido el blanco de numerosas críticas por el tratamiento singular (o no tanto) que le da a la información personal de sus usuarios. En algunos casos, las quejas lanzadas desde ciertos sectores especialmente sensibilizados con el tema privacidad han sido absolutamente legítimas y razonables. Una empresa con acceso a tantísima información es un claro peligro en potencia.

Otras veces, se ha hecho un uso oportunista del asunto. Sin ir más lejos, Microsoft ha lanzado una campaña de descrédito, con recogida de firmas incluida, y varios vídeos en los que trataba de alertar al usuario de las malas intenciones de Google. Obviamente, si no fueran competidores directos, en ningún caso habrían invertido parte de su presupuesto en algo así.

Google nos “analiza” para mejorar su servicio

Hasta el momento, los jueces han dado siempre la razón a la compañía de Mountain View, ya que los términos de su servicio venían especificando que uno aceptaba la gestión que Google, Gmail y otras aplicaciones llevan a cabo con sus datos.

Gmail app

No obstante, la compañía trata de curarse en salud cambiando el acuerdo para clarificar que su sistema automatizado “analiza tus contenidos (incluyendo el email)” para proporcionar servicios concretos, búsquedas más acertadas, publicidad personalizada y protección contra el spam y malware.

Una política controvertida

De cualquiera de las manera, las políticas de Google generan recelos y no es para menos. Cierto es que la compañía del buscador reconoce abiertamente sacrificar la privacidad en pos de adelantarse a las necesidades de los usuarios y que su eslogan “don’t be evil” es (más o menos) una declaración de intenciones, pero tampoco debemos olvidar que se trata de una empresa privada cuyo objetivo es conseguir beneficios y nadie nos asegura que en el futuro no pueda producirse un cambio de rumbo en caso de que sea necesario.

¿Es acertado fiarse de sus buenas intenciones?

Fuente: thenextweb.com

Compártelo. ¡Gracias!