iPhone 6: la pantalla de Zafiro se canceló en el último momento

Escrito por
Phablet

Una de las sorpresas (¿negativas?) de la keynote del pasado martes, donde se presentaron el iPhone 6, el iPhone 6 Plus y el Apple Watch, nos la llevamos al conocer que los nuevos terminales de la manzana mordida no incorporan el esperado cristal zafiro. Por el contrario, el recubrimiento de la parte frontal está fabricado con ión de vidrio endurecido. Os contamos los motivos que desencadenaron el cambio de planes.

Hoy Cult of Mac se hace eco de las palabras de un destacado analista en las que se asegura que el iPhone 6, en sus dos variantes, tendría que haber montado una pantalla de zafiro. Al menos, esos eran los planes de Apple hasta poco después de que las primeras tiradas entraran en producción pero finalmente el material fue reemplazado por las dificultades que planteaba su tratamiento. Aún así las próximas generaciones, sí deberían utilizarlo.

Problemas con la producción

Hace un tiempo se empezó a especular con la posibilidad de que el que hoy conocemos como iPhone 6 Plus no llegara hasta finales de año. El motivo residía en los problemas que Apple sufría para diseñar una pantalla de zafiro capaz de ofrecer una resistencia elevada.

iPhone 6 Plus pantalla

Poco después también llegó a comentarse que este tipo de material sólo estaría integrado en una variante premium del iPhone 6; de la cual se lanzaría una tirada corta y a un precio elevado.

Ahora, Matt Margolis sostiene que el zafiro generaba dificultades a la hora de perfilar los bordes de la pantalla para ensamblarlos con el resto del terminal y la producción se encontraba un 25% por debajo de donde necesitaba estar para asegurar el suministro.

Sí hay futuro para el zafiro

La parte positiva de este cambio de última hora es que probablemente el precio de los iPhone 6 y 6 Plus habría sido un tanto más elevado si hubiese llevado un trozo de mineral recubriendo su display.

De cualquier forma, Apple abrió una planta en Arizona para trabajar con el zafiro y es sólo cuestión de tiempo que consiga la fórmula para integrarlo con toda la eficiencia posible en sus terminales. De hecho el Apple Watch, aunque llegue con retraso, ya utilizará el material en un porcentaje importante de su cubierta.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios