¿Es el Galaxy S6 Edge el auténtico buque insignia de Samsung este año?

Escrito por
Samsung

Teóricamente el Galaxy S6 Edge no debería haber sido más que una edición de lujo del Galaxy S6 destinada a satisfacer a un pequeño número de clientes que busca un smartphone lo más exclusivo posible, a la vez que a hacer una demostración de fuerza por parte de Samsung en la carrera de las pantallas flexibles, como lo fue en su momento el Galaxy Note Edge respecto al Galaxy Note 4, al que en ningún momento llegó realmente a eclipsar. Sin embargo, ya desde su presentación la versión con pantalla curva se las ha apañado para robarle protagonismo a la versión estándar y a medida que pasan los días el interés por ella no parece sino crecer, hasta el punto de que, como os contábamos hace un par de días, Samsung está tratando por todos los medios de aumentar la producción para alimentar la enorme demanda que está generando.

Galaxy S6 Edge vs Galaxy S6: ¿cuál es la auténtica estrella?

Todo esto está llevando a muchos expertos a preguntarse si no debería haber sido el Galaxy S6 Edge el auténtico buque insignia de Samsung este año y lo cierto es que es una pregunta que tiene todo el sentido del mundo. No hay duda, por supuesto, de que producir un smartphone con pantalla curva en la escala que se espera que se venda el Galaxy S6 parece una tarea aún imposible para la compañía, y es cierto que la carcasa de cristal y metal es un salto cualitativo respecto a sus predecesores, pero teniendo en cuenta que tras el “fracaso” (como siempre, ponemos fracaso entre comillas porque después de todo se vendieron millones de unidades) del Galaxy S5 todo el empeño de los coreanos era reinventarse con su próximo buque insignia, ¿hubiera sido suficiente para hacer del Galaxy S6 un smartphone realmente rompedor? ¿No es realmente la versión con pantalla curva la que ha conseguido presentarles de nuevo como una compañía innovadora? ¿No es significativo que fuera el Galaxy S6 Edge el que saliera galardonado del MWC?

s6 edge

Y no es sólo una cuestión estética, y ni siquiera de que la pantalla curva ofrezca algunas funciones adicionales que no están disponibles en una pantalla convencional, sino que en algunas de las pruebas que se han podido realizar ya con los dos dispositivos el Galaxy S6 Edge se las ha apañado para con un hardware virtualmente idéntico al del modelo estándar conseguir mejores resultados, como es el caso de los test de batería que os hemos mostrado esta misma mañana (la diferencia de capacidad es de apenas 50 mAh).

¿Qué os parece a vosotros? ¿Estáis de acuerdo con los que opinan que el Galaxy S6 Edge debería ser considerado el auténtico buque insignia de Samsung? ¿Cuál de los dos os gusta más?

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. Anónimo 28 Mar, 15 20:28

    Digamos que estéticamente es mas resulton, por las curvas antes nunca vistas de su pantalla, que una vez pasada la novedad, ya se vera si es realmente útil o solo diseño.

    0
    1. Anónimo 28 Mar, 15 21:56

      Lo que pasara es que los desabolladores de apps están creando apps para darle diferentes usos.

      0