Galaxy S6 edge+ vs Nexus 6: comparativa

Escrito por
Comparativas

Ya hemos tenido la oportunidad de enfrentar al Galaxy S6 edge+ con el iPhone 6 Plus y ahora le llega el turno a otro de los grandes phablets que podemos comprar ahora mismo: el Nexus 6. Como sucede con el phablet de Apple, estamos esperando que pronto haya renovación en la oferta de Google, pero está comparativa sigue siendo interesante si tenemos en cuenta que no sabemos cuánto puede haber que esperar y en este caso, además, podemos encontrarnos con cambios importantes cuando llegue la nueva generación (estará fabricado por Huawei en lugar de por Motorola, para empezar). Una vez visto lo que nos ofrece Samsung este año, ¿merece o no la pena aprovechar los mejores precios que tiene el Nexus 6 ahora? Medimos sus especificaciones técnicas para que lo podáis decidir vosotros mismos.

Diseño

Este es probablemente uno de los puntos fuertes del Galaxy S6 edge+ y, aunque siempre va a ser una cuestión bastante subjetiva, probablemente muchos se inclinarán más por él, no sólo por la utilización del cristal y el metal, algo que contribuye a dar más sensación de acabados premium, sino también porque es un dispositivo más compacto y estilizado, además de que la pantalla curva contribuye a darle una estética muy especial. Hay que valorar, no obstante, algunos detalles de diseño importantes del Nexus 6 como equipo multimedia, particularmente sus altavoces estéreo frontales, ane aunque también el phablet de Samsung tiene algunas características más prácticas a su favor, como es el lector de huellas digitales.

Dimensiones

El tamaño del Nexus 6 es bastante mayor que el del Galaxy S6 edge+, aunque suponemos que esto no puede pillar de sorpresa a nadie teniendo en cuenta que su pantalla también lo es (15,44 x 7,58 cm frente a 15,93 x 8,3 cm). Más notables son aún casi, no obstante, las diferencias que hay entre ambos dispositivos en cuanto a grosor (6,9 mm frente a 10,1 mm) y peso (153 gramos frente a 184 gramos).

Galaxy S6 Edge llamada perdida

Pantalla

La principal diferencia entre las pantallas de estos dos phablets (por supuesto al margen de la curvatura del de Samsung) es el tamaño (5.7 pulgadas frente a 6 pulgadas), ya que ambos utilizan un panel AMOLED y su resolución es idéntica (2560 x 1440), aunque no lo sea, lógicamente, su densidad de píxeles (518 PPI frente a 493 PPI). 

Rendimiento

Sí que nos encontramos con diferencias más importantes en el apartado de rendimiento, que es uno de los puntos en los que el Galaxy S6 edge+ ha evolucionado más frente a los modelos de finales del pasado año, contando no sólo con un procesador de última generación (Exynos 7420 de ocho núcleos a 2,1 GHz frente a Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2,7 GHz), sino también con más memoria RAM (4 GB frente a 3 GB). Eso sí, a pesar de que el phablet de Samsung llega ya con Android 5.1.1 pre-instalado, ya sabemos que el de Google va a llevar ventaja siempre con las actualizaciones. Hay que también valorar que nos interesa más, si la gran variedad de funciones que pone a nuestra disposición TouchWiz (y en este caso más, ya que hay sumar las especiales de la pantalla edge) o la sencillez y la fluidez del stock Android.

Capacidad de almacenamiento

Empate absoluto por lo que se refiere a la capacidad de almacenamiento, ya que en ambos casos nos encontramos con dos modelos entre los que elegir (uno de 32 GB y otro de 64 GB) pero sin la opción de ampliar la memoria interna de forma externo, ya que los dos carecen de ranura para tarjeta micro-SD.

Nexus 6 pantalla

Cámaras

Este es otro punto en el que la balanza se inclina del lado del Galaxy S6 edge+, al menos por lo que respecta a las cifras (habrá que esperar a tener una muestra de fotografías para poder sacar conclusiones más allá) tanto si consideramos la cámara principal (16 MP frente a 13 MP, ambos con estabilizador óptico de imagen) como la frontal (5 MP frente a 2 MP).

Precio

Este es, no obstante, el punto en el que el Nexus 6 recobra el atractivo que haya podido perder en la comparación de especificaciones técnicas, y es que la inferioridad que supone en ese sentido el que lleve ya algunos meses en las tiendas, supone una ventaja importante en precio: mientras que el phablet de Samsung se venderá a partir de 800 euros, el precio oficial del de Google es de 600 euros, pero en los últimos meses, además, hemos sido testigos de varias promociones por las que se ha podido comprar por menos incluso de 500 euros y, de hecho, ahora mismo se puede encontrar en algunos distribuidores por alrededor de 550 euros.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios