Galaxy S7 Edge vs Galaxy S6 Edge+ vs Galaxy S6 Edge: ¿en qué ha cambiado?

Escrito por
Comparativas

Aunque el éxito de las pantallas “edge” de Samsung animó rumores de diversos fabricantes decididos a seguir sus pasos, lo cierto es que hasta la fecha sigue sin haber nadie más que nos ofrezca un smartphone con esta espectacular característica. Eso sí, con el paso de los meses, la oferta de smartphones y phablets “edge” de los coreanos ha crecido bastante y ya tenemos unos cuantos terminales entre los que elegir, aunque, por supuesto, si buscamos hacernos con el de más nivel, la respuesta es fácil: el Galaxy S7 Edge. ¿Por qué? ¿Cuáles son las mejoras que se han introducido? ¿Qué es lo que nos ofrece cada uno de ellos?

Diseño

Vamos a empezar por el exterior, con el diseño, y lo primero que hay que notar es que, a pesar de que el diseño de los tres es prácticamente idéntico, con esa espectacular combinación de cristal y metal que resulta tan atractiva, en el Galaxy S7 Edge se ha introducido una ligera curvatura en la carcasa trasera que mejora sensiblemente nuestras sensaciones al sostenerlo, haciéndolo bastante más ergonómico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por supuesto, más que esta pequeña novedad, llama la atención la diferencia de tamaño, y este es un factor que puede ser interesante tener en cuenta a la hora de elegir entre los tres, aunque a favor del Galaxy S7 Edge hay que decir que se encuentra en un interesante punto medio (5.5 pulgadas frente a las 5.1 pulgadas del Galaxy S6 Edge y las 5.7 pulgadas del Galaxy S6 edge+). Su grosor es ligeramente mayor que el de los otros (7,7 mm), eso sí.

Pero a cambio de este grosor algo mayor, hay que decir a favor del Galaxy S7 Edge que llega con dos características que en términos prácticas son de un gran valor y que se habían perdido en los últimos Galaxy: el certificado IP68 de resistencia al agua y al polvo y, lo que es aún más importante, la ranura para tarjetas micro-SD.

Multimedia

Ya hemos hablado del tamaño de la pantalla y sin duda es un punto que no podemos pasar alto a la hora de escoger smartphone. Si lo que nos preocupa, no obstante, es la calidad de imagen, podemos tener la seguridad de que esta va a estar al máximo nivel en todos los casos, con paneles Super AMOLED y resolución Quad HD en los tres modelos (aunque, lógicamente, al ser más pequeño es el Galaxy S6 Edge el que cuenta con una densidad de píxeles más alta).

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Las novedades más interesantes, en cualquier caso, están en el apartado de cámara, sobre todo teniendo en cuenta que entre el Galaxy S6 Edge y el Galaxy S6 Edge+ no había habido ninguna evolución y que eran básicamente las mismas las que encontrábamos en uno y otro. Con el Galaxy S7 Edge, no obstante, sí que hay un paso adelante importante, incluso aunque el hecho de que los mgapíxeles se haya reducido a 12 nos podría hacer pensar lo contrario.

¿Dónde está la mejora si tenemos menos megapíxeles? Sencillamente, en el tamaño de cada uno de ellos, que ha pasado a ser de de 1,12 micrométros a 1,4 micrométros. También se ha mejorado la apertura, que en los modelos anteriores eran de f/1.9 (tanto para la cámara principal como para la frontal) y que ahora es de f/1.7 (en ambas también). En conjunto, la cámara del Galaxy S7 Edge se ha convertido en una auténtica especialista en condiciones de escasa luminosida.

Rendimiento y autonomía

El Galaxy S6 Edge+ ya había mejorado respecto al Galaxy S6 Edge en el apartado de memoria RAM, pasando de 3 GB a 4 GB, y el nuevo Galaxy S7 Edge+ ha mantenido esta cifra. Si el último phablet, no obstante, había conservado el procesador del modelo de 5.1 pulgadas, este nuevo modelo ha introducido ya también uno de nueva generación: el Exynos 8890.

s7 edge pantalla

El Exynos 8890 mantiene la arquitectura bigLITTLE de ocho núcleos, pero da una nuevo salto de potencia, subiendo la frecuencia hasta los 2,3 GHz. Habrá que esperar a tener benchmarks del Galaxy S7 Edge para confirmar cuánta diferencia hay entre ellos, pero por lo que hemos visto hasta ahora parece que podemos esperar un salto adelante importante. También hay que mencionar que la GPU pasa de ser una Mali-T760MP8 a ser una Mali-T880 MP12.

Esperamos también una mejora sustancial en términos de autonomía para el Galaxy S7 Edge, para empezar porque incluso siendo más pequeño que el Galaxy S6 Edge+, cuenta con una batería con mucha más capacidad (3600 mAh frente a los 3000 mAh del modelo de 5.7 pulgadas), y para seguir porque la introducción de la pantalla “always on” debería suponer un ahorro de energía importante (Samsung afirma que consume un 1% por hora).

Compártelo. ¡Gracias!