Android y Google Play: ¿Qué límites se ponen a las apps?

Escrito por
Android

Como hemos mencionado en otras ocasiones, Android es el sistema operativo más utilizado del mundo. Esto hace que lleve ligado consigo un catálogo de aplicaciones muy amplio dirigido por Google, y en el que los desarrolladores vuelcan todos sus proyectos, desde juegos de todos los géneros, hasta herramientas dirigidas a mejorar la productividad y hacer la vida más fácil a millones de usuarios a través de sus tablets y smartphones. Esto da como resultado que las opciones que encontramos en esta plataforma sean casi ilimitadas y lo más importante: Cada día que pasa se amplían ofreciendo nuevos títulos con los que conseguir llegar a más consumidores todavía.

Sin embargo, no todo tiene cabida en el software de los de Mountain View y por ello, se ponen algunos límites que pese a que en un primer momento puedan parecer ir dirigidos a la protección de los usuarios y a sus derechos, en muchos otros casos suscitan críticas que para muchos, supone hacer concesiones a terceros. Pese a que actualmente, existan más de un millón de aplicaciones disponibles para los más de mil millones de dispositivos equipados con Android, hay algunos contenidos que nunca veremos en nuestros terminales debido a los límites impuestos por Google. A continuación os contamos qué está vetado y las causas de estas prohibiciones e intentaremos ver si se trata de algo que repercute de manera positiva o no en los consumidores.

Google Play Android L

1. Opiniones destacadas

En un intento por garantizar la neutralidad y la elección libre de los usuarios a la hora de descargar aplicaciones, Google prohíbe a los desarrolladores tomar las opiniones positivas sobre sus creaciones y posicionarlas en primer lugar. Otras de las funciones que el buscador utiliza para establecer cierta imparcialidad es la prohibición de repetir palabras en las descripciones con el fin de mejorar el posicionamiento de ese elemento en la web, ofrecer demasiada información sobre la app o publicitar otras herramientas dentro de una aplicación.

2. Respeto de la privacidad

Aunque en muchos casos, esto no se cumpla ni por parte de los propios creadores, ni por Google a la hora de exponer las cláusulas en los contratos de conformación a la hora de recibir un servicio por parte del buscador, las aplicaciones existentes en el catálogo están obligadas a tener una política de privacidad clara que esté en todo momento al alcance de los usuarios para que éstos puedan conocer a qué se exponen y qué se hace con sus datos a la hora de descargar las diferentes herramientas.

apps android permisos

 

3. Derechos de autor

Google Play es contundente con los plagios. Aquellas plataformas que sean copias de otras realizadas por desarrolladores destacados presentes en el catálogo, son eliminadas de manera rápida. En este sentido, los de Mountain View controlan todos los aspectos que puedan ser motivo de descarte, desde el logotipo de la imitación hasta su nombre. Con esto se busca defender la propiedad intelectual de los creadores ya consolidados y con una presencia importante.

4. Protección de colectivos

Como hemos mencionado en otras ocasiones, Android y las aplicaciones disponibles para él, son las más utilizadas del mundo no solo por la cantidad de usuarios sino también, por los rangos de edad que las manejan, un hecho que se refleja en la existencia de apps disponibles a colectivos como niños de cualquier edad o ancianos. Para garantizar más su protección, se prohíbe totalmente la publicación de aplicaciones con contenidos pornográficos o explícitos así como aquellos que supongan la vulneración de los derechos básicos de otros grupos o minorías.

tablet niños pantalla

5. Limitación de los pagos en apps

Por último, destacamos este elemento presente en la mayoría de herramientas disponibles. Las compras integradas o las versiones Premium son algo muy común que en algunos casos, pueden superar los 100 euros por elemento, una cantidad abusiva que sin embargo, está permitida. La manera que tiene Google de «regular» este elemento pasa por el hecho de que los pagos reales solo deben servir para funciones internas de las aplicaciones que las requieran y en ningún caso para otras herramientas o características propias de los terminales.

Como habéis visto, en los catálogos de aplicaciones más utilizados no todo es posible y existen algunos límites que no pueden ser superados. Tras conocer más sobre las medidas que Google utiliza para poner coto a aquellos contenidos que puedan suponer un riesgo para los usuarios o sus derechos, ¿Pensáis que se trata de medidas realmente efectiva que deja fuera del alcance de millones de personas aquello que puede dañarlas a la hora de usar sus tablets o smartphones, o por el contrario, pensáis que se trata de un simple lavado de cara que esconde una vulneración más importante de los privilegios de los consumidores y que infringen tanto los desarrolladores de aplicaciones como el propio buscador? Tenéis más información relacionada como por ejemplo, a qué nos exponemos a la hora de conceder permisos a las apps que descargamos para que podáis opinar vosotros mismos sobre la legitimidad de estas medidas y si resultan realmente útiles y beneficiosas o no.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios