Falsos mitos y verdades acerca de tu phablet

Escrito por
Phablet

Al igual que en nuestra vida cotidiana, hemos escuchado mitos que van desde la aparición de fantasmas en algunas carreteras, hasta la existencia de grandes reptiles en las alcantarillas de las ciudades más importantes, en el sector de la electrónica de consumo también encontramos infinidad de rumores y falsas creencias que son fruto de las experiencias, positivas, pero también negativas, que millones de consumidores han tenido con sus dispositivos a lo largo de sus vidas. Las leyendas en este ámbito, especialmente cuando nuestras tablets y smartphones están estropeadas, también están muy extendidas y ello da como resultado que en muchos casos, creamos estas afirmaciones y realicemos acciones algo extrañas para conseguir que los terminales vuelvan a funcionar.

En otras ocasiones, hemos hablado de falsos mitos acerca de la autonomía o de otras prestaciones sobre los modelos de mayor tamaño. Hoy es el turno de desmontar, pero también de confirmar, algunas de las creencias más populares entre los usuarios sobre las phablets que todos hemos escuchado, pero que en la mayoría de los casos, no tienen ninguna base real que compruebe que estas acciones pueden ser realmente beneficiosas para nuestros terminales.

phablets low cost

 

1. Las llamadas de números largos proceden de estafadores

Comenzamos con una primera creencia muy extendida que afirma que si recibimos la llamada de algún número largo de más de 9 cifras que no reconozcamos, estamos siendo atacados por algún hacker que pretende duplicar los datos de las tarjetas SIM y robar toda la información que encuentra en ellas. Este mito es falso y mucha gente cree que cuando aparece el símbolo «+» delante del número, están siendo atacados cuando la realidad es que simplemente están comunicándose con algún teléfono internacional.

2. Quitar la batería de repente estropea nuestra phablet

Otro mito muy extendido habla sobre el hecho de que si extraemos la batería de repente de nuestra tablet o smartphone después de que ambos dejen de funcionar inesperadamente, podemos causar grandes daños en los mismos y hacer que en muchos casos, queden inutilizados. Esta creencia también es falsa. Sin embargo, si pueden aparecer contratiempos serios si realizamos esta acción mientras estamos descargando actualizaciones o programas importantes que mejoran el rendimiento futuro de los dispositivos y que son necesarios.

LG bateria

3. Usar el flash quema los componentes internos

En los últimos años hemos asistido al lanzamiento de phablets con unas características de imagen excelentes que permiten llevar la fotografía en estos soportes a niveles casi profesionales. Sin embargo, entre muchos usuarios está muy extendida la idea de que un uso prolongado del flash o la linterna, puede quemar elementos como el procesador o la batería. Esta idea es falsa, ya que la mayoría de terminales que cuentan con esta luz, también poseen sensores que regulan la temperatura en caso de exposiciones prolongadas. Por otro lado, nosotros mismos podemos configurar algunos parámetros como el nivel de luz que queremos tener o también, el tiempo de uso de estos objetos.

4. Usar el dispositivo por la noche altera los ciclos de sueño

A continuación hablamos de una afirmación que ha causado cierta polémica ya que encontramos corrientes a partes iguales que hablan por un lado, de que el uso de tablets o smartphones por la noche no tiene ninguna repercusión, y aquellos que con datos en mano, declaran que el uso de los mismos antes de dormir, puede influir en los ciclos de sueño. Esta última cita sí está confirmada, ya que cuando estamos a oscuras y solo contamos con la luz artificial irradiada por nuestros terminales, el cerebro lo interpreta como una prolongación de la luz natural que puede llegar a alterar los hábitos de descanso nocturno. Lo más aconsejado es utilizar menos los terminales a medida que se acerca la hora de dormir y siempre, con el apoyo de otra luz más potente.

Android dormir bien

5. El arroz, ¿Alimento milagroso?

Por último hablamos de uno que podríamos considerar como el mito más extendido en el sector de la electrónica de consumo. Todos hemos escuchado aquella afirmación que nos cuenta que si por accidente, nuestra phablet se moja, debemos meterla en un recipiente lleno de arroz para que se seque y vuelva a funcionar sin problemas, ya que el agua ha provocado cortocircuitos. Este mito es cierto a medias. Es decir, si el terminal ha caído en agua salada, podemos despedirnos de él porque la sal es corrosiva y daña aún más los componentes metálicos del dispositivo. Si cae en agua dulce, lo primero que debemos hacer es apagarlo y abrirlo. A continuación, introducir en el recipiente todos los elementos que podamos extraer como la batería y por desgracia, echarle paciencia y dejar pasar al menos 1 día para que el arroz comience a absorber toda la humedad existente en el terminal. En algunos casos, serán necesarias dos semanas para lograr que el aparato esté totalmente seco y vuelva a funcionar con normalidad.

Como habéis visto, incluso aquí siguen apareciendo creencias de todo tipo que, con mayor o menor base, todos hemos escuchado alguna vez. ¿Habéis puesto en práctica alguna de ellas o pensáis que se tratan de ideas que no tienen demasiada credibilidad? Tenéis disponible más información acerca de otros falsos mitos sobre nuestras tablets y smartphones para que podáis conocer más sobre otras afirmaciones veraces o no que existen alrededor de unos terminales que todos utilizamos a diario.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios