Las pruebas extremas a las que debe someterse una tablet

Escrito por
Tablets

Hace unos días os hablábamos sobre las pruebas de estrés más frecuentes a las que deben someterse todos los dispositivos que salen al mercado. Pese a que cada firma tiene sus propios exámenes, en líneas generales se testean parámetros como la resistencia al polvo o al agua, así como a la presión, con el fin de estimar cuál puede ser su vida útil en términos generales. Y es que, los usuarios demandamos no solo terminales potentes y rápidos, sino también más duraderos y que soporten con facilidad un uso intensivo durante períodos prolongados de tiempo que ha hecho que los fabricantes endurezcan los estándares a los que  a sus modelos con el consiguiente aumento de su vida útil.

Con el objetivo de que conozcáis mejor a qué se expone vuestra tablet antes de llegar hasta vosotros, a continuación, os contamos más pruebas, que en algunos casos pueden ser algo extremas que sirven a las marcas para comprobar cuáles son los límites de sus productos y que, en algunos casos, pueden llegar a ser incluso curiosas. También os contarémos un poco más acerca de la normativa y las líneas básicas que todos deben seguir, independientemente de su procedencia o su tamaño.

hannspree t72b

El código IP

Esta es la base de los tests dentro del sector de la electrónica de consumo. Se trata de un código que se compone de las letras IP acompañadas de dos cifras que son independientes. La de la izquierda nos indica el grado de protección frente al polvo y la segunda, la resistencia a líquidos, en concreto, al agua. En el caso del primero, el grado de protección más alto se representará con el número 6, mientras que el otro alcanzará un máximo de 8 puntos. Cuanto más alta sea la combinación entre los dos, más resistente será un dispositivo. Como anécdota, podemos destacar que en los tests en los que se utiliza el líquido elemento, la prueba consiste en disparar a presión un chorro de agua a una distancia de entre 10 y 15 centímetros del terminal y a una temperatura de 80 grados.

1. Vibraciones

Anteriormente, os hablamos de los exámenes de resistencia a golpes y caídas que van desde aquellas que suceden a un metro de altura aproximadamente, hasta otras que se producen desde unos pocos centímetros. Sin embargo, otro test importante tiene que ver con el aguante de los componentes internos. Para comprobar esto, se introduce a los terminales en unas máquinas que se acoplan a los ejes de los mismos y con los que se emulan sacudidas de diferente intensidad. Con esto, se comprueba que cada pieza esté correctamente soldada y ensamblada.

tablets niños

2. Flexibilidad

Esta prueba sirve para comprobar la capacidad de torsión que tiene una tablet o smartphone al introducirla en fundas u otro tipo de accesorios. Se introduce el dispositivo en un cubierta de tela y a continuación, un rodillo ejerce presión tanto a izquierda como a derecha para comprobar la rigidez del mismo y también detectar roturas en las carcasas o en la pantalla. Algunas firmas realizan esta prueba 1.000 veces antes de pasar a la siguiente fase.

3. Calor

También os contamos cómo se somete a los terminales a condiciones extremas de temperatura y humedad tanto en frío como en calor. Sin embargo, una prueba más concreta consiste en meter los terminales en unas cajas que simulan condiciones como el interior de un coche al sol en un día de verano y comprobar cuál es su estado después de tenerlo ahí durante un espacio de 5-6 horas a una temperatura que ronda los 60ºC.

Temperatura tablet Android

4. Algunas pruebas más extremas

En el apartado de las pantallas es donde nos encontramos algunos de los tests más exhaustivos. Pese a que ahora seamos testigos de la aparición de tecnologías como Corning Gorilla, los paneles pueden ser considerados como uno de los elementos fundamentales de tablets y smartphones. Para comprobar aún más la fuerza de este componente, se le somete a diversas pruebas como el rallado con tornillos, cuchillos, monedas y, además de tirarlos a diversas alturas, en algunos casos, hay fabricantes que testean incluso la resistencia frente a disparos. Por otro lado, también se puede llegar a meter a los dispositivos en recipientes de agua a más de un metro y medio de profundidad y mantenerlos ahí durante horas.

Como habéis visto, desde que un modelo es ideado y puesto sobre bocetos, hasta que sale al mercado y llega al público, existen diferentes fases que debe superar con el fin de ofrecer una experiencia lo más positiva posible a los usuarios al mismo tiempo que se ponen a prueba sus características con el fin de tener la máxima vida útil. ¿Creéis que los tests de resistencia son efectivos, o sin embargo, pensáis que los fabricantes aún no han terminado de ofrecer dispositivos realmente duraderos con el fin de fomentar un reemplazo temprano de los mismos? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista de acciones que podemos y no podemos hacer con tablets resistentes al agua para que podáis opinar vosotros mismos sobre cuáles son los limites de unos soportes que en pocos años, han visto aumentadas sus capacidades no solo en materia de rendimiento o conectividad, sino también, en cuanto a su fortaleza.

Compártelo. ¡Gracias!