Windows, Android o iOS: las virtudes y los defectos de cada sistema operativo en tablets

Escrito por
Tablets

Cuando llega el momento de hacerse con un tablet puede surgir una razonable duda con respecto a qué sistema operativo nos vendrá mejor. Al final va a depender mucho de nuestras preferencias personales, de las circunstancias de uso y de las tareas que tengamos en mente realizar. Hoy hacemos un repaso por las tres plataformas principales del segmento para analizar sus fuerzas y flaquezas.

El iPad impuso un dominio férreo en los primeros compases del mercado de las tablets, tras el cual, las Android (gracias a su enorme variedad en cuestión de fabricantes o especificaciones técnicas) tomaron el testigo como plataforma con más usuarios del sector. En estos momentos los anteriores parecen en pleno declive y Windows 10 es el único sistema que crece en ventas de los tres.

Apple iOS en iPad

Ventajas

Tenemos tres formatos: 7.9, 9.7 y 12.9. Mini, Air y Pro. Indudablemente, su punto fuerte es su enorme catálogo de aplicaciones. Apple ha cuidado mucho la App Store y pone restricciones más serias para subir contenidos a su tienda que Android, por tanto, casi todo lo que descarguemos y venga optimizado para tablet sabremos que al menos ha pasado unos controles de calidad. Ademas, iOS es el sistema más fluido de los tres. Por último, cabe destacar el alto de todos los productos de Apple en cuanto a diseño y acabados: El iPad mini / Air / Pro es una obra de arte de la ingeniería.

apple ipad pro

Inconvenientes

Apple no pasa por su mejor momento que digamos y tras dejar cientos de unidades del iPad Pro de 9,7 pulgadas bloqueados con una de sus últimas actualizaciones, ha tardado más de medio mes en volver a tener el sistema a punto para el dispositivo. Los iPad son caros. De hecho, son demasiado caros, aunque siempre existe la opción de no ir a por el último modelo sino a por uno anterior y ahorrarnos algo de dinero. La necesidad de pasar por iTunes para cargar contenidos en la tablet es ocasiones un tanto incómoda, al igual que el obligatorio cable lightning. Por último, si lo comparamos con las Windows, su sistema operativo es ligero y no ofrece ni de lejos una fortaleza productiva similar.

Google Android en tablets

Ventajas

Nos gusta el hecho de que casi todos los fabricantes importantes tengan su propia tablet; así siempre podremos elegir entre las firmas que sean de nuestro agrado. Además, el rango de modelos es muy amplio: sobran opciones entre los 60 y los 1.000 euros dependiendo las necesidades y el presupuesto de cada cual. Android es un sistema tremendamente versátil y, si nos gusta trastear un poco, podemos hacer casi cualquier cosa con su interfaz. Por otro lado, las mayoría de aplicaciones no cuentan con una optimización como la de iOS pero para muchos tampoco es problema, la cuestión es que se puede hacer uso de ellas.

Tab S2 8.0 actualizacion

Inconvenientes

Doble filo de la navaja: hay aplicaciones que no es que no estén optimizadas, es que no están en absoluto cuidadas, o que no funcionan. Para muchos usuarios el tema de la fragmentación será un problema, y si en los smartphones las actualizaciones van lentas en las tablets Android la cuestión es mucho peor. Por último, nos encontramos en un impasse en el que los fabricantes deben decidirse continuar por un camino u otro. Quizá por ello, no estamos viendo demasiados modelos potentes en recientes fechas.

Microsoft Windows en convertibles

Ventajas

Es el mejor sistema si queremos una tablet productiva, y no sólo porque los dispositivos de esta plataforma suelen venir con teclado y más puertos, también obtendremos una excelente integración de servicios de Microsoft tan importantes como Office, OneNote, OneDrive o Skype. Por otro lado, Windows es un sistema eficiente en líneas generales, bastante fluido y con poco consumo. Las tabletas con este SO puede correr no sólo aplicaciones, sino también programas de escritorio más pesado, aunque la solvencia dependerá del hardware específico del equipo.

Huawei MateBook a la venta

Inconvenientes

Windows está en plena fase de reciclaje y a pesar de que ha mejorado mucho en los últimos tiempos y de que se ha añadido un modo tablet facilitando el uso de estos dispositivos en gran medida, el sistema está aún mucho más orientado al PC. Prueba de ello es, sin duda, la escasez de aplicaciones, motivada también por la tardanza por parte de Microsoft a la hora de unirse al segmento. Este es fundamentalmente el lastre de Windows en el momento actual y, por lo cual, sólo recomendaríamos comprar una tablet con este SO si tenemos muy claro que va a ser una herramienta de trabajo.

Compártelo. ¡Gracias!