Galaxy Note 7 vs LG V10: comparativa

Escrito por
Comparativas

Hoy vamos a poner frente a frente al Galaxy Note 7 con otros de los grandes phablets del año pasado, el LG V10, algo que puede parecer injusto, pero que no está de más teniendo en cuenta que no sólo quedan algunas semanas aún para la presentación de su sucesor sino que, teniendo en cuenta que los lanzamientos internacionales de LG suelen ser relativamente lentos, puede pasar aún bastante más tiempo hasta que podamos ponerle las manos encimas. Por otra parte, la comparativa gana interés al poner frente a frente al espectacular pero caro phablet de Samsung con una alternativa más asequible. Os mostramos la diferencia en especificaciones técnicas y precio que hay entre ambos.

Diseño

El apartado de diseño es uno de los más potentes del Galaxy Note 7, y no sólo por la elegancia que resulta de la combinación de la pantalla curva y la carcasa de cristal y metal, sino también por la cantidad de características que le hacen destacar frente a lo que es habitual incluso en la gama alta y entre las que se encuentran el S Pen, el escáner de iris y la resistencia al agua. El LG V10, por su parte, es también bastante original, apostando por la silicona en lugar del metal y cuenta, por supuesto, con lector de huellas digitales.

Dimensiones

El LG V10 tiene una pantalla del mismo tamaño que el Galaxy Note 7, por lo que la diferencia en dimensiones es particularmente reveladora y hay que decir que la victoria es clara para el phablet de Samsung, que no sólo es más compacto (15,35 x 7,39 cm frente a 15,96 x 7,93 cm), sino también más fino (7,9 mm frente a 8,6 mm) y ligero (169 gramos frente a 192 gramos).

Edge UX Galaxy Note 7

Pantalla

Lo que más destaca en la pantalla del LG V10 es la tecnología que más popular le hizo, la pantalla secundaria, pero esta afecta fundamentalmente al consumo, del mismo modo que la curvatura del Galaxy Note 7, que es lo que más llama la atención de la suya, tiene más que ver con el diseño y determinadas funcionalidades para nada relacionadas con la calidad de imagen. En este sentido, las especificaciones técnicas de ambos son bastante similares, con 5.7 pulgadas de tamaño y la misma resolución (2560 x 1440), aunque los paneles que usa son Samsung son AMOLED y los de LG LCD.

Rendimiento

Uno de los puntos a favor más importantes para el Galaxy Note 7 se encuentran en el apartado de rendimiento, no por la memoria RAM, donde empatan (4 GB), sino por montar un procesador de última generación y bastante más potente (Exynos 8890 de ocho núcleos y 2,3 GHz de frecuencia máxima frente a Snapdragon 808 de ocho núcleos y 1,82 GHz de frecuencia máxima).

Capacidad de almacenamiento

También sale vencedor el Galaxy Note 7 en el apartado de capacidad de almacenamiento, ya que el modelo básico nos ofrece nada menos que el doble de memoria interna que el del LG V10 (64 GB frente a 32 GB), aunque los dos cuentan, eso sí, con ranura para tarjeta micro-SD. También hay que notar que el phablet de Samsung se puede comprar con hasta 256 GB.

v10 pantalla

Cámaras

Otra victoria importante para el phablet de Samsung es la que respecta a la cámara, al menos a juicio de DxO, que dirige el ranking más popular sobre la materia, ya que las especificaciones técnicas de cada uno son algo difíciles de comparar: el Galaxy Note 7 tiene menos megapíxeles (12 MP frente a 16 MP), pero son de mayor tamaño 1,4 micrómetros) y cuenta con una apertura un poco también (f/1.7 frente a f/1.8). Los dos disponen de estabilizador óptico de imagen y de una cámara frontal de 5 MP.

Autonomía

El LG V10 no salió muy bien parado en los tests de autonomía, por lo que parece que el Galaxy Note 7 tendría fácil ponerse por delante aquí también, pero habrá que esperar a ver cómo se porta en las pruebas reales de uso para confirmarlo. De momento, lo que sí podemos decir es que, a pesar de ser más fino, su batería es de mayor capacidad (3500 mAh frente a 3000 mAh).

Precio

Como véis, no hay duda de que el Galaxy Note 7 es superior en términos de especificaciones técnicas, pero ya comentábamos al inicio que su precio también será bastante más alto, siendo impensable que baje de los 800 euros, mientras que el LG V10 se puede encontrar con bastante facilidad por alrededor de 500 euros o incluso menos.

Compártelo. ¡Gracias!