¿Qué rumbo tomará Microsoft tras el anuncio de Surface Book?

Escrito por
Surface

Durante 2016, Microsoft parece haber estado decidida a recuperar el terreno perdido durante los últimos años en los formatos de tablets y smartphones. Ya sea mediante cambios de estrategia enfocados a nuevas líneas de negocio, o con la fabricación de terminales que incluían las tendencias más populares de este año en electrónica de consumo, los de Redmond han pisado el acelerador con modelos como los de la serie Surface que a día de hoy, se han convertido en el escaparate de la tecnológica y además, en poco tiempo. Recientemente, los creadores de Windows presentaron dos nuevos dispositivos que, a pesar de guardar un gran parecido con los modelos anteriores, han suscitado multitud de preguntas sobre cuál será el camino que la multinacional seguirá en el corto plazo.

Una vez más, comprobamos cómo en tecnología más que en ningún otro campo, los cambios se suceden a gran velocidad y lo que anteriormente podía considerarse un valor seguro o un refugio, rápidamente puede cambiar y quedar en un segundo plano por la búsqueda de otras alternativas. A continuación intentaremos comprobar a través de Surface Book si desde Microsoft tienen pensado virar hacia otras estrategias. También haremos un breve repaso por otros de los cambios más significativos que han tenido lugar en la compañía durante estos meses para intentar contextualizar mejor todos los pasos que han dado desde tierras estadounidenses.

Surface Book 2 desmotar pantalla

Lo más destacado de Book i7

Lo último de Redmond ha sido calificado por muchos como una nueva generación de portátiles que se aleja de las tablets tradicionales. Entre sus características, nos encontramos con una pantalla de 13,5 pulgadas que alcanza resoluciones de 3000×2000 píxeles, dos puertos USB de tipo C o una RAM de 16 GB a la que se suma una capacidad de almacenamiento de 1TB que pretende romper todos los récords existentes actualmente en la mayoría de los soportes. Disponible en 3 versiones distintas, el precio es otro de los indicadores que ha despertado el interés de portales de todo el mundo, ya que el más elevado puede superar los 3.000 euros.

¿Competencia contra Apple?

Una de las primeras ideas que se han asentado con fuerza tras el lanzamiento de este terminal afirma que en todos los sentidos, desde su coste hasta sus especificaciones, lo nuevo de Microsoft iría enfocado a abatir a lo más elevado de la firma de la manzana que veríamos tanto ahora como en 2017. Desde CNET aseguran que con Surface Book, podrían haber dado un paso importante a través de un terminal cuyo procesador triplicaría al del Macbook más rápido. Teniendo en cuenta que la cuota de mercado de los de Cupertino es más discreta que la de otros fabricantes que equipan a sus tablets y más en concreto, ordenadores con Windows, ¿Estaríamos viendo una táctica enfocada a convertir al software creado por Gates en la plataforma más utilizada al menos en los PCs?

Surface Book modelos para 2017

Similitudes con anteriores Surface, pero pocas…

Los primeros miembros de la familia fueron enfocados generalmente a un público profesional. La aparición de alternativas más asequibles procedentes de otros fabricantes bajo el paraguas de las tablets convertibles, hicieron que desde Microsoft se reformulara la cuestión de “¿A qué colectivo irán dirigidos los próximos modelos?” Por ello, en los siguientes terminales como Surface Pro 4, vimos la incorporación o perfeccionamiento de funciones que lo configuraban, según sus fabricantes, como un soporte ideal para toda la familia no solo en cuanto al ocio o el trabajo, sino también en otros campos como la educación. Sin embargo, esto no se tradujo en una bajada significativa de su precio. Entre las similitudes entre todos ellos encontramos unos acabados casi idénticos o la posibilidad de abatir el terminal en diferentes modos como el “Stand” así como la incorporación o supresión de elementos como el teclado.

¿Se consolida un cambio de rumbo?

Como dijimos al principio, a lo largo de este año, Microsoft ha dado varios golpes de timón para enfocarse más en otras tendencias. Si hacemos memoria, en verano los de Redmond decidieron dejar de lado su división de smartphones ante los malos resultados de ventas de los modelos de la serie Lumia. Esto le llevó a redirigir los recursos destinados a este campo al desarrollo de dos elementos que aspiran a consolidarse rápidamente: Realidad virtual a través de HoloLens y creación de servicios en la Nube. Por otro lado, se trabajaría para incrementar la acogida de la última versión de Windows en el mercado, que debe hacer frente a retos como el liderazgo indiscutible de Android o una oferta de aplicaciones aún reducida que hace que pierda atractivo frente al público.

hololens conjunto

Entonces, ¿Cuál podría ser el futuro?

Realizar predicciones en el sector de la electrónica de consumo es algo muy complicado debido a los cambios tan rápidos que se suceden en él. El tiempo volverá a ser un factor clave para determinar por un lado, el éxito de Surface Book y por otro, para mostrar los resultados en los avances en los campos que os mencionamos unas líneas más arriba y que serán otros de los campos de batalla en los que las firmas más potentes lucharán por el liderazgo en los próximos años. Lo que sí parece confirmarse es el hecho de que Microsoft pretende sacudir una vez más el campo de los ordenadores que con casos como el de su último modelo, podrían borrar las barreras existentes entre diferentes formatos.

¿Creéis que la compañía debería centrarse en apuntalar la acogida que sus últimos terminales han tenido? ¿Pensáis que Surface Book le servirá para partir con ventaja frente a otras marcas? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, los avances que podremos ver en las tablets lanzadas por Microsoft para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!