Casi indestructibles: ¿Qué materiales hay detrás de las phablets más duras?

Escrito por
Phablet
0

En los últimos años, los usuarios no solo han exigido mejores prestaciones de imagen o rendimiento en sus dispositivos. A la hora de comprar nuevas tablets y smartphones, el público también demanda que estos sean más resistentes a las condiciones ambientales y, en el caso de los dispositivos más grandes, unos materiales más robustos se traducen en una mayor vida útil que, a la larga, influye en el tiempo de compra de nuevos modelos. En estos meses, hemos asistido al lanzamiento de una serie de phablets que han llamado mucho la atención no solo por dirigirse más a colectivos que trabajen en condiciones muy cambiantes. Esta nueva generación de soportes más resistentes aspira a conseguir poco a poco un mayor protagonismo.

Pero, ¿Qué hay realmente detrás de estos terminales? Hoy os contamos más sobre los nuevos materiales utilizados en ellos, a través de los cuales intentaremos ver sus fortalezas, pero también debilidades. Y es que, el grafeno no es el único elemento que promete dar mucho de qué hablar en los próximos años. Actualmente, desde las pantallas, hasta las cubiertas, están siendo objeto de transformación pero, ¿Veremos unos modelos mucho más equilibrados en todos los sentidos, o en este caso, también asistiremos al sacrificio de algunas prestaciones en beneficio de otras?

Redmi Note 2 agua

1. Aleaciones con aluminio

Comenzamos hablando de un elemento metálico que no solo está presente en el sector de la electrónica de consumo, sino en muchos otros objetos de nuestro día a día. El aluminio ha comido terreno al plástico como material utilizado en las carcasas de tablets y phablets. Sin embargo, tiene un pequeño inconveniente: Aunque sea barato de producir, las carcasas que cuentan con él, se deterioran fácilmente y muestran los desperfectos al poco tiempo. Para solucionar este problema, se combina con otros materiales como el magnesio para ofrecer una mayor resistencia sin sacrificar el grosor ni el peso.

2. ¿Cuero y madera?

En muchas ocasiones, los materiales utilizados desde los orígenes de la Humanidad pueden ser muy efectivos. Firmas como LG y OnePlus ya han lanzado algunos dispositivos cuyas carcasas contienen estos productos. Además del atractivo visual que generan, también son efectivos a la hora de amortiguar caídas y arañazos. Sin embargo, aún tienen un frente que cerrar: El coste de su equipamiento en los terminales es elevado, lo que resta interés a la hora de implantarlo por parte de los fabricantes. Su incorporación, eleva el precio de los modelos que lo llevan, lo que hace que para los usuarios tampoco sea del todo interesante.

LG G4c LG G4 LG G4 Stylus

3. Kevlar

En tercer lugar, nos encontramos con un tejido que ya lleva siendo utilizado durante años en prendas de ropa utilizadas por cuerpos de policía y ejércitos y que también se ha extendido a algunos deportes, en especial, los de riesgo. La mayor fortaleza del Kevlar es su aislamiento frente a condiciones de temperatura extremas. Además, es resistente al fuego. Esto ha despertado el interés de algunos fabricantes que podrían incorporarlo en las carcasas de sus dispositivos en el futuro con el fin de aumentar su resistencia a entornos meteorológicos extremos. Firmas como Motorola, a través de modelos como RAZR, ya ha recurrido a este material.

4. Zafiro

Hace unos meses, a la hora de mostraros los materiales más utilizados en las pantallas, os comentamos que junto a Gorilla Glass y Dragontrail, el zafiro estaba adquiriendo un papel destacado. Su mayor ventaja es que es prácticamente irrompible y tan duro que los paneles equipados con él, no sufren arañazos ni se quiebran. Sin embargo, tenemos que considerar que este elemento es utilizado en la industria joyera, lo que da pistas acerca de sus costes de obtención y equipamiento, muy elevados y que haría totalmente prohibitivas tablets y smartphones que contaran con él.

zafiro pantalla

 

5. Flexicerámica

Concluimos esta lista con un material que aún está en fase de desarrollo pero que sin embargo, cuenta con el apoyo de investigadores de todo el mundo. A pesar de que su implantación en phablets y formatos de mayor tamaño aún esté por ver en los próximos años, la flexicerámica, desarrollada por una firma de I+D con sede en Holanda, tiene varias prestaciones que lo hacen muy interesante: Por un lado, su flexibilidad, tal y como su propio nombre indica, y que permitiría crear componentes más pequeños. Por otro lado, su resistencia a cambios de temperatura bruscos, especialmente al calor, y podría servir para reforzar las baterías frente a un problema que ha dado mucho de que hablar durante este año: La explosión de las mismas.

Con la vista en todos los materiales que poco a poco se están consolidando y ante la expectación generada por los que podrían venir en pocos años, ¿Pensáis que su incorporación será beneficiosa y generalizada y que por tanto, permitirá una bajada del precio de los terminales? ¿Creéis que aún se trata de elementos costosos que de momento, cederán el protagonismo a otros ya consolidados como el aluminio o incluso el plástico y que no entrarán entre las demandas del público en resistencia? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, los tests a los que se someten los dispositivos para que podáis conocer más.

Compártelo. ¡Gracias!