Tablets y smartphones con pantallas irrompibles y baratas. ¿Real o no?

Escrito por

Si hay algo que ha caracterizado a las tablets y smartphones de hoy en día en comparación a las que fueron lanzadas en los albores de la historia de estos soportes, es la prolongación de su vida útil. A pesar de que diversos actores del sector en muchos casos, presionen indirectamente a los usuarios, o bien con nuevos sistemas operativos cada año o con un goteo incesante de dispositivos, lo cierto es que los terminales en sí mismos, parecen haber conseguido prolongar su existencia en el tiempo y durar algunos años más.

Hace unos días os hablábamos sobre una nueva generación de pantallas que podrían implantarse a gran escala en el medio plazo. Sin embargo, uno de los inconvenientes de esta generación de paneles pasaba por su coste elevado. Muchos creen que en tiempos de crisis o estancamiento, el ingenio se agudiza, y por ello, surgen iniciativas como la de IndieGoGo que a primera vista, ofrece mayor resistencia para las diagonales de una manera simple y sobre todo, barata. A continuación os contamos las ventajas e inconvenientes de este avance.

ProtectPax

La base de este proyecto no es la creación de pantallas con materiales como el rubí o el zafiro, sino más bien, la creación de una película líquida que se deposita sobre los paneles, independientemente del material del que estén hechos. A través de una capa de partículas de dióxido de titanio, ProtectPax, que es como se ha denominado a este experimento, no solo ofrece resistencia frente a golpes y arañazos, sino que también promete, según sus creadores, repeler cualquier entrada de agua o polvo en el interior de los mismos.

¿Cómo se ha conseguido?

El crowdfounding sigue siendo recurrido tanto para algunas pequeñas compañías que desean entrar en el mercado de tablets y smartphones, como para iniciativas como esta. A través de una captación de fondos que ya ha finalizado, los creadores de ProtectPax aseguran que en breve comenzarán a venderlo a un precio de 39 euros. El mayor inconveniente de esta tecnología según el portal Mashable, es el hecho de que su vida útil es de aproximadamente un año, lo que, pasado este tiempo, obliga a comprar otra solución por otros 39 euros para volver a aplicarla.

protectpax pantalla

¿Creéis que ProtectPax podría marcar un antes y un después en lo que se refiere a la prolongación de la vida útil de los dispositivos o habrá multitud de circunstancias y condicionantes que lo convertirán en algo anecdótico? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista sobre los materiales que se podrían utilizar en las baterías del futuro.

Compártelo. ¡Gracias!