Galaxy Tab S3 vs Galaxy Tab S2: ¿qué ha cambiado?

Escrito por
Comparativas

Ayer pudimos al fin conocer la nueva tablet de gama alta de Samsung y no perdimos un minuto a la hora de ponerla frente a frente con su gran rival, el iPad Pro 9.7, pero es interesante también hacer un repaso a sus características de cara a ver en qué ha mejorado respecto de su predecesora, tanto para aquellos que tengan ya una Galaxy Tab S2 y estén intentando decidir si cambiarla por el nuevo modelo, como para aquellos que estén pensando en hacerse con una de las dos y quieran saber si les merece la pena esperar a que éste se ponga a la venta o aprovechar la ocasión para hacerse con el otro mejor precio.  Así ha evolucionado la Galaxy Tab S3 respecto al modelo anterior.

Mejoras en el sistema de audio

Uno de los grandes atractivos de las Galaxy Tab S es su potencial como dispositivo multimedia, gracias fundamentalmente a la gran calidad de imagen que nos dejan sus paneles AMOLED de alta resolución, y hay que decir que en este sentido, no esperamos mejoras demasiado notables, aunque también porque el nivel de su predecesora era ya muy alto (como siempre recordamos, los expertos le concedieron el título a la mejor pantalla en una tablet cuando se lanzó y aún no se lo ha arrebatado nadie). Eso no quiere decir, no obstante, que el nuevo modelo no nos ofrezca nada en este apartado, porque lo que sí ha mejorado dramáticamente es el apartado de audio, algo a lo que normalmente le prestamos menos atención, pero aún muy interesante, y lo ha hecho gracias a un sistema de cuatro altavoces estéreo con la tecnología AKG de Harman.

tab s3 s pen

Más potencia

Hemos comentado ya en varias ocasiones que los fabricantes estaban siendo bastante conservadores en el terreno de las tablets y se había vuelto algo habitual que incluso las mejores de ellas llegaran con procesadores de gama media. De hecho, la Galaxy Tab S2 es un buen ejemplo de ello. Lo cierto es que si es el uso que le damos a nuestra tablets es básicamente navegar, ver películas y disfrutar de juegos relativamente sencillos, tampoco vamos a necesitar mucho más. No se puede dejar de agradecer, en todo caso, que la Galaxy Tab S3 haya dado un paso al frente y haya montado al fin un procesador de gama alta, más concretamente un Snapdragon 821, de cuatro núcleos y 2,15 GHz de frecuencia máxima, que supone una sensible mejora respecto al Exynos de ocho núcleos y 1,9 GHz de frecuencia máxima de su predecesora. Además, ha ganado también en memoria RAM (4 GB frente a 2 GB).

Mejores cámaras

Es cierto que no es el apartado al que normalmente recomendamos prestar más atención al elegir una tablet, más bien lo contrario, pero también es cierto que cuando buscamos una tablet de gama alta esperamos tener las mejores características en todos los apartados y, ciertamente, la Galaxy Tab S3 ha conseguido llegar al máximo nivel que puede ofrecer una tablet en este sentido a día hoy, con cámaras que son ya más propias de un smartphone: las de la Galaxy Tab S2 eran ya más que suficientes para una tablet (8 MP para la principal y 2 MP para la frontal), pero su sucesora nos deja ya una cámara de 13 MP en la parte de atrás y otra de 5 MP en la de delante. Si alguna vez necesitamos hacer una fotografía con ella, podemos estar tranquilos de que los resultados no nos van a decepcionar.

galaxy Tab S3 lazamiento 2017

Más autonomía

Aquí hay que ser prudentes, porque la autonomía es una ecuación en la que el consumo peso tanto como la capacidad de la batería, por lo que nunca podemos sacar conclusiones únicamente a partir de esta, pero los tests independientes siempre tardan un poco en llegar, por lo que no está mal usarla como una primera orientación, que en este caso nos sirve para confirmar que la Galaxy Tab S3 partiría con algo de ventaja respecto a su predecesora, llegando a los 6000 mAh. Es verdad que la diferencia no es muy grande, pero tampoco hay demasiadas razones para esperar que el consumo sea más alto, más bien al contrario, ya que seguro que Samsung ha tenido tiempo de introducir más optimizaciones. Esperamos que las pruebas de usor real lo confirmen.

Aún muy esbelta y ligera, pero algo menos

Terminamos con un punto que va a contar a favor del modelo anterior y no del nuevo, porque la batería de mayor capacidad parece haber pasado factura en lo que respecta al grosor y al peso, que han aumentado ligeramente. Teniendo en  cuenta, no obstante, que la Galaxy Tab S2 era increíblemente fina (5,6 mm) y ligera (389 gramos) para una tablet de su tamaño, tampoco se puede culpar a la Galaxy Tab S3 por haber engordado un poco, y hay que decir que sus 6 mm y sus 429 gramos aún le dan la ventaja incluso respecto al mismísimo iPad Pro 9.7.

Si queréis conocer aún más detalles de esta nueva tablet, en cualquier caso, os invitamos a que le echéis un vistazo a nuestra cobertura de la presentación de la Galaxy Tab S3.

Compártelo. ¡Gracias!