Xiaomi Mi Pad 2 y 3: trucos para ahorrar batería en MIUI

Escrito por
Tablets

Hace unas semanas me hice con una Xiaomi Mi Pad 2 para pruebas y una de las cuestiones que más me llamó la atención del dispositivo es la enorme cantidad de energía que se pierde cuando MIUI está en stand-by. Sin duda, una actualización a Marshmallow habría corregido el asunto. Aún así hay una cuanto trucos para ahorrar batería.

Uno de los problemas de elegir chip que no sea de Qualcomm o Nvidia (o Exynos) a la hora de confeccionar un dispositivo es que el tema de las actualizaciones queda un poco más en el aire, visto lo visto. Por ejemplo, ya decimos que la Xiaomi Mi Pad 2 salió al mercado con un Intel X5 de extraordinario rendimiento, pero la evolución del SO ha corrido casi por entero de cuenta del fabricante, que sí ha ido metiendo novedades en MIUI, pero no ha podido dar el salto a Android 6.

Por otro lado, bien es cierto que Doze resulta un recurso indispensable en cuestiones de consumo, y desde que tengo un terminal con ese sistema activo, personalmente no he vuelto a preocuparme de la carga durante el día. Por otro, la firma china cuenta con buenas herramientas propias para aquellos usuarios que se vean en la necesidad de ahorrar energía en un momento dado. Vamos a verlo.

Primero, asegurarnos que nuestra copia de MIUI es original

Para empezar, no es nada infrecuente que la ROM con la que se envían terminales de Xiaomi esté cocinada por la tienda que nos vendió el equipo; de hecho, podría decirse que es algo relativamente frecuente. Si buscamos el número de compilación en Ajustes > Acerca del Teléfono y la versión de MIUI que corre el dispositivo acaba en .0.0, ése es precisamente nuestro caso.

Las copias que meten algunas tiendas en ocasiones arrastran porquería, no se actualizan o sufren bugs o incompatibilidades que el fabricante sí se ocupa de corregir. Lo más seguro aquí es solicitar a Xiaomi un código de desbloqueo del bootloader, pero eso implica meter mano al terminal y no todo el mundo tiene los conocimientos. Si os decidís a ello, buscad en Internet la forma más sencilla y segura de hacerlo para vuestro modelo.

Deshabilitar Aplicaciones que no utilicemos

Por lo general, MIUI viene cargado de bloatware y algunas de esas aplicaciones tienen una gran actividad en segundo plano. Si vamos a Ajustes > Aplicaciones del Sistema y entramos en las que no nos interesen, podremos hacer que dejen de molestar dando a deshabilitar. Si nos se nos da esa opción, al menos podremos contener su actividad tal y como como os contamos en el siguiente apartado

Limitar el funcionamiento en segundo Plano

En Ajustes > Uso de la batería > Gestión de uso de la batería en aplicaciones, podemos elegir las aplicaciones que queramos y restringir toda su actividad en segundo plano en la última de las opciones posibles. Lógicamente, es algo que no debe hacerse con apps de mensajería o con el correo electrónico y redes sociales si queremos estar al tanto de nuestra novedades en la cuenta.

Desbloquear el modo ahorro de energía Extremo

Es una posibilidad que ahora tenemos los usuarios de MIUI 8 y trata de recrear en cierta medida la función Doze de Marshmallow y Nougat. Eso sí, no es una opción que tengamos a simple vista, sino que debemos habilitarla en el menú de ajustes siguiendo estos pasos. Vamos a Batería y Rendimiento > Gestión y Uso de uso de la batería en Aplicaciones y tocamos tres veces en Encendido. Para volver a bloquearlo hacemos exactamente lo mismo.

En ese mismo menú, un paso antes, tenemos un cuadro llamado Animaciones del sistema. MIUI juega mucho con los efectos para darle un toque divertido a las transiciones. Si no es algo que nos entusiasme, podemos Ocultar animaciones del sistema.

Otras dos posibilidades

Un par de opciones que a mí me han funcionado bastante bien son Greenify, más eficiente si tenemos root aunque perfectamente usable sin él, o una aplicación de la que os hemos hablado antes y que simula el funcionamiento de Doze incluso si no tenemos Android Marshmallow o posteriores. Dado que todas estas herramientas tienden a solaparse un poco, lo recomendable aquí es que probéis y elijáis la que más os convenza.

Por otro lado, aquellos que vayáis a haceros con un Xiaomi Mi Pad 3 ahora mismo, debéis tener en cuenta que la ROM con la que viene el dispositivo es bastante poco estable, tal y como hemos podido ver en algunos análisis. No cabe duda de que el fabricante tiene que ponerse las pilas y afinar bien Nougat, puesto que el Xiaomi Mi6 llega con esa versión y no es aceptable un fiasco así en un buque insignia. De cualquier modo, tal vez no está de más tener cierta paciencia y esperar a una Global Estable de MIUI antes de comprar. Así incluso hasta nos ahorramos algo en su precio.

Compártelo. ¡Gracias!