Cómo sacar más partido a VLC en tablets Android o iPad

Escrito por
Aplicaciones Android

VLC es una de las mejores apps para ver películas y series en tablets Android y iPad y una de sus virtudes es que tiene un uso de lo más sencillo e intuitivo, pero precisamente por eso es posible que no hayamos sentido nunca la necesidad de trastear demasiado con los ajustes y preferencias, o quizá estamos ahora dándole una primera oportunidad. Hacemos un repaso de todo lo que necesitáis saber.

Elegir la forma de controlar el reproductor que más nos guste

A nosotros nos parece que los controles por gestos de VLC son probablemente la mejor opción, porque son muy sencillos de utilizar (deslizar en vertical en la parte izquierda de la pantalla para subir y bajar el brillo, en la derecha el volumen y en horizontal para ir hacia adelante o hacia atrás) y vienen habilitados por defecto, pero si nos molesta porque tocamos bastante la pantalla accidentalmente tenemos un icono con un candado que la bloquea o podemos deshacernos de ellos en el apartado de “preferencias” del menú, en “preferencias extra”, eligiendo “interfaz” y yendo a controles.

Si vamos a usar los iconos, es posible que echemos de menos los botones para rebobinar y pasar para delante, que vienen deshabilitados por defecto y que podemos activar también en el apartado de “interfaz”. En ese mismo menú tenemos una opción muy interesante para el caso de que tengamos nuestros dispositivo conectado a una tv o si tenemos acoplado un teclado o un mando, y no queremos utilizar los controles táctiles: sólo tenemos que ir a “interfaz Android TV” y habilitar esta opción, cerrar la app y volverla a abrir.

Utilizar un modo oscuro también en Android

Podemos cambiarnos a la interfaz Android TV simplemente porque nos guste más el formato, aunque no va a ser la mejor opción para las pantallas más pequeñas, pero en una tablet de cierto tamaño puede que la experiencia de uso nos resulte interesante, aunque esto es algo que va totalmente a gusto del consumidor.

Una de las cosas que nos puede atraer de este modo es por ejemplo el tono oscuro de la interfaz, pero hay que recordar que podemos activar un modo oscuro directamente, sin cambiar el formato. Es otra de las opciones que tenemos en el apartado “interfaz”, aunque sólo para usuarios de Android, lógicamente, ya que en iOS se utiliza por defecto.

Más opciones de reproducción

VLC puede presumir también de ser una de las primeras aplicaciones que se han actualizado para dar soporte al nuevo PIP de Android O y probarlo es extremadamente sencillo, porque tiene un acceso directo en el menú de reproducción (la pantalla con otra pantalla dentro). Lo único que tenemos que hacer es asegurarnos de que tenemos la reproducción en segundo plano activada, que es una de las primera opciones que nos aparece en el apartado de “preferencias“.

Tampoco está de más recordar que podemos abrir un vídeo y elegir que se reproduzca sólo como audio (además de archivos específicos de este tipo), para lo cual lo único que tenemos que hacer es mantener pulsado sobre el vídeo en cuestión y elegir la opción correspondiente. Cuando reproducimos audio, en general, se nos va a abrir un pequeño menú a estilo de los reproductores de audio con los botones habituales, pero ya sabéis que también podemos utilizar los controles por gestos si lo ampliamos. 

Gestionar los subtítulos

VLC es también una gran opción si queremos ver películas en versión original y necesitamos subtítulos, sobre todo en Android, donde podemos añadirlos directamente desde el menú correspondiente (el icono a la izquierda del play) y desde hace un tiempo tenemos ya ahí también la opción para descargarlos directamente desde internet. Si lo que queremos es aumentar el tamaño, cambiar la fuente o el color, tenemos que ir de nuevo al menú de “preferencias” y entrar en “interfaz”.

En iOS estamos un poco más limitados porque no podemos añadir directamente un subtítulo, sino sólo elegir entre las pistas con los que la app reconoce automáticamente, para lo cual hay que recordar que es fundamental que tengan el mismo nombre que el archivo de vídeo. Sí que tenemos todas las demás opciones, en todo caso, para cambiar el formato, directamente en el menú de “preferencias”.

Algunas opciones extra para iOS

Aunque no vamos a poder disfrutar aún en nuestro iPad de alguna de las funciones que hemos destacado para Android, en compensación hay un par de funciones interesantes a tener en cuenta si utilizamos VLC en iOS. La primera es que podemos poner una contraseña (en caso de que queramos evitar que, por ejemplo los niños, accedan a nuestros vídeos) para lo cual sólo tenemos que ir al menú de “preferencias“. La segunda, que está mucho más a la vista y que seguro que no os ha pasado desapercibida, es que podemos reproducir nuestros vídeos directamente desde nuestro servicio de almacenamiento en la nube preferidos.

Compártelo. ¡Gracias!