El problema de las actualizaciones en tablets Android y las mejores soluciones

Escrito por
Android

Es de sobra sabido que la fragmentación es uno de los peores problemas de Android, pero la situación es mucho más complicada aún cuando nos fijamos en las tablets en lugar de los smartphones. ¿Cuáles son nuestras opciones para tener una tablet Android actualizada durante más tiempo y cuál es la apuesta más segura?

Actualizaciones y ROMs: las dos vías para poner al día tu tablet Android

Realmente no hay muchas opciones para tener una tablet Android al día: o bien nos ponemos en la mano del fabricante y esperamos a que nos haga llega las actualizaciones correspondientes, o bien nos aventuramos en el mundo de las ROM y buscamos alguna que haya llevado versiones más recientes a nuestra tablet.

problemas comunes con android oreo

Lo que menos dificultades nos va a dar, lógicamente, y lo que mayoría preferiríamos es simplemente ir recibiendo las actualizaciones de la mano del fabricante, pero esta es una vía que ahora mismo está prácticamente muerta para las tablets Android: a día de hoy, cuando ha pasado ya más de medio año desde su lanzamiento (y con la primera beta de Android P ya en circulación), sólo la Pixel C recibió la actualización a Android Oreo.

Eso nos deja casi como una única opción real el echar mano de ROMs, y es que simplemente ya con Lineage OS, tenemos ya una lista mucho más larga de opciones (ni siquiera se puede decir que haya una lista de tablets actualizadas oficialmente a Android Oreo cuando sólo hay una). La pega está, por supuesto, en que esto supone rootear el dispositivo, un riesgo que muchos no se atreverán a asumir pero, por otra parte, los más preocupados por tener lo último de Android serán también los más informados y dispuestos a trastear.

A falta de nuevas tablets de Google, Samsung es la mejor y casi la única opción

Pues bien, si nos ponemos a echar un vistazo a lo que ha sucedido en este terreno en los últimos tiempos y a cómo está el panorama ahora mismo, hay que decir que sólo hay una opción realista ahora mismo si estamos pensando en comprar una tablet nueva y queremos tener una esperanza razonable de que en el futuro podamos disfrutar de ella de las próximas versiones de Android que se lancen, y es comprar una tablet Samsung.

mejores tablets android

Para empezar, es cierto que aún estamos esperando que reciba Android Oreo incluso la Galaxy Tab S3 pero ahora mismo las tablets de Samsung  son las únicas para las que por lo menos la actualización está prevista, y la lista incluye modelos de hasta hace dos años, un auténtico lujo cuando hay muchas tablets que no van a ver una actualización en su vida. Por supuesto, es razonable tomar estos datos con precaución pero históricamente, sólo Google, Samsung y Sony han sido serios con las actualizaciones de sus tablets y los coreanos son los únicos que siguen en el mercado.

La cuestión es que a pesar de que las ROMs podrían servir mucho más el catálogo de tablets que se puede actualizar, los nombres en ambas listas coinciden bastante, y las tablets de Google y Samsung vuelven a ser las protagonistas aquí también. Lo que inclina la balanza a favor de los segundos, de nuevo, es sencillamente que ellos siguen fabricando tablets y que sus modelos más recientes siguen recibiendo actualizaciones, cosa que no sucede con los de otros fabricantes.

Resignarse a no recibir actualizaciones o poner la vista en tablets con Chrome OS

La situación llega a un punto en el que realmente parece que deberíamos simplemente asumir cuando compramos una tablet Android que no se va a actualizar, algo que puede resultar bastante frustrante quizá no con actualizaciones como Android Oreo, aunque sí con otras como Android Nougat, que trajo la pantalla partida. Si somos de los que renuevan su tablet con cierta frecuencia (y con esto queremos decir cada año o dos años, aproximadamente), es casi seguro que vamos a poder hacernos con una tablet con una nueva versión antes de que llegaramos a recibir la actualización en la tablet Android, en todo caso.

pixel c pantalla

La situación podría mejorar seguramente si en algún momento Android One o Android Go llegara a este formato. El segundo, especialmente, parece una opción especialmente interesante pensando en el amplio mercado que hay de tablets low-cost. En todo caso, por mucho que nos gustaría poder daros una noticia en este sentido, no hay nada por el momento que nos permita tener cierto optimismo en este sentido.

Sí que cabe albergar aún la esperanza de que la llegada de las tablets Chrome OS pueda cambiar un poco la situación, y ya hemos comentado que este puede ser de hecho uno de sus reclamos más interesantes, ya que suponemos que seguirán el patrón de los Chromebook y, como ellos, recibirán las actualizaciones directamente de Google. De momento tenemos ya un par de ellas, habrá que ver si empezamos a ver más pronto.

Compártelo. ¡Gracias!