Pixel C y Android 9 Pie: Google perdió el interés por las tablets hace mucho tiempo

Escrito por
Tablets

El lanzamiento de Android 9 Pie no ha sido una buena noticia para todos. Para algunos ha sido la confirmación de una muerte anunciada, ya que si por un lado los Nexus 5 y Nexus 6 se quedaron fuera de la ronda (algo que se esperaba), los propietarios del Pixel C han visto como su tablet se quedaba finalmente sin el pastel de Mountain View.

Un tablet que nació con limitaciones

Un buen hardware necesita llegar acompañado de software que le exprima al máximo. Y eso es precisamente lo que no ocurría con el Pixel C. Android 6 Marshmallow no sacaba el máximo provecho de un sistema que montaba 3 GB de RAM, un procesador Tegra X1 y una pantalla de 10,2 pulgadas con 2.560 x 1.800 píxeles, y la combinación con el teclado que le transformaba en un convertible no tenía ningún sentido con las capacidades del sistema operativo. La falta de una multitarea real terminaba de matar por completo a este equipo con intenciones más avanzadas, un escaso interés que se ha ido extendiendo a lo largo de los años, hasta hoy.

Google no quiere saber nada de los tablets

Android sigue sin ser un sistema operativo preparado para tablets. Tiene funciones que pueden encajar, pero a día de hoy encontramos soluciones creadas por los propios fabricantes que cubren mejor las necesidades de los usuarios. El mejor ejemplo lo tenemos en Samsung, que con DeX convierte el dispositivo en una estación portátil muy similar a un PC (especialmente en el nuevo Galaxy Tab S4). Apple con iOS no termina de llegar a esa conexión, pero el trabajo en iOS en este aspecto es muy superior al que encontramos en Android.

El Pixel C es un dispositivo que se lanzó en el 2015, y aunque entendemos que se trata de un lanzamiento muy lejano como para mantenerlo actualizado (el dispositivo incluso dejó de venderse hace unos meses), cabía la esperanza de que recibiera algún impulso de cara a una posible renovación de hardware inminente. Tendría sentido mantener ligeramente actualizado su único dispositivo tabloide de cara a preparar el lanzamiento de un nuevo dispositivo que renovara la propuesta tablet de Google. Sin embargo, ¿qué sentido tiene hacer eso si las betas de Android 9 no mostraban ningún ápice de interés por los tablets?

Los tables están muertos para Google, y el interés en el mercado por estos dispositivos no hacen más que justificar las decisiones del fabricante. ¿Tiene el gigante en su mano el volver a reactivar el interés por estos dispositivos? Probablemente, aunque algo nos dice que nos vamos a quedar esperando hasta poder ver algo que nos devuelva la ilusión.

Compártelo. ¡Gracias!