Cómo recuperar un iPad o un tablet Android mojado

En verano, uno de los accidentes más usuales con cualquier dispositivo electrónico es que se nos caiga en algún sitio con agua. En Tabletzona ya os ofrecimos un completo análisis de las mejores fundas “waterproof” para iPad pero os vamos a dar una serie de consejos para actuar rápidamente si vuestro tablet acaba en el líquido elemento.

ipad agua

1.- Es posible que te interese hacer un seguro para tu tablet. Por un poco de dinero puedes estar tranquilo y llevar directamente el tablet, o incluso que te lo repongan, ante un accidente.

2.- Pongámonos y en el caso de que el tablet ha acabado en el agua, sácalo cuanto antes. Según hemos podido leer, a partir de 20 segundos de inmersión el daño es, casi seguro, irreparable.

3.- Debes apagarlo cuanto antes. Quizás quieras salvar algunos documentos internos pero si los tienes sincronizado con iTunes puedes volver a pasarlos. Este paso es muy importante porque cuanto más tiempo esté encendido el tablet, más peligro hay de cortocircuito.

4.- Colócalo en una posición en la que escurra bien el agua, esto suele ser sobre una de las esquinas, y pásale una toalla o un paño absorbente. Es muy importante que no intentes secarlo con un secador, ponerlo al sol o utilizar alguna fuente de calor. Los circuitos son muy delicados y puedes producir algún daño irreparable.

5.- Ahora llega el momento clave, busca un recipiente lo suficientemente grande, llénalo de arroz y mete dentro el tablet. Ármate de paciencia ya que deberá estar ahí, como poco, unos 7 días para que se absorba toda la humedad.

Si tienes a mano las típicas bolsitas “Silica Gel” que vienen con muchos productos,  puedes abrirlas y añadir también su contenido al arroz. De hecho, la función de éstas es evitar la humedad en el almacenaje de productos de todo tipo.

6.- Una vez que pase la semana de rigor sumergido en el arroz, saca el tablet y enciéndelo. La clave es ver que en la pantalla no exista ningún tipo de gotita, humedad o similares. En el caso de que existan SIN ENCENDERLO, vuelve a dejar un par de días más el tablet en el arroz.

Si actuaste a tiempo es posible que hayas salvado la situación, sin embargo, no podemos garantizar que algunos tengan que acabar llevando el dispositivo al servicio técnico y esta reparación no la cubre la garantía, de ahí que os recordamos el primer paso, la posibilidad de contar antes con un seguro para vuestro tablet.