Compártelo. ¡Gracias!

Android, como cualquier otro sistema operativo, es vulnerable a software malicioso que puede llegar a nuestros dispositivos a través de Internet. Si queremos evitar ser víctima de este software debemos llevar a cabo una serie de prácticas de seguridad que nos permitan reducir el riesgo de ser víctimas de este tipo de software malicioso y poder seguir utilizando nuestros dispositivos de la forma más segura posible.

Descargar sólo desde tiendas de aplicaciones oficiales

Las principales fuentes de malware para el sistema operativo Android son las tiendas de aplicaciones de terceros. Estas tiendas en la mayoría de las ocasiones ofrecen aplicaciones “pirata”, aplicaciones de pago de forma gratuita y aplicaciones que no cumplen con las condiciones de uso de la Play Store. Si descargamos siempre aplicaciones desde fuentes de confianza como Play Store, Amazon App Store o F-Droid, entre otras, nuestro sistema no quedará expuesto a descargar posibles aplicaciones maliciosas que puedan comprometer nuestra privacidad.

Descargar aplicaciones de desarrolladores destacados

Aunque descarguemos aplicaciones desde fuentes oficiales la seguridad nunca será del 100% ya que es posible que alguna aplicación maliciosa se salte los filtros de la tienda y pueda distribuirse a los usuarios hasta que sea reportada. Si queremos evitar que esto ocurra debemos leer siempre los comentarios de los usuarios que ya las han descargado y buscar, a ser posible, la marca de “desarrollador destacado” que brinda una confianza adicional a la aplicación.

Comprobar los permisos de las aplicaciones

Un aspecto muy importante, y que por desgracia pocos usuarios llevan a cabo es la lectura de los permisos. Para poder acceder a los diferentes apartados personales del dispositivo las aplicaciones deben solicitar “permisos” que debemos aceptar antes de instalar en el smartphone.

Si una aplicación, por ejemplo un juego, pide acceder al historial de llamadas y a los sms, sin duda debemos sospechar de ello. Igualmente debemos vigilar los permisos “de pago” que pueden hacer que nuestra tarifa telefónica aumente considerablemente, por ejemplo, permiso para realizar llamadas o enviar SMS.

Soluciones antivirus

Si cumplimos con todo lo anterior lo más probable es que no seamos víctimas de ninguna aplicación maliciosa. De todas formas existen aplicaciones antivirus, similares a las de un ordenador convencional, que nos ayudarán a mantener la seguridad del dispositivo lo más elevada posible analizando todas las aplicaciones que se instalan y se actualizan buscando posibles vulnerabilidades o código malicioso en ellas que pueda comprometer nuestra seguridad.

Comentarios

Sin comentarios

Análisis a fondo