El Qualcomm Snapdragon 808 vuelve a demostrar su solvencia frente al Snapdragon 810

Escrito por
LG

Hace tan solo dos días, LG presentó en un evento simultáneo en varias ciudades alrededor del globo el que será su buque insignia para 2015, el LG G4. Como se venía rumoreando semanas atrás, el procesador elegido por los surcoreanos era sorprendentemente el Qualcomm Snapdragon 808, sobre el papel inferior al Snapdragon 810 que montan el HTC One M9 e incluso el LG G Flex 2 presentado a principios de año. Lo que un principio se interpretó como una decisión cuestionable cuanto menos, está dando con el paso del tiempo y los resultados en test de rendimiento, la razón al fabricante.

¿Por qué el Snapdragon 808? Es la pregunta del millón que se hace todo el mundo. Por qué después de utilizar el Snapdragon con el LG G Flex 2, la compañía decide dar “un paso atrás” y montar un modelo de procesador de menor rango. La respuesta es clara: LG ha trabajado junto a Qualcomm desde las primeras etapas de desarrollo del Snapdragon 808 y por tanto, creen que es la mejor solución, la que puede ofrecer una mejor integración entre software y hardware ya que lo conocen al milímetro.

Snapdragon-808-810

El Snapdragon 808 del LG G4 cuenta con seis núcleos que trabajan a 1,8 GHz mientras que el Snapdragon 810 dispone de ocho núcleos a 2 GHz. Es decir, las características del segundo son mejores en la teoría, pero ¿qué ocurre en la práctica? Con la llegada de los primeros resultados del terminal en los test de rendimiento estamos descubriendo los motivos que llevaron a LG a tomar esta decisión que como ya ha ocurrido en otras ocasiones, parece nuevamente acertada.

El equilibrio, clave

El siguiente gráfico muestra una comparativa de los resultados del LG G4, LG G Flex 2 y Samsung Galaxy S6 en Geekbench 3 que ejecuta un test 15 minutos de duración que pone a prueba el rendimiento de los procesadores a diferentes temperaturas. Como veis, el Exynos 7420 del Galaxy S6 se sitúa un paso por delante pero Snapdragon 808 y Snapdragon 810 se sitúan muy a la par. De cerca observamos que en frío, el Snapdragon 810 desarrolla un rendimiento superior pero este cae en picado conforme aumenta la temperatura, mientras que el Snapdragon 808 se mantiene mucho más estable, por lo que su respuesta a la hora de jugar o ejecutar herramientas potentes, será mejor pasados pocos minutos desde que empecemos a usarlos.

Qualcomm-Snapdragon-808-Geekbench-3

Esto no hace sino confirmar que el Snapdragon 808 de la mano del LG G4 forman un equipo bastante solvente, tal y como se demostraba en los test que os enseñamos ayer en los que superaban en varias pruebas al HTC One M9 con el Snapdragon 810.

Vía: AndroidAyuda

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios