Surface 3 vs Surface Pro 3: comparativa en vídeo

Escrito por
Comparativas

Ya os trajimos una detallada comparativa de especificaciones técnicas entre la nueva Surface 3 y su “hermana mayor”, la Surface Pro 3, cuando la primera se presentó de forma oficial a principios del mes de abril, para repasar todas las características que las distinguen y ayudaros a decidir cuál de las dos es la que más se puede adaptar a lo que buscáis, valorando sobre todo lo que conseguimos a cambio de la inversión extra que supone hacerse con el modelo superior y si nos merece o no la pena. Como hemos dicho muchas veces, no obstante, las cifras no son siempre nos permiten hacernos una idea de las diferencias que vamos a encontrarnos entre dos dispositivos en nuestra experiencia de uso real con ellos, sobre todo en algunos apartados en los que las imágenes son especialmente útiles. Para complementar aquel primer análisis, por tanto, os traemos ahora una comparativa en vídeo que esperamos os pueda servir para terminar de decidir cuál de los dos modelos de la gama Surface de Microsoft es el que más os puede interesar.

Diseño y dimensiones

Aunque al pensar en estas dos tabletas la primera diferencia que normalmente se nos venga a la mente es la de potencia, no hay que pasar por alto que, a pesar de todas las esperables similitudes, hay unos cuantos puntos en los que su diseño difiere de forma significativa. El más evidente, por supuesto, es el tamaño: la pantalla de la Surface Pro 3 es más de una pulgada más grande, lo que lógicamente hace que sus dimensiones sean mayores, pero sobre todo hay que tener presente que si bien es cierto que no es mucho más gruesa, sí que es bastante más pesada (con una diferencia de cerca de 200 gramos). El tamaño repercute, además, como podemos ver en el vídeo, en el teclado, que en la Surface 3  es algo más pequeño y, por tanto menos cómodo (aunque cuanto menos cómodo depende, evidentemente, del tamaño de nuestras mano) que en la Surface Pro 3.

Surface 3 vs Surface Pro 3

Incluso dejando al margen el tamaño, merece la pena tener en cuenta algunas otras diferencias, como las que existente entre los puertos que nos ofrecen una y otra tablet (la Surface 3 tiene un puerto micro-USB extra, por ejemplo, que, como veíamos en el vídeo que os traíamos ayer para explotar al máximo su potencial, nos puede dar mucho juego) pero, especialmente, en el funcionamiento del soporte: la pestaña trasera que nos sirve de apoyo y que es una señal de identidad de la gama desde sus inicios, nos ofrece en la Surface 3 tres puntos de apoyo, lo que supone un rango bastante amplío de posiciones; la de la Surface Pro 3, en cambio, no tiene posiciones específicas sino que gira de forma continua, desde un punto en el que la tableta queda prácticamente tumbada a otro en el que queda prácticamente en vertical, y podemos escoger con total libertad cuál queremos utilizar.

Pantalla y cámaras

Lo primero que hay que señalar, por supuesto, es la mencionada diferencia de tamaño entre ambas pantallas, aunque lo cierto es que las dos son bastante grandes y no parece probable que la Surface 3 se nos quede corta en este sentido. Hay otra diferencia importante entre ambas pantallas, no obstante, que es la de resolución: el modelo más asequible cuenta con una pantalla con 1920 x 1280 píxeles, mientras que el del modelo superior es de 2160 x 1440 píxeles. Si tenemos en cuenta la diferencia de tamaño, eso sí, nos quedamos con una densidad de píxeles prácticamente idéntica y, de hecho, como podéis comprobar en el vídeo, no se observa una diferencia de calidad de imagen importante entre ambas, lo cual, teniendo en cuenta los elogios que hicieron en DisplayMate de la pantalla de la Surface Pro 3, son muy buenas noticias para su “hermana menor”.

Surface 3 Surface Pro 3 pantalla

Como siempre decimos, la cámara no es uno de los apartados que más nos interesarán a la mayoría en una tableta, pero siempre hay usuarios para los que pueden ser relevantes y, en cualquier caso, nunca está de más tener una idea de lo que podemos esperar en caso de que un día necesitemos echar mano de ellas. El vídeo nos da una mejor muestra de la cámara frontal, lo cual es lógico si pensamos que , después de todo, es la que probablemente más usemos en una tableta, para las vídeollamadas, pero también tenemos ocasión de echar un vistazo a una fotografía realizada con la cámara trasera.

Rendimiento y fluidez

Pasamos al apartado en el que nos deberíamos encontrar las diferencias más importantes entre una y otra tableta, porque desde luego es donde las especificaciones técnicas difieren más: mientras que en la Surface 3 tenemos un procesador Intel Atom Cherry Trail x7-Z8700 al que acompañan 2 o 4 GB de memoria RAM, en la Surface Pro 3 podemos elegir entre un Intel Core i5 o i7 y hasta 8 GB de memoria RAM. Por supuesto, cuando busquemos correr aplicaciones más exigentes puede haber momentos en que el modelo inferior no esté a la altura, con el superior tenemos prácticamente asegurada la misma experiencia de uso que en un PC. Por supuesto, si vamos a limitar nuestro uso de la tableta a las tareas más cotidianas (navegar, office, etc.), no vamos a notar prácticamente la diferencia. En cualquier caso, para hacernos una idea del nivel que podemos esperar de cada una de ellas, hemos añadido, tras la comparativa en vídeo en sí, dos vídeos más en lo que asistimos a una extensa prueba con juegos realizada con cada una de ellas.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 18 Jun, 15 19:39

    Habra que esperar a la Surface Pro 4, espero que venga con algo novedoso en Hardware para justificar su precio, sino habrá que pensarlo.

    0