Phablets y 2 en 1: ¿los formatos triunfantes?

Escrito por
Phablet

Las tablets son un tipo de dispositivos que quedan a medio camino entre otros (smartphones, PCs) y sin duda a lo largo de los años hemos visto cómo los fabricantes han ido explorando con fórmulas muy diversas, con distintos tamaños y características y, lógicamente, no todos han tenido el mismo éxito. ¿Podría decirse que finalmente han sido los phablets y los 2 en 1 los que finalmente han triunfado?

El rotundo éxito de los phablets

En el caso de los phablets es difícil negar su éxito: cuando se acuñó el concepto con los primeros Galaxy Note se aplicaba a smartphones con pantallas de 5 pulgadas o más, no mucho tiempo después hubo que restringirlo para los que superaban las 5.5 pulgadas porque prácticamente todos los buque insignia habían alcanzado ya ese límite, y ya incluso el Galaxy S8 (el estándar, no el plus) llegaba este año con una pantalla de cerca de 6 pulgadas. Y no es sólo que haya más modelos, sino que realmente se venden más, con cifras de ventas que no dejan de aumentar.

s8 plus

De hecho, hubo un momento en el que parecía que las pantallas de los smartphones iban a dejar de crecer al fin y parecía que los fabricantes estaban dando un poco marchas atrás y empezaba a ser raro de nuevo encontrar phablets que llegaran o pasaran de las 6 pulgadas. Sin embargo, la tendencia en auge de reducir marcos, y no sólo en los laterales sino también por arriba y abajo, eliminando por ejemplo los lectores de huella frontales (como esperamos que pase incluso en el iPhone 8) parecen haber abierto la puerta de nuevo a las pantallas más grandes.

Las principales víctimas de su éxito no han sido sólo los smartphones convencionales de 5 pulgadas, que aún siguen teniendo su hueco, sobre todo en la gama media y básica, sino las tablets compactas (el casi seguro final del iPad mini es probablemente el mejor ejemplo), pero es cierto que estas todavía tienen también un espacio que es difícil que lleguen a perder, ya que son la mejor opción para tablets para niños, una opción económica si no las utilizamos demasiado y su tamaño es también muy adecuado para tablets para jugar. Y después de todo, contar con un par de pulgadas se agradece mucho en determinadas actividades porque es una diferencia que aún se siente, igual que se siente la que existe entre los smartphones de 4 y los de 6 pulgadas.

El auge de los 2 en 1

En el caso de los 2 en 1, los híbridos y tablets profesionales en general, es cierto que la victoria es menos evidente, sobre todo mirando cifras de ventas y cuota de mercado: Windows, que es el sistema operativo por excelencia de este tipo de dispositivos, está creciendo pero está aún lejos de iOS y Android, y el grueso de los catálogos de tablets de los fabricantes que más éxito están teniendo en los últimos tiempos lo componen tablets convencionales. Desde este punto de vista, difícilmente podemos decir que sean el formato triunfante.

cómo cuidar una tablet

Sin embargo, es un caso similar al de los phablets, al menos en lo que se refiere a que la mejor muestra de su éxito nos la da el hecho de que estén inspirándose en ellos los dispositivos convencionales más populares, que es exactamente lo que está sucediendo ahora mismo en la gama alta, tanto con iOS como con Android. No sería apropiado considerar ni al iPad Pro 10.5, ni a la Galaxy Tab S3, ni a la Pixel C, por mencionar las tablets más destacadas, como 2 en 1 o tablets profesionales en el sentido más estricto, pero está claro que están aprendiendo mucho de ellas.

Aún son maś pequeñas que los híbridos Windows más caros, por ejemplo, pero la Pixel C ya llegó con una pantalla un poco más grande lo habitual, la del nuevo iPad Pro 10.5 también lo es y no nos sorprendería que lo fuera la de la futura Galaxy Tab S4. Los accesorios, con especial protagonismo para stylus y teclados, por otra parte son cada vez más importantes y aparecen acompañándolas en la gran mayoría de las imágenes promocionales. Y en software está claro que tanto Apple como Google están especialmente centrados en potenciar la productividad, como prueba iOS 11 y como ya se ha anunciado expresamente desde la compañía del buscador. Todas estas características les aproximan cada vez más a los 2 en 1 de forma evidente.

El éxito de las fórmulas híbridas y cómo elegimos nuestros dispositivos

Está claro, en conjunto, que las que han salido ganando con el paso del tiempo son las fórmulas híbridas, lo que resulta algo contra-intuitivo quizá, porque son formatos que empezaron siendo un poco los bichos raros del mercado, dispositivos que parecían diseñados para públicos minoritarios y que difícilmente podrían salir de nichos de usuarios muy concretos. La primera conclusión que cabe sacar de ello es que la experimentación con fórmulas inusuales muchas veces no nos lleva muy lejos, pero realmente nos hace mucha falta.

iOS 10 mas fluido

Los dos formatos reflejan, además, que cada vez dependemos y confiamos más en nuestros dispositivos móviles, smartphones o tablets, y que queremos ser capaces de poder hacer más con ellos. Y no sólo, sino que otra conclusión inevitable es que los que triunfan son los dispositivos más versátiles, porque no queremos tener uno para cada cosa, el mejor para cada actividad, sino que estamos dispuestos a hacer algunos sacrificios con tal de contar de poder confiar en uno sólo para un rango más amplio de actividades.

Otra lección bastante evidente pero que no deja de ser interesante es que parece que la mayoría no pensamos en comprar un dispositivo de forma aislada, sino que todo apunta a que tendemos a pensar en ellos en conjunto y como combinaciones (comprarse un phablet y prescindir de una tablet o comprarse un 2 en 1 y olvidarse de portátiles…), que es algo bastante lógico, después de todo, y un factor decisivo por lo que estamos viendo en cómo está evolucionando el sector. Veremos como lo hace en el futuro. ¿Qué esperáis vosotros?

Compártelo. ¡Gracias!