La Galaxy Tab S3 frente al iPad 2018 y al iPad Pro 10.5: ¿el justo punto medio?

Escrito por
Comparativas

Como sin duda ya sabréis el iPad 2018 ha llegado con una noticia particularmente buena que es que ha bajado de precio hasta los 350 euros. El resultado, no obstante, es que entre él y el iPad Pro 10.5 se abre una brecha que llega ya a casi 400 euros, sin nada enmedio. Nada en el catálogo de Apple, claro, porque ahí es justo donde se encuentra ahora la Galaxy Tab S3.

El salto entre el iPad 2018 y el iPad Pro 10.5

Como veíamos ayer en nuestra comparativa con los modelos del iPad, hacernos con el iPad Pro 10.5 nos va a costar más del doble que comprar el nuevo iPad 2018, pero hay bastantes diferencias para justificarlo incluso aunque el otro haya ganado el soporte para el Apple Pencil: no sólo llega con 64 GB de almacenamiento, sino que también tiene un diseño más estilizado, una pantalla más grande, laminada y con una espectacular tasa de refresco de 120 Hz, mejor audio, cámaras propias de un smartphone, un procesador más potente, más memoria RAM, más accesorios…

mejores tablets de 10 pulgadas de 2017

Lo que llama la atención realmente, no es que el iPad Pro 10.5 cueste tanto más como cuesta, sino que no tengamos ninguna opción intermedia, porque, después de todo, justificada o no, una inversión de más de 700 euros para una tablet es algo que no todos pueden o quieren hacer. Sí, es cierto que está el iPad mini 4, pero ya hemos comentado que casi cuesta entender por qué Apple lo mantiene en catálogo y, en todo caso, es una opción que no les valdrá a la mayoría que busca una tablet de 10 pulgadas.

Los puntos fuertes y débiles del iPad 2018

Es cierto que muchos no van a necesitar nada más que lo que ofrece el iPad 2018. No hemos tenido ocasión de probarla aún, pero sí probamos el iPad 9.7 lanzado el año pasado al que casi replica e incluso a pesar de ser sensiblemente más cara, nos pareció que era ya una tablet con una gran relación calidad/precio, con buen diseño, muy buen rendimiento y autonomía y con iOS 11 con una experiencia de uso aún mejor. A esto hay que sumarle el soporte para el Apple Pencil y aún más potencia.

Es cierto, no obstante, que hay algunos apartados en los que saca buena nota, pero no brilla especialmente y nos referimos sobre todo al apartado multimedia. Apple presumía de los altos niveles de brillo que había conseguido, pero fue a costa de no estar laminado y hay otros apartados en los que no sale tan bien parada, en cualquier caso. El audio es de calidad, pero tampoco está al nivel de los mejores. Las cámaras son más que correctas para una tablet, pero cortas para alguien que realmente quiera sacarles provecho.

La Galaxy Tab S3 frente al iPad 2018

Pues bien, todos esos puntos en los que el iPad 2018 se queda un poco corto, son precisamente los más fuertes de la Galaxy Tab S3, que tiene la mejor pantalla en una tablet todavía, un excelente audio gracias a los cuatro altavoces estéreo Harman Kardon y cámaras que, no son aún las de un smartphone, pero están por encima de las que podemos encontrar en una tablet. En rendimiento y diseño tiene poco que envidiarle y cuenta también con soporte para el S Pen y Samsung lleva mucho tiempo trabajando en el software para sacarle partido.

Galaxy Tab S3 gaming test

La cuestión es que cuando se lanzó el iPad 9.7 era difícil considerar a la Galaxy Tab S3 una alternativa, dado que costaba casi 300 euros más. Como hemos venido comentando últimamente, sin embargo, hay que notar que ahora se puede encontrar en Amazon hasta por menos de 550 euros, lo que recorta bastante la diferencia con la tablet de Apple, incluso aunque esta también ha bajado de precio. No hay que olvidar que llega con el S Pen incluido, además (sumárselo al iPad 2018 lo pone en 450 euros).

La Galaxy Tab S3 frente al iPad Pro 10.5

Y llegamos así a otra cuestión que sí que hemos discutido más últimamente, pensando en cuál es la mejor tablet de 10 pulgadas que podemos comprar ahora: la evolución del duelo entre el iPad Pro 10.5 y la Galaxy Tab S3. Es cierto que el primero sigue llevando una ventaja notable en algunos apartados y si no tenemos límite de presupuesto merece la pena tenerlo en cuenta, pero también es difícil perder de vista que podemos hacernos con la segunda por unos 200 euros menos.

Por supuesto, los fans de iOS probablemente tendrán reparos a apostar por una tablet Android, y si somos de los que realmente trabajan con nuestro iPad (y dependiendo del tipo de apps que usemos habitualmente) es posible que echemos de menos más potencia, pero para los muchos usuarios que, incluso con las tablets de gama alta, lo que buscan es sobre todo un buen dispositivo multimedia, merece la pena tener en cuenta que podemos dar un salto de calidad importante en este sentido con la Galaxy Tab S3, sin necesidad de llegar a los precios del iPad Pro 10.5. Es una cuestión de valorar qué necesitamos y cuánto queremos o podemos pagar.

Compártelo. ¡Gracias!